top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Alberto Cáceda / Impacto de la IA en Perú (3 de 3)

Creación de nuevos puestos relacionados con la inteligencia artificial (IA)

Como en toda ola de cambio como lo llama Alvin Toffler se pierden puestos de trabajo pero hasta la fecha cada ola ha creado más puestos.

Por citar algunos puestos de trabajo asociados directamente a la IA podemos mencionar:

• Diseñador de personalidad de IA.

• Guionista de personalidad de IA.

• Garante ético de IA.

• Supervisor de rendimiento de IA.

• Entrenador de IA.

• Desarrollador de IA.

• Científico de datos.

• Ingeniero de machine learning.

• Especialista en chatbot y asistentes virtuales.

• Analista de datos.

• Ingeniero de automatización de procesos robóticos (RPA).

• Investigador en IA y aprendizaje automático.

• Especialista en seguridad y ética de IA.

• Arquitecto de sistemas de IA.

• Director de análisis.

• Científico principal.

• Ingeniero en aprendizaje de máquinas.

• Redactor de contenido automatizado.

• Traductor especializado en IA.

• Analista de datos en IA.

• Supervisor de rendimiento de IA.

• Entrenador de IA.

Sin mencionar los puestos que se crearán en las universidades como son investigadores, docentes, entrenadores, facilitadores, mentores y técnicos.

También el gobierno debe crear áreas para la generación de políticas públicas, supervisión y control, participación ciudadana y servicios para la correcta promoción y regulación.


Ley que promueve la IA en Perú

En Perú, se ha aprobado la Ley 2775/2022 con el propósito de promover el uso responsable, transparente y ético de la inteligencia artificial (IA) en el país. Esta ley, respaldada por 104 votos a favor y ninguno en contra en el Congreso, busca salvaguardar los derechos humanos en el contexto de la IA. El congresista José Cueto Aservi, autor de esta norma, considera que marca el inicio del marco legal para el tratamiento de la IA en Perú y ha proporcionado recomendaciones para su desarrollo y uso adecuado. El desarrollo y supervisión de la IA, así como de otras tecnologías emergentes, recaerá en la Secretaría de Gobierno y de Transformación Digital, perteneciente a la Presidencia del Consejo de Ministros.


Previamente a la aprobación de la ley, la Secretaría de Gobierno y Transformación Digital ya estaba trabajando en la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA). Esta estrategia continuará implementándose y la Secretaría ahora estará obligada a rendir informes al Congreso sobre los avances en la implementación de las políticas públicas relacionadas con la transformación digital y la ENIA.


La ley declara como de interés nacional el impulso del desarrollo y uso de la IA en diversos sectores, como servicios públicos, educación, salud, justicia, seguridad ciudadana, economía y programas sociales. Sin embargo, se advierte sobre los riesgos de utilizar la IA en algunos sectores, ya que existe la posibilidad de que reproduzca sesgos y discrimine a ciertos grupos de la población. Por lo tanto, se enfatiza la importancia de una supervisión adecuada, un enfoque ético y la intervención humana para mitigar estos riesgos.


Visión a futuro

Para ser objetivos y no ser guiados solo por el entusiasmo, veamos los riesgos y oportunidades, centrémonos en aprovechar las oportunidades que ofrece en diversos sectores y mejorar la calidad de vida de las personas. Pero también se deben abordar los desafíos relacionados con el uso responsable, la ética, la responsabilidad, la privacidad y la protección de datos para mitigar las posibles amenazas y garantizar un desarrollo seguro y beneficioso de la IA.


La inteligencia artificial (IA) ofrece una serie de oportunidades en diversos sectores, como atención médica, transporte, educación, energía, agricultura, moda y turismo. Puede mejorar la calidad de vida al brindar productos y servicios personalizados, así como facilitar el acceso a información y educación. Además, la IA puede impulsar el desarrollo económico al generar nuevos productos y servicios, proporcionando oportunidades empresariales y creando empleo. En cuanto a los servicios públicos, la IA puede reducir costos y mejorar la eficiencia en áreas como transporte, educación y energía. Además, la IA puede fortalecer la democracia al proporcionar herramientas para el análisis de datos, prevenir la desinformación, garantizar el acceso a información de calidad y promover la transparencia en la toma de decisiones.


Pero tengamos muy en cuenta que el uso inadecuado y excesivo de la inteligencia artificial (IA) presenta amenazas y desafíos significativos. La infrautilización de la IA puede llevar a una ejecución deficiente de programas, pérdida de competitividad y estancamiento económico, mientras que la sobreutilización puede resultar en la aplicación inútil de la IA o su uso en tareas inadecuadas. Además, la determinación de la responsabilidad por los daños causados por dispositivos o servicios operados por IA plantea problemas éticos y de responsabilidad. La IA también plantea desafíos en términos de privacidad y protección de datos, ya que el uso masivo de datos requiere garantizar la protección de la información personal y los derechos de privacidad de las personas.


Los invitamos a reflexionar y comentar sobre este importante tema para hacer propuestas pertinentes. Es fundamental participar activamente en el proceso de transformación, no solo en el ámbito de la IA, sino también en el uso de otras tecnologías como el Blockchain, el internet de las cosas, la nube, big data, entre otras. Debemos adoptar una postura proactiva para aprovechar las ventajas de estas tecnologías en beneficio de nuestras comunidades. Ahora es el momento de comprometernos y dar el gran salto que todos esperamos. Juntos podemos contribuir al desarrollo y progreso de nuestro país.


9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page