top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Alejandro Narváez / ¿Bancarrota o condonación de deudas? (3 de 5)


¿Qué es mejor, la bancarrota de familias o condonar deudas financieras?



Para los bancos peruanos no hay crisis

A junio de 2020 sólo los cuatro bancos más grandes de los 15 que hay en el país, acumularon unas ganancias netas de 1,809 millones de soles. (Véase los estados financieros presentados a la BVL). Los ingresos por intereses cobrados cifraron en 10,436 millones, en cambio los gastos por intereses pagados al público ahorrista llego apenas a 2,707 millones (25% de los ingresos ordinarios). Por otra parte, se han dotado de unas provisiones para créditos directos de 3,891 millones (provisiones que van en detrimento de las utilidades y menos impuesto a la renta). El patrimonio neto acumulado de los cuatro bancos ascendió a 43,692 millones de soles al 30 de junio de este año.


De acuerdo a la información publicada por la SBS al 31 de mayo de 2020, la situación económica y financiera de las entidades del sistema son muy buenas a dos meses y medio de cuarentena en el país. Veamos otros indicadores de los 4 mayores bancos individualmente. En el BCP la tasa de morosidad (deudas atrasadas en MN) llegó apenas a 3.02%, los créditos refinanciados y restructurados representaban sólo el 0.88%. Así mismo, se ha dotado de unas provisiones superiores al total de las deudas atrasados (151.46%). La solvencia financiera (ratio de capital global) fue de 14.52% y su ROE cifró en 15.12%.


En el caso del BBVA, el segundo mayor banco por cifra de negocios (ingresos) y utilidades, los créditos atrasados en MN (morosidad) alcanzaron 3.19%, las deudas refinanciadas y restructuradas 2.15%, las provisiones para créditos atrasados 159.67%. En cuanto a su capacidad de pago o solvencia su cifra es 14.04% y su ROE registró 15.29%.


El Scotiabank que le pisa los talones al BBVA, tiene una tasa de morosidad en MN 4.20%, los créditos refinanciados y restructurados 1.10%, las provisiones para créditos atrasados 128.56%, solvencia financiera 14.04% y su ROE 13.14%. Por su parte, Interbank el banco líder en rentabilidad, tiene la morosidad más baja que las anteriores (2.43%), los créditos refinanciados y restructurados representa apenas 0.67%, sus provisiones para créditos directos duplica su deuda atrasada de 217.66%. Tiene una solvencia financiera de 14.95% y un ROE notable de 16.75%.


Claramente, a la luz de estas cifras en los cinco primeros meses de 2020, la crisis del coronavirus no ha tenido mayor impacto en el negocio de las entidades financieras. El leve descenso del ROE con respecto al año 2019, se explica por el fuerte incremento de las provisiones por riesgo de crédito directo que se han dotado estas empresas, por ejemplo, incluido para los préstamos otorgados en el marco de los programas Reactiva Perú y FAE – Mype (provisiones flexibilizadas por la SBS).


En resumidas cuentas, el sistema financiero peruano, se mire por donde se mire, sigue muy robusto, al menos de momento. Sin embargo, la perspectiva futura de rentabilidad de estas entidades (bancarias y no bancarias) pueden verse alteradas si se rompe la cadena de pagos desde el lado de los prestatarios (personas naturales o jurídicas) y se produce una masiva quiebra de hogares y empresas.



Las fuentes de ganancias de los bancos

Las entidades financieras están presentes en nuestra vida de una manera bastante cotidiana. No obstante, parece que no muchos entienden cuál es el real negocio de los bancos, para qué fueron creados, cómo es que pueden alcanzar los elevados niveles de ganancias que exhiben cada año. No sólo eso, sino, además, cuán importantes son para la economía. Los bancos nos brindan una serie de servicios sin los cuales la vida sería un poco menos llevadera. Por otro lado, la percepción social que se tiene de la banca peruana ha cambiado, observándose un deterioro reputacional creciente, principalmente, después de la crisis financiera del 2008. Se han vivido varias crisis financieras, quiebras de bancos, etc. Por ello, tenemos el derecho y la responsabilidad de exigir no sólo seguridad para nuestros ahorros, sino también el justo precio a nuestro dinero y la transparencia de su uso, incluso más allá de las propias prácticas del banco, como, por ejemplo: ¿A qué actividades se dedican los clientes a quiénes financian con nuestros ahorros o depósitos?


El principal negocio de las entidades financieras sigue siendo captar fondos de familias y empresas con superávit y colocar o prestar dichos fondos a los agentes económicos con déficit (familias, empresas y gobiernos). Es lo que se conoce como actividad de intermediación financiera indirecta. Junto a este giro principal, también tienen una amplia gama de actividades complementarias orientadas a brindar un servicio integral al cliente, con financiamientos de corto, mediano y largo plazo, para ejecutar inversiones y/o atender necesidades de capital de trabajo, así como otorgar servicios colaterales de fianzas, cartas de crédito de importación, cobranzas, pagos de remuneraciones, de impuestos, a proveedores, entre otros.


Entre los productos que ofrecen las entidades financieras a personas naturales para captar fondos están las cuentas de ahorro, depósitos a plazo, depósitos CTS, certificados bancarios, etc. Según Apoyo & Asociados – Fitch Rating (abril 2020) los depósitos del público a la vista, plazo y ahorros, son las principales fuentes de financiamiento o fondeo de estas empresas y financian el 63.3% del total de sus activos al cierre de diciembre 2019. Otras fuentes de fondeo que usan son las deudas, aportes de capital y reservas. Por otro lado, están las distintas modalidades de colocación, es decir, los financiamientos que otorgan, tales como: los préstamos (personales, hipotecarios, vehiculares y otros) que generan los intereses, comisiones y gastos adicionales (TCEA), créditos, descuentos, cuentas corrientes, entre otros.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page