top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Alejandro Narváez / ¿Peligra la hegemonía del dólar? (3 de 3)


¿Peligra la hegemonía del dólar tras la guerra Rusia - Ucrania?


¿Hay alternativas al dólar?

El oro es una buena opción. De hecho, el presidente ruso, en parte hizo eso, es decir, aumentar sus reservas en oro, llegando a ser el segundo activo monetario más grande del banco ruso. A finales de 2020, los rusos tenían más oro que dólares, porque, imagino, que el gobierno ruso temía que en algún momento llegarían a darse tales sanciones en caso de un conflicto militar.


Si no quieres estar tan expuesto al dólar o al euro por el riesgo de que te expropien, el oro que no es el pasivo de nadie más, no es la deuda de ningún gobierno, puede ser una buena opción y a partir de ahora lo será con mayor razón, porque el riesgo de que los gobiernos de occidente te expropien tus reservas en divisas, no es un riesgo hipotético, es un riesgo que se ha materializado, es una realidad.


Ahora bien, mantener reservas en oro tampoco es la panacea, porque no todos los bancos centrales extranjeros aceptan el oro como medio de pago, por tanto, si quieres pagar en otros países, no es sencillo convertir el oro en divisa extranjera. Además, en un sistema financiero internacional muy digitalizado tener oro físico, acarrea costos de transacción adicionales a la hora de intercambiar.


Materias primas como activos refugio

Desde la invasión de Rusia a Ucrania, se ha visto que el nivel de precios de las materias primas ha removido todos los mercados. El petróleo, el gas, el trigo, el carbón, han aumentado su valor, alcanzado niveles históricos. Por lo tanto, se han puesto en la mira de los inversionistas, como activos refugio contra la inflación y los vaivenes del mercado. Estos activos o commoditties son garantías, y las garantías son dinero. Esta crisis tiene que ver con el creciente atractivo del dinero externo sobre el dinero interno fiduciario emitido por los bancos centrales.


Bretton Woods III y el Bitcoin

Según Pozsar, estamos presenciando el nacimiento de un nuevo sistema monetario internacional. Hemos pasado de la era de Bretton Woods I (1945) con el dólar respaldado por lingotes de oro a Bretton Woods II (1971) periodo del dinero fíat basado en la confianza otorgada por los agentes económicos. Y ahora el mundo pasó a Bretton Woods III, una etapa respaldada por dinero externo (lingotes de oro junto a otras materias primas estratégicas y quizás el Bitcoin). Bretton Woods II se construyó con dinero interno y sus cimientos se derrumbaron hace una semana cuando el G7 congeló las reservas de divisas de Rusia, añade el financiero de Credit Suisse.


En esta nueva era del dinero, el Bitcoin (BTC), la criptomoneda con mayor capitalización de mercado, podría ser una alternativa al dólar y tener un papel importante. La guerra y la crisis económica podrían jugar a su favor. Sin embargo, el BTC, al menos de momento, no es universalmente aceptado, por tanto, tener muchas reservas exteriores en BTC puede no ser recomendable.


Finalmente, que el yuan digital chino, ascienda a la categoría de divisa de reserva global, tampoco es sencillo. No olvidemos, que china tiene fuertes controles al movimiento de capitales, es decir, que China ya peca en parte del pecado que está cometiendo occidente al congelar los dólares y los euros de propiedad de los rusos. Es un pecado, en caso de china estructural, por tanto, mientras no haya un flujo libre de capitales, mantener reservas en yuanes será una opción poco atractiva.


A modo de conclusión

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, ha mostrado en parte, la esencia del sistema monetario internacional, basado en dinero fiat o dinero por decreto. A partir de ahora, ha quedado claro a todo el mundo, que el dólar y el euro no son monedas neutrales, son monedas políticas, monedas que incluso, pueden usarse como arma de guerra. Por tanto, son monedas que van a perder atractivo fuera de los países que los emiten y animaran a los bancos centrales de otras naciones a diversificar sus reservas y alejarse del dólar. El severo castigo financiero a Rusia puede poner en jaque la hegemonía mundial del dólar.


Lo anterior, no significa, que inmediatamente vayan a perder su atractivo, o dejen de ser demandadas, sobre todo si no existe una alternativa mejor. Pero sí está claro, que los gobiernos de otros países, buscaran activamente opciones al dólar y al euro, porque la confianza que podía existir hasta el momento, se ha quebrado de manera irreparable. Finalmente, si la demanda global de dólares o de euros, se reduce significativamente, eso sólo traerá como consecuencia, más inflación.


(Publicado previamente el 10/3/22 en : www.alejandronarvaez.com)


Referencias:

El autor es Profesor Principal de Economía Financiera en la UNMSM


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page