top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Alejandro Narváez / Record de ganancias de bancos (2 de 2)


El Banco de Crédito gana 12 millones cada día

La utilidad neta diaria del banco se disparó en el año 2022 hasta 12 millones 285 mil soles. Se trata del mayor resultado que haya registrado hasta ahora desde su creación. En el 2021 obtuvo unos “modestos” 8 millones 304 mil soles cada día. También exhibe una excelente índice o ratio de capital global (solvencia financiera - CET1 fully loaded, B-III) de 14.49%, muy por encima del mínimo legal que se ubica en torno a 8.5%. Tiene una tasa de morosidad de apenas 3.97%. Asimismo, alcanzó un EBITDA de 6 mil 843 millones de soles, que vendría ser un indicador de eficiencia y reducción de costos. Los resultados de las pruebas de estrés son muy buenos frente a situaciones macroeconómicas adversas.


El segundo banco más grande de Perú, el Continental, obtuvo una ganancia neta diaria de 5 millones 238 mil en el 2022 (2021: 4 millones 271 mil). Su índice de solvencia llegó a 13.94% (2021: 14.13%) con una tasa de morosidad de 4.02%, ligeramente superior que el 2021 que fue de 3.97% y tiene un EBITDA de 3 mil 260 millones de soles.


Las bondades de subida de tasas

A principios de 2022, se esperaba un cambio de la política monetaria, con subidas graduales de tasas de interés que acabasen con la era del dinero barato. Sin embargo, la presión de la inflación (considerado en un principio como coyuntural) ha trastocado los planes del Banco Central de Reserva (BCR): las respuestas han sido unas alzas agresivas del precio del dinero. Empero, a pesar de la abrupta subida de dichas tasas, la inflación siguió subiendo y la economía en retroceso, lo que técnicamente se conoce como estanflación. En eso estamos actualmente.


Los bancos no han trabajado más que nadie, ni han creado nada ingenioso. Los mayores ingresos se deben al aumento de la cantidad de dinero causada por la subida de tasas de interés. Han movido más dinero por hacer lo mismo que hacían siempre, pero esta vez con el añadido del aumento de tasas decretada por el BCR. Entre tanto, han subido los precios de los camisones al tiempo que ha disminuido la calidad de los servicios. Desde 2019 (antes de la pandemia) a junio de 2022, cerraron 319 oficinas bancarias a nivel nacional (Moodys, 2022), lo cual significó un recorte muy fuerte de puestos de trabajo.


Volvamos al corazón del asunto. Cualquier ciudadano de a pie, se preguntará ¿por qué estas ganancias desorbitadas de los bancos, cuando yo no puedo llegar a fin de mes? ¿Cómo los bancos pudieron multiplicar sus ganancias tras una pandemia y en medio de una economía deprimida? Aquí algunas razones: i) la abrupta subida de tasas dio lugar a las llamadas “ganancias caídas del cielo”, y ii) el elevado margen financiero que tradicionalmente ha sido la principal vía del negocio de la banca, es decir, la diferencia entre lo que pagan por los ahorros que captan (tasa pasiva) y lo que ingresan por el dinero que prestan (tasa activa).


Apuntes finales

La palanca de los extraordinarios resultados de la banca peruana ha sido en parte, la subida de las tasas de interés durante 2022. Por otro lado, la brecha entre la tasa activa y la tasa pasiva, es históricamente abultada en el Perú. La política monetaria del BCR lo que ha hecho es ensanchar aún más dicha brecha en beneficio de las entidades financieras.


Poner en debate la necesidad del Código de Buenas Prácticas en la banca, no sólo para cuidar la “buena reputación”, sino y sobre todo orientado a sus clientes. Los bancos tienen que involucrarse con aquellos prestatarios con dificultades para hacer frente a sus obligaciones financieras, con medidas de apoyo concretas a las más vulnerables las cuales ayudarían a frenar la quiebra de familias y empresas.


Los excelentes resultados del sector confirman la oportunidad de que el congreso ponga en debate la necesidad de un impuesto extraordinario sobre “las ganancias caídas del cielo”, como dijo el presidente Biden un “tax the rich”. Tendría un carácter temporal y se aplicaría sobre el margen financiero un porcentaje, digamos del 5%. Esta medida ayudaría a financiar los problemas estructurales que tiene el país, como, por ejemplo, la educación y la salud. Es un clamor general al que todos debemos “arrimar el hombro”.



Referencias:

El autor es profesor Principal de Economía Financiera en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y director del Instituto Internacional de Economía & Empresa. Este artículo también puede leerse en: alejandronarvaez.com


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page