top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Alfonso Velásquez / Reto productivo y autoridades


Reto productivo y autoridades locales y regionales


Articular esfuerzos para potenciar la producción de cada región

La elección de nuevas autoridades municipales y regionales significa una gran oportunidad para aportar al crecimiento económico y social, de los que menos tienen en nuestro país. Más aún en las actuales circunstancias, en que las consecuencias negativas de la pandemia, aún permanecen entre nosotros. Y en una realidad, en la que el 26 % de los peruanos viven en pobreza y el 50.6%, se encuentra en un nivel de inseguridad alimentaria, según indica la FAO.


Adicionalmente, aún no tenemos claros los niveles de abastecimiento alimentario a lograrse el próximo año, pues diversos actores de la agricultura nacional han afirmado abiertamente que la falta de fertilizantes generará una escasez en los principales cultivos nacionales, como el arroz y la papa. Justamente, este difícil y retador entorno, debe ser el estímulo para que nuestros gobernadores y alcaldes, decidan adoptar políticas públicas que, en años recientes, han demostrado ser exitosas.


Para empezar, la demanda mundial de los productos alimenticios peruanos sigue en sostenido aumento. En la mayoría de los casos es mayor la demanda que la oferta. Es una importante ventana que se abre a la producción local y regional. Una circunstancia apropiada para que los gobiernos regionales convoquen al sector empresarial productivo de su territorio, coordinen con las empresas productoras y exportadoras, conozcan sus planes de producción y de expansión para seguir creciendo en el mercado.


Entonces, se debe articular esfuerzos para potenciar la producción de la región. Es conveniente que las fortalezas de la producción regional se contrasten con la demanda mundial para así, en un proceso sencillo y riguroso, definir los “Programas regionales de oferta productiva”, dirigidos al mercado local, regional, nacional y mundial. Como antecedente significativo, están los “Programas nacionales de Sierra Exportadora”, que orientaron la producción de las regiones del Perú, mirando al mercado global. Una muestra: el Perú es hoy el principal exportador mundial de arándanos.


Elegidos los programas nacionales y regionales, toca invitar a que el sector de la educación en la región promueva cambios significativos en un nuevo “currículo educativo regional”, incluyendo el conocimiento de los cultivos elegidos y enfatizando su aporte a la mejora de la productividad.


Es además perentorio, que este innovador currículo educativo aborde tres temas centrales para cimentar un enfoque moderno de la actividad productiva: la formación de articuladores de cadenas productivas, el proceso de generación de valor agregado y las estrategias de articulación a los mercados.


Sin duda, estamos hablando de “liderazgo territorial productivo”, un concepto clave para el desarrollo nacional, más aún en estas difíciles circunstancias nacionales. Es imperativo que lo ejerzan quienes han sido elegidos este 2 de octubre y quienes lo serán en la segunda vuelta electoral. Busquemos contribuir desde donde nos encontremos, a que lo hagan de la mejor manera y respondan al desafío planteado. Nuestro país se lo merece.


4 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page