top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

César Ferradas / El absentismo y ausentismo de los poderosos (*)


“Me-dejas-para-el-diario”, era el pedido de quien quedaba en casa para atender los gastos familiares de ese día. Frase que se convirtió, en nuestros días, en un “juntemos-para-el-diario” y vamos a “chambear”, dejando a los críos, que no estén en edad de trabajar, por su cuenta o, a cargo de una sub-empleada (tipo “punto” y a veces “contra-punto” portuario) del hogar.


¿Cómo podemos ayudar a afrontar la crisis –y la post crisis- a los más necesitados, incluyendo “los-mal-llamados extranjeros”? Ellos son un 70% u 80% de la población que viven en este desesperante día-a-día. Empecemos por el recuento, “grosso-modo”, de los gastos indispensables, que el INEI podría rápidamente ajustar, tendríamos que: entre Alquileres, Luz, Agua (por cilindros es más cara, impura y difícil de acarrear), Gas, Kerosene o Leña, Arbitrios (si los pueden pagar) o Predial (los afortunados), Pasajes (entre 4 y 6 “torturas” diarias) deben gastar entre 70 y 90% de sus ingresos (si los tienen), quedando -si les queda- un 30 a 10% para Alimentación, Salud y Colegios. Ya no hablemos de, Vestimenta que está modo “con-su-mismo” por varios años; y otras no-tan-menudencias como Teléfonos (por lo menos su “zapatófono” prepago (que, si no se usa el saldo, gana la casa y te los “pelan”), WIFI cooperativo (entre varios vecinos) y si “Taxeas” ahí la cosa es de “agárrate-catalina”: Soat, Combustibles, Peajes, Multas y “coimisiones”.


Para no hablar de quienes pueden tener sus ahorros bancarios (con retribución negativa) o cayeron en el engaño de la “Credit-Card” (ilusiónate ahora y llora después). No pondremos el costo de oportunidad de las horas perdidas en el tráfico infernal, ni el atentado a la salud por la polución y para que hablar de la delincuencia, que te “cuadra” hasta en la combi o el bus a la vista y paciencia de todos. Como decía Luis Felipe Angell, (Sofocleto): “sudadános” esforzados, con más de 4 millones de jubilados, esquilmados por los gobiernos de turno, a quienes no se les reintegran los fondos totales del FONAVI.


Pregunta, a la vista de estos egresos: ¿Puede el salario mínimo, con su bono más, alcanzar para llevar adelante una familia moderada de 2 hijos? Y no hablemos de quienes son prolíficos. Total, para los pobres, los hijos son su AFP (citando a E.A.R.P.) sustento para la vejez y mano de obra en su juventud.


Una propuesta sencilla pero efectiva como: a) la moratoria “REAL” de todos los gastos citados y SUBRAYADOS - con reducción del 50% durante la pandemia - aliviaría el presupuesto familiar; b) Sobre la Alimentación: Olvidarnos de repartir el dinero “corruptible” que obliga al quebrantamiento de la inamovilidad y entregar ordenadamente por el ejército, canastas de víveres a domicilio de los más necesitados; según lo propuso Baca Campodónico en Alerta Maximixe (07.04.2020) y c) Los créditos bancarios, incluyendo la tarjetita, deben tener moratoria completa con refinanciación a tasa cero de interés. (o nos cambiamos de Banco al “toquepala”).


El aplazamiento de pagos sugerido, reducidos en 50% durante la pandemia, deberán ser refinanciados seis meses después a tasas CERO de intereses. Capaz podríamos llamar a estas propuestas como la Salvación Inteligente a contramano de la Cesación Estúpidamente (Des)inteligente. El hambre ha derrocado muchos imperios en la historia.


(*) Disculpen la replana (nunca jerga), que pongo entre comillas y algunas mayúsculas para resaltar los rubros.

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page