top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

César Ferradas / Tanques o Machetes (1 de 2)


Propiciar el retorno a la “normalidad política peruana”, mediante el uso de la fuerza militar es tan apología a la violencia, como lo es el acudir a la insurrección armada. “Ambas dos”- mal decir, convertido en frase célebre de un connotado magistrado en corte- están recurriendo a instigar e incitar modos de actuar negados en una sociedad que se dice democrática.


Quienes ahora “añoran despertar con el ruido de los tanques en palacio”, deberían recordar que así fue defenestrado Don. Fernando Belaunde Terry, presidente constitucional de la república, en su primer mandato– con el pretexto real o fraguado- de la pérdida de la famosa página 11 del Acta de Talara, contrato del petróleo peruano entre el Estado y la International Petroleum Company (IPC), denunciado por el presidente de la Empresa Petrolera Fiscal (EPF), ingeniero Loret de Mola, a quien, a partir de entonces, Belaunde se refería a él como Loret de M. en franca y elegante ironía.


“Durante décadas (1889) esta compañía (IPC) y su antecesora británica se habían negado a pagar al Estado el monto real de los impuestos por explotación… En 1963 ganó las elecciones presidenciales el arquitecto Belaúnde Terry, una de cuyas promesas de su campaña electoral fue la solución del enojoso pleito de La Brea y Pariñas…En julio de 1968 el gobierno inició tratos con la IPC. El 13 de agosto del mismo año ambas partes firmaron el Acta de Talara por el cual todos los campos petroleros pasaban a poder de la Empresa Petrolera Fiscal (EPF) a cuenta de los adeudos de la IPC, pero esta conservaba la refinería de Talara, el sistema de distribución nacional del combustible y el condominio en las llamadas Concesiones Lima.” (1). Convenio que según los entendidos perjudicaba a la nación.


El golpe fue realizado por, lo que después se llamaría, el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, liderada por el tan discutido y poco entendido General de División en actividad, y jefe del Comando Conjunto, Juan Velasco Alvarado. Quien, en el 3 de octubre de 1968, tomo el poder asumiendo el cargo de Presidente de la Junta de Gobierno integrada por “Los comandantes generales del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea se constituyeron en Junta Revolucionaria y designaron al general Juan Velasco Alvarado como Presidente de la República” (2).


Después de casi 6 años, el entonces general Morales Bermúdez, Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de Guerra, quien tenía el encargo de invadir Chile y recuperar los territorios arrebatados en la Guerra del Pacifico de 1879, desobedeció las ordenes y encabezó un golpe de estado conocido como el Tacnazo, para hacerse del poder y desmantelar el proceso social; llamando, eufemísticamente, “Pronunciamiento Revolucionario de la Segunda Fase de la Revolución para eliminar los personalismos y las desviaciones del proceso de la revolución”.(2).


Durante esta fase, se suscitaron varios enfrentamientos de la clase obrera y campesina contra las medidas severas que instituyó el gobierno, así como persecución y desaparición de políticos nacionales y extranjeros en procaz contubernio con gobernantes militares de países vecinos. Finalmente se convocó a una Asamblea Constituyente, que fue presidida por el líder del aprismo Víctor Raúl Haya de la Torre, y que culminó en la proclamación de la Constitución del 79.



Referencias

(1) es.wikipedia.org/wiki/La_Brea_y_Pari%C3%B1as

(2) es.wikipedia.org/wiki/Juan_Velasco_Alvarado



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page