top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / El Modelo Económico : ¿Inocente o Culpable?


Un modelo expresa un conjunto de variables para determinar los indicadores a nivel macro de la marcha de la economía de un país en aspectos como la producción, distribución, cambio y consumo, entre otros. En el Perú, hace muchos años un sector político propone la necesidad de cambiar el modelo económico que nos rige desde la Constitución de 1993, e independiente a su origen, lo inaudito es que no mencionan cuales son los cambios que deberían hacerse, más allá de la mayor intervención del Estado en la economía, sin especificar en cuales sectores y cómo hacerla. Apelando a una frase de Umberto Eco: “el problema es que saben lo que no quieren, pero no saben lo que quieren”, y agrego: “tampoco como hacerlo”.

La inflación - el mayor impuesto a los pobres - en los últimos veinte años no ha superado 4% (1.3% en 2018) muy alejada de los dos, tres y hasta cuatro dígitos de los 80’. El PBI – con excepción de 2009 por la crisis mundial – ha mantenido un crecimiento importante superando los 220,000 millones de dólares (2018). Nuestra balanza comercial es positiva. El déficit fiscal se mantiene en niveles manejables (1.6% del PBI en 2019, el menor en los últimos cinco años). El tipo de cambio es estable. Nuestras reservas superan los US$ 67,000 millones. En una década, la pobreza se redujo desde 55% hasta 22%, aunque en forma asimétrica pues poblaciones rurales mantienen niveles iguales o superiores a 40%. Los créditos al sector agrario se han incrementado desde menos de 20 mil productores financiados al inicio del siglo hasta 270,000 en 2019, la mayoría (en cantidad, no en monto) a pequeños productores; no obstante, aun con índices positivos, concuerdo con la afirmación de Robert Kennedy en que “el PBI mide todo, menos lo importante: la educación y la salud”.

Aunque aún los resultados son insuficientes, ¿se podría haber logrado más sin un modelo económico sano a nivel macro?, ¿nos encontraríamos en una situación donde somos altamente sujetos de crédito y contamos con fondos para combatir esta pandemia? Entonces, ¿qué es lo que se desea modificar?

En mi opinión, seis aspectos que no implican cambio de modelo, sino voluntad política para legislar al respecto sin necesidad de modificar un modelo económico sano: a) reducción de la desigualdad, lo que se puede conseguir con la eliminación de exoneraciones tributarias que no han conseguido sus objetivos, reemplazándolas por inversión; b) incorporación a la formalidad de pequeñas empresas y trabajadores, para lo cual se necesitan programas de articulación al mercado desarrollados por el Estado en coordinación con la gran empresa, que estén acompañados de asistencia técnica y financiamiento de una banca de desarrollo eficiente y sostenible; c) Reducción de la brecha actual de infraestructura, especialmente en el tema del acceso al agua, saneamiento, salud y educación, seleccionando proyectos que realmente contribuyan a ello sin los “elefantes blancos” que todos conocemos; d) Defensa del consumidor, prohibiendo cobros y comisiones por actividades irrazonables y que no representan servicio alguno; e) eliminación de monopolios y oligopolios, como en los países más capitalistas del planeta. ¿Libre mercado en el Perú?, solo de nombre pues existen posiciones de dominio en diferentes sectores, que no permiten una real competencia que posibilite reducción de precios al público; f) Combate a la pobreza, promoviendo las inversiones en las zonas rurales y desarrollando el sector agrario con un enorme potencial y que ocupa a 25% de nuestra PEA, además de constituir la despensa alimentaria del país.

Para ello no es necesario el cambio de modelo económico, solo con leyes, pero lo más difícil, eliminando la corrupción y contando con líderes y autoridades no solo técnicas, sino con sensibilidad y visión de futuro, más allá de simples cajeros.


26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page