top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / Conversación con Miguel Grau


“Épocas hay en que todo un pueblo se personifica en un solo individuo: Grecia en Alejandro, Roma en César, España en Carlos V, Inglaterra en Cromwell, Francia en Napoleón, América en Bolívar. El Perú en 1879 no era Prado, La Puerta ni Piérola; era Grau”. (González Prada):



Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, era amigo del ilusionista Harry Houdini, camaradería que culminó por las convicciones del escritor en el mundo paranormal, del cual Houdini era crítico. Conan Doyle creía las destrezas de Houdini eran realmente espirituales, y no trucos. Aunque existen críticas sobre el asunto, como las de Jardiel Poncela (el espiritismo se inventó para que los médicos pudieran hablar con su clientela), también respaldos: Chico Xavier, paradigma de la Doctrina Espírita en Brasil, originada en Francia en el siglo XIX, y que tiene como principios la inmortalidad del alma, la moral, y las relaciones de los espíritus con los humanos.


Creo en la existencia de buenos y malos espíritus, y la posibilidad de comunicación con ellos, por lo que a través de César de Echague y el Paciente Poeta, contacté con la doctora Titi, para una sesión espiritista con el peruano del Milenio. Tras minuciosos y prolijos detalles de la ceremonia, se escuchó en la oscuridad una voz marcial, de tono bajo, grave, ronca, y tras las pruebas de rigor para verificar la real presencia del Caballero de los Mares, empecé con mis preguntas.


¿Qué opina sobre nuestros líderes actuales? El liderazgo se ha deteriorado a nivel mundial. El horizonte político está demasiado oscuro, y la mayoría de partidos hostilizan al elemento sano y honrado del país. No reconozco otro caudillo que la Constitución, y es curioso como quienes pretenden cambiarla, amparen su defensa en ella, y quienes manifestaron protegerla, insistan en manipularla para cumplir sus objetivos.


¿Considera que esta oscuridad pueda afectar la economía del pueblo? El honor y la calidad de los países no se miden por sus finanzas. Los valores, los principios, determinan su real valía. Sin justicia, educación, y solidaridad, seremos una tribu. No basta con cumplir las leyes que los abogados interpretan en beneficio de sus clientes. Se necesita una férrea conducta ética y moral. La persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero cuando personajes con sospechas de ilegalidades dominan los sectores de un país, y el pueblo lo permite, este se convierte en inviable.


¿Qué hacer para superar esta situación? Cumplir nuestras obligaciones sin ver la paja en el ojo ajeno. Una nación de timoratos no prospera. Sigamos los dictados de la conciencia, sin miedo, a riesgo de perder la comodidad y la vida. No existen salvadores ni líderes solitarios. Yo no fui solo. En vez de declararme ‘peruano del Milenio’, debieron nombrarse ‘peruanos del Milenio’, incluyendo a Aguirre, Ferré, Palacios, los dos Melitones (Rodríguez y Carvajal), Gárezon, Díez Canseco, Santillana, Ugarteche, Távara, Rotalde, Alfaro Arias, y los 200 valientes que me acompañaron en nuestra gesta, 33 dieron su vida y 24 gravemente heridos. Es imposible lograr el éxito, siquiera intentarlo, con gente que no reúne condiciones de sapiencia y probidad.


¿Cuál es su opinión del socialismo del siglo XXI? Recuerde soy un hombre del siglo XIX y apenas alcancé a conocer algo del alemán Marx. Un hombre con teorías erradas, desacordes con la realidad. Las responsabilidades grupales no conducen a buen puerto, y la eliminación de las libertades individuales, conducen a tormentas. Tampoco el capitalismo del gringo Smith consigue laureles. La libertad y la solidaridad van de la mano. El mundo cambia, pero perenne como la hierba, solo Dios, cualquier idea de Él, patria, y familia, base de cualquier sociedad limpia, libre, y exitosa. Yo no habría sido quien aprecian los peruanos sin Dolores (Cabero, su esposa) y mis diez hijos. Mi familia.


¿Cuán importante es la Democracia para un país? Es vital, a riesgo me califiquen de golpista en una fácil de colocar adjetivos, esta no puede ser tonta, y cuando es amenazada por corruptos, ineficientes, violentos o fanáticos, la civilidad y las Fuerzas Armadas, no deben dudar en combatirlos. Lo dije en una oportunidad: no soy sino un pobre marino que trata de servir a su patria, y si el Huáscar no regresaba triunfante al Perú, yo tampoco regresaría. Cumplí mi palabra, algo extraño en estos tiempos, sin vocación de renuncia. Poderoso caballero es don Dinero.


¿Cuál es la base para el éxito? La educación. En carta a mi esposa, resalté dedicar esmero y tenaz vigilancia a la educación de nuestros hijos, y para lograr ese esencial encargo todo lo poco que dejé de fortuna debía emplearse en darles la instrucción que sea posible, única herencia que siempre he deseado dejarles.


¿Cuáles deben ser las virtudes de las Fuerzas Armadas? Hombres llenos de abnegación, costumbres severas, y dedicados a su profesión. A estas, como a la política, no se va a ganar dinero, sino a servir a la patria. Siempre tuve el vehemente deseo de servir a mi patria y me siento satisfecho del desempeño de las comisiones que se me ordenaron, donde no he hecho más que cumplir estrictamente con mi deber. Por este motivo cuando recibo tantos favores, no puedo ver en ellos más que una prueba de estimación y de aprecio personales, que me honran altamente y por lo cual me es placentero manifestar mi más sincera y cordial gratitud. Si lo que he hecho es de héroes, concluyo que no existen héroes en el mundo. Sólo quienes cumplen su deber.


¿Qué opina de la prensa? La prefiero bullanguera pero libre, antes que mesurada con mordaza, pero debería resaltar los logros del país antes que sus miserias.


8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page