top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Cynthia Flores Albán / Elecciones: el terrible resultado

Perú, abril del 2021, y todo está consumado! Nos encontramos saboreando los terribles resultados de unas elecciones complicadas en medio de la crisis que nos aqueja. Conviviendo con esta pandemia que llegó y no sabemos cuándo se ira, pero de lo que si estamos seguros es que llegó a cambiarlo todo y estas elecciones no podían ser ajenas a esta crisis.


Nos encontramos frente a un panorama difícil y complicado. Hasta ahora muchos no entienden la decisión tomada por el segmento del pueblo o lo que pudo pasar por sus cabezas a la hora de emitir su voto. Será que este contingente del pueblo no tuvo otra manera de mostrar su enojo y disgusto frente a los mismos candidatos, los de siempre, los reincidentes. Será que no tuvieron mejor idea de mostrar su rebeldía. Y a eso sumémosle la ausencia notable, irresponsable, de muchos de los votantes en estas elecciones.


Todo eso nos llevó a estar en la situación que hoy enfrentamos. El país se encuentra dividido, el temor está latente estamos frente a dos figuras trágicas “el terrorismo y la corrupción”.


Es una realidad que en el mes de junio tendremos que emitir nuestro voto para escoger al nuevo presidente del país y solo tenemos dos terribles opciones. Pero, ¿cómo, llegamos hasta este punto? ¿En qué momento nos pusieron entre la espada y el hacha? A la líder naranja la tildan de corrupta, de ladrona, de mala hija, de mala hermana, hasta de ser una persona con bipolaridad y de utilizar cada personalidad cuando le es conveniente. ¿Hija de un hombre querido y odiado, pero la historia ya la conocemos?


Al del lápiz lo tildan de comunista, terrorista, de radical, su cercanía con Abimael Guzmán y todo su grupo está registrado hasta en videos. Sin embargo, hoy recibe el apoyo de muchos peruanos que piensan que es el mal menor, que solo es un maestro humilde que quiere lo mejor para el país. ¿Pero cómo creerlo?


Recordemos lo que hizo sendero en el país sembrando el miedo y el terror, y las vidas que cobró. Por otro lado, salen Maduro, Evo y compañía a respaldarlo, y ya sabemos que línea política tienen estos personajes y el daño que han causado a sus países.


En este caso no existe él mal menor. Una vez más parte del pueblo voto con él hígado, quisieron hacer notar tu molestia y su angustia y lo reflejaron en su elección. Hoy en medio de la situación complicada que ya vivíamos a causa de este virus, de un país mal direccionado se nos suma la difícil decisión de escoger entre dos pésimos candidatos. Una acusada de ser abanderada de la corrupción. El otro acusado de ser abanderado del terrorismo.


La única verdad es que en estas elecciones el único perdedor una vez más fue el Perú.



Referencia:

La autora es Directora página “Entre Leyes”


14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page