top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eleodoro Mayorga / Reactivando el upstream (7 de 7)

CONCLUSIONES FINALES


79- La reactivación del upstream - tal cual hemos enunciado – comprende un conjunto de medidas cuya elaboración e implementación necesitan ser llevadas adelante desde un grupo técnico calificado que cuente con el apoyo político del más alto nivel. En ningún país, la industria petrolera ha logrado reformarse sin haber recibido un impulso viniendo del más alto nivel del gobierno.


80- No solo se trata, como hemos examinado, de medidas de corte técnico – económico, sino de leyes que modifiquen el marco legal, reglamentario y contractual, así como los procedimientos establecidos por instituciones no solo del sector de la energía, sino también - de un lado de otros Ministerios, en particular, Economía y Finanzas, Medio Ambiente, Interior y distintos sectores sociales e instituciones controladas desde el Poder Ejecutivo, y, de otro lado, del apoyo político desde el Congreso de la República.


81- No es una tarea fácil y requiere como hemos visto de un tiempo de estudio y preparación coordinada de medidas de político. De hecho, el conjunto de medidas de reactivación del upstream petrolero debería integrarse dentro de una nueva Política de Estado para lograr un efecto que resiste en el tiempo.


82- Entre estas medidas está la Ley Orgánica del sector Hidrocarburos actual que data de los años 90, cuando fue promulgada y reglamentada en un contexto muy diferente del actual. Están también Leyes que tocan los ingresos del Estado (regalías) así como intereses regionales y municipales, como la ley del Canon o temas calificados de inter-culturales como es el caso del tratamiento de la participación y la consulta con los pueblos indígenas.


83- En nuestra apreciación, no existen actualmente las condiciones políticas que permitan de manera orgánica trabajar los detalles de aplicación de estas nuevas leyes. Por un lado, la atención del gobierno está centrada en reactivar la economía fuertemente afectada por la pandemia del COVID 19. Por otro lado, la disputa entre el Ejecutivo y el Congreso no da pie a realizar trabajos con actores que actualmente están involucrados en pugnas; puesto que solo se pueden hacer en un clima de consenso y de busca de acuerdos fundamentales.


84- Por ello consideramos que tenemos un lapso de tiempo, hasta que se dé la verdadera partida del próximo proceso electoral, para seguir elaborando el contenido de las distintas medidas esbozadas en esta nota. En una forma más elaborada las medidas deberán ser propuestas a los grupos políticos que se organicen para las elecciones del 2021.


85- Si bien el esfuerzo es enorme, también son los beneficios que se esperan. El no hacer la reforma propuesta seria condenar a perdida para siempre una gran parte de los recursos de petróleo y gas de nuestro país, y al reverso tener que importar petróleo y combustibles con una sangría nefasta para la competitividad de nuestra economía y para avanzar en las mejoras de las condiciones de vida de nuestra población. Lo que está en juego es muchos recursos adicionales o un costo de importación muy elevado.


86- Quizás las clases medias y altas de nuestra población, que vive en las ciudades no sufra en una primera aproximación, puesto que el precio al público de los combustibles seguirá siendo ligado a la paridad de importación; los que sí sufrirían son las industrias que tendrían que pagar una electricidad más cara y las clases populares, en particular en las regiones de operación que perderían trabajos, y recursos del Canon.


87- De continuar la inacción y el consiguiente abandono de las operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos perderíamos soberanía al tener que depender en mayor proporción de las importaciones combustibles y dejaríamos en el subsuelo recursos no utilizados y junto con una huella socio-ambiental de muy triste recordación


3 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page