top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eloy Durán / PBI en el 2019, ¿peor imposible?


Situación Mundial


El mundo se desaceleró en 2019 por una combinación de causas: financieras (inflación, devaluación y tasa de interés, que originan incertidumbre y fluctuaciones en los capitales); comerciales (limitaciones y tensiones, que desaceleran el comercio exterior); sociales (baja empleabilidad, no inclusión y migración, que afectan la demanda interna); políticas (conflictividad, protestas y corrupción, que incrementan la incertidumbre en los agentes); y económicas (empleo e ingreso que detienen la demanda interna).


Situación Latinoamericana


En 2019, hubo inflación (Venezuela y Argentina) y recesión o nulo crecimiento (Venezuela, Argentina, Brasil, México, Ecuador y Chile); así como dificultades externas (menores cotizaciones, términos de intercambio, volúmenes de exportación y demanda internacional que afectaron las exportaciones) e internas (menor demanda interna que afectó la producción local).


Asimismo, hubo complicaciones sociales (migración centroamericana a México y venezolana principalmente a Colombia y Perú) y políticas (protestas desatadas y las elecciones complicadas se esparcieron por toda la Región), configurándose un estado de incertidumbre que, sumado a las bajas cotizaciones y elevado gasto público, lleva a los analistas a creer que estamos en la década perdida.


Situación Nacional


Mientras la desaceleración en el mundo fue 0,7 puntos (3,7% a 3%), se triplicó con 2,1 puntos en Latinoamérica (2,2% a 0,1%) y Perú igual (4,2% a 2,16%).


El crecimiento del 2019 (2,16%) debe llamar a reflexión. El Sector Primario (Agropecuario, Pesca y Minería e Hidrocarburos) sólo aportó 0,03 puntos y el Sector Secundario (Manufactura y Construcción) no aportó (-0.12%). Todo el aporte provino de los Subsectores Servicios, Telecomunicaciones, Comercio (por mayor y menor), Financiero (créditos). Si el ingreso y el empleo no mejoran, y al mismo tiempo las ventas y los créditos crecen, podríamos estar haciendo menos sostenible el crecimiento.


El 2020 no será mucho mejor que el 2019, pero se arrancó temprano, se tiene ventaja estadística y se espera leves mejoras en el sector externo (dinamismo norteamericano en época de reelección, y mejores cotizaciones internacionales). Faltaría hacer la tarea propia: Recuperación de la inversión pública y reconstrucción y convocatoria a la inversión privada antes de comenzar la nueva campaña política y volver la incertidumbre económica.


44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page