top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eloy Durán / Reactiva Peruano


Situación actual

En materia sanitaria, en agosto, Perú llegaría al quinto lugar en contagios (se acerca a Sudáfrica), al octavo en decesos (superando a España) y al primero en muertos por millón (por encima de Bélgica). A su vez, en materia económica, se proyecta 12,5% de caída del PBI, se van perdiendo por ahora 6´720,000 de empleos en el país, y se podría aumentar la pobreza en 8 puntos porcentuales.



Estado, empresas y personas

El Estado tenía la mayor fortaleza, pudiendo tomar US$ 18,000 millones de deuda (que con ello crecería de 26% a 41% del PBI) y pudiendo expandir el déficit fiscal de 1,6% a 9,7% del PBI. Había que diseñar una estrategia que recupere la economía por el lado de la oferta como por el lado de la demanda.


Por el lado de las empresas, se dispuso de medidas crediticias (Reactiva Perú y FAE MYPE), laborales (subsidio a remuneraciones y aplazamiento de la CTS) y tributarias (reprogramación de vencimientos y liberación de detracciones). Mientras que, por el lado de las personas, se implementaron medidas tributarias (reprogramación), bonos y retiros parciales de CTS y AFP.



Situación de las empresas (incertidumbre para producir)


Con una economía que venía desacelerada, cayendo las exportaciones, en 2020 el diagnóstico es más grave. Pese a disponer de Reactiva Perú (S/ 60,000 millones) y FAE-MYPE (S/ 800 millones), las empresas enfrentan incertidumbre sanitaria, política y económica, retrasando sus decisiones de inversión y producción, más aún si el mercado interno esta debilitado.



Situación de las personas (debilitamiento para consumir)


Se tiene deudas bancarias (personales, vehiculares e hipotecarias); tributarias (SUNAT, predios y arbitrios); tarjetas de crédito; servicios públicos (luz, agua, telefonía); gastos en salud y educación; alquileres y mantenimiento; y con familiares, proveedores y prestamistas informales.


Para ello, se ha planteado una línea de crédito para los trabajadores con cargo a sus ahorros (CTS y AFP), los cuales podrían servir de garantía para reducir las deudas (directamente de las cuentas individuales a los acreedores). Con tal deuda casi impagable y sin capacidad de consumo, la economía permanecerá en una situación débil que le tomará varios años en recuperarse.


18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page