top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eloy Durán / Inversión Pública: ¿No hay quinto malo?


Este miércoles 15, tuvimos tres importantes noticias: (i) El empleo de abril - junio en Lima Metropolitana cayó 55,1%; (ii) la producción de mayo cayó -32,75%; y (iii) hubo once cambios y dos rotaciones de ministros (y sólo seis ratificaciones).



Antecedentes

La caída del empleo equivale a una pérdida de 2´699 mil puestos de trabajo, siendo los más afectados los hombres (1´429 mil), los adultos hasta 45 años (1´364 mil), quienes no tienen educación superior (1´642 mil) y quienes laboran en el sector servicios (1´502 mil) y en empresas de hasta 10 trabajadores (1´917 mil). A esto, se debe sumar los empleos del resto del país y de la informalidad.


La caída de la producción nos acerca a un -17% anual (el FMI pronostica -13,9% para 2020). El sector primario -con mejores perspectivas- aportó 6 puntos de la caída total y el sector secundario -con peores perspectivas- aportó 8,38 puntos, correspondiendo 18,37 puntos de la caída al sector terciario (servicios).



Inversión pública: Alternativa (casi) única

Con un sector externo que caería 20% este año, y con un sector privado que reduciría su consumo en 10% y su inversión en 30%, queda el sector público -sobre todo, su inversión- casi como la única opción para mejorar el desempeño económico del 2020 y evitar un mayor deterioro de las finanzas públicas, la rentabilidad de las empresas, y el ingreso, el empleo y la pobreza de la gente.


En este siglo, hubo 3 crisis en el Perú: La gran recesión de 2008, el cambio de los tres niveles de gobierno de 2011 y la crisis de los metales de 2014. Asimismo, se dieron los mejores años de la inversión pública en 2009 (subió 41%), 2012 (subió 20%) y 2015 (ejecutaron 90% el GN y 80% los GR). En este gobierno, se ha ejecutado 68% en 2016, 67% en 2017 y 65% en 2018 y en 2019. En 2020, debe recuperar la inversión pública para entregar un país en marcha en el 2021.



Mejora de la inversión pública

Al máximo nivel, se requiere liderazgo y monitoreo; a nivel estratégico, se debe tener un comité de seguimiento con una cartera priorizada. Además, a nivel táctico, se debe manejar indicadores (ejecutabilidad, certificación y compromiso); y a nivel operativo, se debe gestionar las cuentas genéricas y específicas.


En la continuación de este artículo, detallaremos la estrategia de mejora de la inversión pública, acorde a la actual situación social y económica del país.


146 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page