top of page
  • Foto del escritorFabiola Morales

Fabiola Morales / Piura: primera ciudad de Sudamérica


El 15 de agosto tres importantes ciudades cumplieron su aniversario de fundación hispánica: Arequipa, Huánuco y Piura. Se reconoce a Piura, como la primera ciudad fundada por Francisco Pizarro en América del Sur, en 1532, en el lugar llamado Tangarará a orillas del río Chira; pero las continuas inundaciones, la convirtieron en una ciudad volante hasta asentarse donde ahora se encuentra.


La ciudad española denominada San Miguel de Piura, se desarrolló sobre las culturas Tallán y Vicús, de las que hasta ahora se conservan, piezas en arcilla y muchas en oro como la famosa estatuilla de Frías que representa una Venus, pectorales, narigueras, cabezas de felino, pendientes, collares y pulseras. Los antiguos habitantes de esta región se distinguieron por su destreza de joyeros que han dejado huella en los artesanos de Catacaos.


En estas tierras, donde eran famosos los Caciques del Chira y Tangarará que mezclaron su sangre con la hispánica, se encuentran también las ruinas de Aypate en Ayabaca que fueron descubiertas por Mario Polía, entonces profesor de la Universidad de Piura, un proyecto que espera todavía su puesta en valor para su uso turístico y social. Tiene una extensión de 156,00 hectáreas y es una zona arqueológica monumental que fue el centro ceremonial construido en esa región por los Incas. La Piura del sol y las playas, esconde mucho más para mostrar.


La ciudad definitiva, tiene el trazo hispánico de la Plaza de Armas, rodada de la Catedral, la Municipalidad (Ayuntamiento) y la residencia de los principales que se han perdido a lo largo del tiempo; inclusive la famosa “Casona”, inspiración de tantas historias del escritor Enrique López Albújar, fue destruida para alzar el actual Banco BBVA. La calle Lima, que en su día lucía hermosas edificaciones hispánicas y republicanas, tampoco ha conservado sus casonas, tantas de ellas en ruinas. La falta de un proyecto integral consensuado entre vecinos y autoridades ha dejado perder un importante patrimonio de todos.


Por otra parte, la vida de muchos piuranos hasta bien entrado el siglo XX, se realizaba en las haciendas, porque Piura se ha enriquecido por décadas de la agricultura hasta la Reforma Agraria. Las “Casas Hacienda”, son otro patrimonio que se ha perdido y del que ahora apenas se conserva y, en mal estado, la Casa Sojo, como mudo testigo de una arquitectura señorial.


El crecimiento de la ciudad capital, como de sus provincias y distritos ha sido exponencial los últimos 50 años; han crecido las urbanizaciones modernas y los centros comerciales, pero también los asentamientos humanos, de manera desordenada y caótica. La obra pública, sin embargo, tiene mucho retraso, no hay nuevos hospitales, colegios, carreteras, puentes, obras de agua y desagüe, menos aún, un proyecto de ingeniería integral para hacer frente a los azotes del fenómeno de El Niño.


Su riqueza pesquera, petrolera, gasífera y agroindustrial, así como la presencia de importantes universidades, no se refleja en lo que debe ser Piura, capital y provincias, al menos a nivel de Guayaquil o Medellín. Es lamentable que sus gobiernos hayan caído en actos de corrupción, como es el caso actual de la Reconstrucción con Cambios, con funcionarios que habrían digitado obras públicas por 39.1 millones de soles, por lo cual el Poder Judicial ha ordenado la captura de 14 implicados.


A 491 años de fundación, Piura tiene el reto de unirse y trabajar juntos empresas, universidades y la sociedad organizada para luchar contra la corrupción, la mediocridad y desidia de muchos de sus gobernadores y alcaldes.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page