top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Fabiola Morales / ¿Qué pasa con los alcaldes?


La última encuesta de la empresa CPI, a diferencia de la de Ipsos, ha medido la aceptación, no del Gobierno central ni del Congreso; sino de la Municipalidad de Lima y otros concejos distritales, cifras que han sido poco difundidas por los medios.


En cuanto a la aprobación del alcalde de Lima, Jorge Muñoz -a menos de un año de culminar su mandato- es del 23.2%; mientras su desaprobación es de 59.1%. La mayor aprobación la tiene, ligeramente, en las llamadas clases A/B, 32% (54.9% de desaprobación); mientras la mayor desaprobación, está en las clases D/E, 61.8% y 60% en la clase C. Lo cual, nos lleva a concluir que su gestión no ha llegado a favorecer a los sectores medios y los más populares. Una desaprobación al mismo nivel que el presidente Pedro Castillo.


En cuanto a lo referente, a las preferencias por edad, la mayor aprobación la tiene el alcalde (27%) en las edades de 56 a más años y, preferentemente, entre las señoras (24.9%); y la menor aprobación entre los 25 a 39 años (62.1%). Unas cifras que pueden variar, de aquí a fin de año que termina su gestión, dependiendo del esfuerzo que ponga en los últimos meses -principalmente- no cometiendo errores tan burdos y desconsiderados, como es el caso de la destrucción de la plaza de la Iglesia y Convento de los franciscanos en el Centro Histórico de Lima.


En cuanto a la percepción de los ciudadanos, sobre el principal problema no resuelto por esta gestión municipal, según CPI, es la inseguridad ciudadana (77.1%); asunto que preocupa a casi todos, pero que, sin embargo, es un drama diario que corresponde resolver, a los gobiernos locales, con sus equipos de Serenazgo, en coordinación con el Ministerio del Interior.


Al ser la Inseguridad Ciudadana una amenaza a la integridad y la vida, los ciudadanos lo convierten en el punto focal que resta su interés en los otros problemas no resueltos en la ciudad capital como son los siguientes: el tráfico vehicular (9.6%), la informalidad y desorden público (3.4%), la falta de limpieza (3.0%), crisis económica (2.4%), la falta de patrullaje (2.3%) y la falta de mantenimiento (2.1%).


En cuanto a los logros del alcalde Muñoz, los ciudadanos perciben que son: el asfaltado de pistas (4.0%), asilo a los ancianos en la Plaza Acho (2.8%), ampliación de rutas (2.0%), arreglo de áreas verdes (1.8) y obras en la Costa Verde (1.7). Llama la atención del bajo porcentaje que menciona sus obras exitosas que, per se, son bastante mediocres.


Por otra parte, la encuesta de CPI mide también la aprobación y desaprobación de los alcaldes de Santiago de Surco (29.4% – 50-9%), Miraflores (44.8% – 49.9%) , La Molina (41.6% – 45-4% ), Jesús María (56.6 % – 34.1%), Pueblo Libre (43.3% – 49.3% ), Comas (32.7% – 55.1%), Ate (44.1% – 39.9 %), La Victoria (18.4% – 75.4% ), Chorrillos (18.3% – 73.3% ), San Juan de Miraflores (15.1% – 74.1%) y San Juan de Lurigancho (12.3% – 85.8% ). El actual alcalde José Luis Quintana, de Jesús María, es el más aprobado por los vecinos; mientras Álex Gonzales, de San Juan de Lurigancho, el menos aprobado.


Sumados estos resultados, a los de otras encuestas, tenemos un panorama de la aprobación y desaprobación de la gestión del Estado que, en el caso de la Municipalidad de Lima, es solo del 23% y, principalmente, entre las señoras de más de 56 años. “Algo huele mal en Dinamarca”, como decía Shakespeare.


13 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page