top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Fabiola Morales / ¡Sí se puede!


El pasado miércoles el Real Madrid, en el minuto 90, perdía su oportunidad de disputar la final de la Champions, al perder en cuartos de final, ante el Manchester City, por 1-0 en su propio estadio. Ante ese resultado, las graderías se fueron vaciando de hinchas, desesperanzados, que no querían ver los cinco minutos finales. Sin embargo, un grito ensordecedor de ¡gol! los dejó estáticos, con rostros incrédulos, que les hizo volver sobre sus pasos para unirse a la algarabía general.


Y lo que sucedió en los dos minutos siguientes fue aún más sorpresivo: la victoria fue sellada con un 3-1, que no dejó dudas. Los peruanos, desde que se realizaron las últimas elecciones, estamos como el Real Madrid en los 90 primeros minutos de juego: parece que todo está en nuestra contra. El JNE no reacciona ante la omisión de Pedro Castillo en su declaración jurada de bienes que silencia la propiedad de una empresa; viola la Ley Orgánica de Elecciones (art. 107) al admitir la candidatura de Dina Boluarte, porque la ley impide que “los miembros (…) de los organismos integrantes del Sistema Electoral [postulen] si no han dejado el cargo 6 (seis) meses antes”. El pasado 28 de abril el JNE afirma, en un comunicado, que la limitación del art. 107 se refiere a “altos funcionarios”: miente a la población demostrando que no ha cumplido, ni cumple con los mandatos constitucionales. Por lo demás, su actuación en los últimos comicios fue tan falto de transparencia y de responsabilidad para verificar las graves denuncias de irregularidades cometidas, que la ciudadanía no tiene confianza en sus actuales integrantes para las próximas elecciones.


Sentimos que vamos en el minuto 90 y perdiendo la oportunidad de salir del desgobierno, violencia, atropello a los derechos fundamentales, que Perú Libre pretende resolver con una asamblea constituyente, en lugar de poner en práctica las políticas públicas indispensables para resolver la inseguridad ciudadana, la falta de empleo, la violencia de las protestas, el hambre de la mayoría de los peruanos, la falta de atención médica oportuna, etc.


Hemos llegado a los minutos de descuento: no perdamos las esperanzas. La democracia y el buen gobierno triunfarán porque en el Congreso hay personas honradas y responsables, que no dejarán que triunfe el comunismo, la mentira, la corrupción y la lucha de clases.


Y porque nosotros, el PUEBLO, rechazamos al gobierno actual. Sus plagios, sus ministros, funcionarios y asesores prontuariados o investigados, sus mentiras continuas. Y también rechazamos a los congresistas corruptos, filoterroristas e ideologizados.


Los mecanismos democráticos exigen tiempo para el derecho de defensa: la aprobación de la acusación constitucional contra el Presidente será el segundo gol, el tercero, la de la señora Boluarte y para que la victoria quede sellada, sólo falta la de los miembros del JNE. Peruanos gritemos con esperanza ¡sí se puede! ¡Sí nos mantenemos unidos venceremos! ¡No nos retiremos del estadio! Pero no se olviden, congresistas: estamos jugando minutos de descuento, ¡de ustedes depende el triunfo del Perú!



4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page