top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Fernando López Parra / Compromiso y transparencia

El compromiso en el servicio público es la dedicación y responsabilidad que tienen los servidores públicos para cumplir con sus deberes y obligaciones, y para trabajar en beneficio de la sociedad y del bien común. El servicio público se refiere a las funciones y responsabilidades de los gobiernos y sus instituciones, y se espera que quienes trabajan en el servicio público se guíen por principios profesionales, éticos y morales que les permitan actuar en interés del bienestar de la comunidad.


Se debe considerar que el compromiso en el servicio público es importante porque los servidores públicos tienen una gran responsabilidad para proteger y promover los derechos, intereses y necesidades de la población a la que sirven. El servicio público incluye áreas críticas como la salud, la educación, la justicia, la seguridad pública, el medio ambiente, la economía y la planificación urbana, entre otros. Por lo tanto, la calidad de los servicios públicos que se brindan depende en gran medida del compromiso, la dedicación y la eficiencia de quienes trabajan en estas áreas.


En el Ecuador hay 420000 funcionarios públicos en el gobierno central; siendo, en su mayoría los funcionarios que están en la educación, la salud, las fuerzas armadas y la policía. Claro están los funcionarios del denominado jerárquico superior comenzando desde el Presidente de la República, pasando por los ministros, secretarios, directores, gerentes, generales, rectores, embajadores, jueces, asesores y otros. En verdad, todos estos servidores públicos reciben salarios por encima de los tres mil dólares y llegan a ser un aproximado de 7500 profesionales en nuestro país. En los hombros de los funcionarios públicos está gran parte del bienestar de la sociedad a quienes les pagamos con nuestros impuestos y otros ingresos del Estado su salario cada mes.


El compromiso en el servicio público implica la transparencia, la responsabilidad y la rendición de cuentas. Los servidores públicos deben actuar con integridad y ética, ser transparentes en sus acciones y decisiones, y rendir cuentas a la sociedad sobre su desempeño y resultados. La transparencia en el servicio público es la obligación de los gobiernos y sus instituciones de hacer accesible al público la información relevante sobre sus actividades y decisiones, de manera que los ciudadanos puedan conocer, evaluar y participar en la gestión pública de manera informada. La transparencia es esencial para la construcción de una sociedad democrática, ya que permite a los ciudadanos y a la sociedad civil supervisar y participar en el proceso de toma de decisiones del gobierno.


La transparencia en el servicio público está atada al compromiso y se relaciona con una serie de principios y prácticas como el acceso a la información pública. En donde, los ciudadanos deben tener el derecho de acceder a la información relevante que el gobierno posee y que les afecta, incluyendo la información sobre políticas, decisiones, presupuestos, planes y resultados.


El compromiso público implica que los funcionarios públicos tengan las capacidades suficientes para cumplir con sus funciones y el buen uso de los recursos del Estado. No podrían ejercer estos cargos públicos personas que no demuestren el compromiso y la transparencia en su gestión. Tampoco se puede entender que se piense que son propietarios de las instituciones donde van a trabajar, siendo que el aparato público es de la sociedad y no de sus funcionarios.


El compromiso y la transparencia en el servicio público es crucial para garantizar la eficacia, eficiencia y equidad en la prestación de servicios públicos y para asegurar que los servidores públicos trabajen en beneficio de la sociedad y el bien común. Los ecuatorianos estamos ya hartos de abusos históricos con los recursos y las instituciones del Estado y la falta de compromiso y transparencia de sus funcionarios.


1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page