top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Francisco Dumler / Ejes estratégicos Sedapal (1 de 2)

Lima es una ciudad muy extendida. De Pucusana a Ancón, el ámbito de intervención de Sedapal, hay 109,4 km. Las redes de agua y alcantarillado hacen un total de 29 000 km, equivalente a 12 veces la distancia Tumbes a Tacna. Es una de las megaurbes latinoamericanas que en los últimos 30 años ha visto incrementada su población en 95%, superando de lejos a capitales vecinas como Bogotá, con 54%, o Santiago de Chile, con 44 %, resultados que reflejan la falta de planeamiento urbano y escasez de políticas demográficas que permiten el crecimiento sostenible de una ciudad como Lima, ubicada en una zona de estrés hídrico.


En ese contexto, en los últimos años Sedapal ha mejorado sustancialmente sus indicadores claves, particularmente el de cobertura, el cual hace solo 20 años era del orden del 75 % en una ciudad de 7,5 millones de habitantes. Hoy, superamos los 11 millones de habitantes y el porcentaje de limeños que poseen conexiones domiciliarias asciende al 93%. Y si bien es la mejor ratio de cobertura del país, ese 7% en términos absolutos representa a 800,000 pobladores que todavía no cuentan con este servicio.


Nuestra empresa enfrentó la pandemia COVID-19 manteniendo el servicio de agua potable y alcantarillado en condiciones normales de calidad y mostrando solidaridad con la población que no cuenta con el servicio a través del reparto gratuito de agua. Hasta marzo de 2022, se habrán repartido más de 10,000 millones de litros de agua potable gratuita a través de 1 millón de viajes de camiones cisterna realizados desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, beneficiando a esos 800,000 pobladores sin cobertura de los 28 distritos priorizados en los cuales operan más de 350 cisternas que realizan entre 3 y 4 viajes diarios, 7 días a la semana; logística considerada como la operación más grande realizada por una empresa de saneamiento en toda la historia republicana. Y el resultado más gravitante en esta distribución es que según el último ENDES publicado, las enfermedades diarreicas agudas (EDA) se redujeron en más del 50% en los distritos donde Sedapal intervino distribuyendo el agua en forma gratuita.


EL 2021, tras casi tres años de trabajo solo interrumpido por la paralización a inicios de la primera ola de la pandemia, concluyó la reposición y puesta en marcha del nuevo bypass del colector Canto Grande, con lo cual se soluciona la problemática que originó la crisis operativa y reputacional más grande de la historia de Sedapal, cual fuera el mandato que nos convocó en el año 2019 a esta empresa.


En el 2021, hemos reformulado la visión institucional de la siguiente manera: «Lima al 2030 será una ciudad de 13,5 millones de habitantes, siendo la meta a ese año llegar a una cobertura del servicio de agua potable y alcantarillado de 98%, contando con fuentes de agua que aseguren el abastecimiento hasta el año 2050».


Para tal efecto, se ha implementado una nueva modalidad de gestión basada en 4 ejes estratégicos principales denominados: (i) la agilización en la «entrega de proyectos» de inversión, (ii) una política agresiva de reposición de activos, (iii) reforzar la participación de modalidades público-privadas, y (iv) potenciar instrumentos de gestión innovativos.


Hasta fines de 2019, Sedapal demoraba en promedio 10,4 años para colocar un servicio de conexión de agua y alcantarillado en un área no consolidada, lo cual se contradecía con las metas ofrecidas en los planes maestros optimizados, incrementando, de otro lado, la conflictividad con grupos organizados de pobladores. Para superar esta demora, se ha suscrito con la UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos) un convenio para licitar –hasta fines del 2025– una masa crítica de proyectos por más de 5,000 millones de soles orientados al cierre de brechas, la cual contará con una oficina de proyectos (Project Management Office –PMO) para garantizar la entrega del proyecto en los plazos señalados en el expediente y con una correcta ejecución presupuestal.


Bajo la nueva modalidad de «entrega de proyectos», en 2021 se inició el proyecto Nueva Rinconada Sector 300 - Primera etapa, la licitación más grande de redes de agua y alcantarillado realizada en la historia del país. Este proyecto comprende 75,000 conexiones entre nuevas y reposiciones, 1,000 km de tuberías a los 29,000 existentes y más de 400,000 beneficiarios en los distritos de San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador.


Si bien Sedapal ha venido concentrando sus esfuerzos en el «cierre de brechas» como actividad primordial, también ha iniciado un trabajo para implementar un proceso de reposición de activos, particularmente las redes de agua y colectores. En la actualidad, no menos del 35 % de estas tuberías han superado su vida útil, impactando en el índice de incidencias operativas. Por ello, se ha previsto un sistema de reposición de activos a través de tecnología trenchless (sin zanja) que sería operacionalizado bajo la modalidad de gobierno a gobierno –G2G, lo cual permitirá una reducción significativa de costos versus la realización de licitaciones ad hoc. Estos trabajos demorarán más de una década, debido a la poca relevancia que se ha dado a la reposición y mantenimiento preventivo de la parte consolidada de nuestra ciudad.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page