top of page
  • Germán Lench

Germán Lench / 2024 seguirá casi igual (2 de 2) 

“Aconsejar economía a los pobres es a la vez grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos al que se está muriendo de hambre”. (Oscar Wilde)

 

Pero hay factores que pueden contribuir a nuestra recuperación económica. Si no hay un Fenómeno de El Niño fuerte, la pesca se normalizará y la producción agraria puede recuperar sus niveles de crecimiento. Sin embargo, no se dice que política se implementara al respecto por parte de los titulares de pliego de la Producción (PRODUCE) y de Desarrollo agrario y riego (MIDAGRI).

 

Pero, no se espera que haya inversión en el sector agrario. La recuperación de la producción minera también podría ser posible, ya que se vio afectada por las protestas, el impacto del ciclón Yaku y otros factores.

 

El punto más grave es la falta de inversión privada. En este sentido, el gobierno tiene la obligación de promover la inversión.

 

Debe generarnos alarma que estamos en camino de perder el grado de inversión y por las malas acciones en el manejo fiscal cada día se deteriora la confianza en el país. La confianza de las calificadoras de riesgo en nuestro país se viene deteriorando.

 

Las calificadoras de riesgo Fitch Rating, Moody’s y Standars & Poor’s bajaron su proyección de crecimiento. ¿Hay peligro de perder el grado de inversión si seguimos sin crecer?

 

Sería fatal, porque nos suben las tasas de interés, deja de venir capital extranjero, la deuda pasaría a la categoría de basura y nos perjudicamos todos.

 

La economía peruana enfrenta una recesión reflejada en la caída de la producción nacional y expuesta a riesgos relacionados con la política, las reglas fiscales y la confianza empresarial. Todo ello está bajo la atenta mirada de la calificadora de riesgo internacional Fitch Rating.

 

Existe un riesgo a la baja en la calificación crediticia del Perú. La inestabilidad política resulta ser un factor clave que impacta en la macroeconomía, la cual genera una depresión de la inversión privada.

 

La calificación actual del país en BBB con perspectiva negativa refleja un alto nivel incertidumbre política y el deterioro de la gobernanza.

 

El Señor Contreras debería tomar conciencia de eso y adoptar acciones rápidas y efectivas. Considero que no está tomando conciencia, pero los anuncios de Fitch y Moody’s sobre la economía lo deben hacer reflexionar. Usted debe cambiar rápidamente los equipos de técnicos del MEF, para ejecutar sus directrices.

 

Nuestra población quizás no entiende, pero el grado de inversión permite que tengamos tasas de interés más bajas para nuestra deuda y si tenemos tasas bajas, el Estado tendrá más disponibilidad de recursos para gastar en salud, educación y seguridad pública. También el grado de inversión nos permite ser atractivos para la inversión extranjera

   

Joseph Stiglitz Premio Nobel de Economía 2001: La mejor política económica para crecer permanentemente depende de variables como el ciclo de la economía, las perspectivas hacia el futuro, los usos del gasto público, la situación del mercado financiero, los niveles de ahorro y de inversión internos.

 

Nuestra economía seguirá estancada y el estancamiento económico es cuando el crecimiento del PBI esta entre 2% y 3% y se caracteriza por elevados niveles de desempleo y empleos a mitad de tiempo. Según los keynesianos la producción cae, sigue igual o crece poco como es nuestro caso lo llaman “estancamiento secular” y los clásicos lo llaman “estado estacional”.

 

“Nosotros vemos en la confianza un medio de inversión, en la inversión privada una herramienta de crecimiento y generación de empleo y una posibilidad de superar la pobreza y construir un país con equidad.” Álvaro Uribe Vélez

 

La confianza es el fundamento de los éxitos y fracasos económicos de un país como el nuestro. Pero internamente que hacemos, aceptar autoridades que no saben gobernar y tecnócratas que dan recetas y son bien pagados en las consultorías que realizan o están ubicados en puestos burocráticos y dan vueltas en la estructura de Poder en cada Gobierno.

 

Cuando hay confianza, crece la inversión, se hace negocios, planes de mediano y largo plazo, se consume y hay bienestar.

 

Continúa faltando un buen equipo elemental de gerencia publica que acompañe a la presidenta y que sepan que hacer. Es necesario el cambio de ministros en el Gabinete: Economía y Finanzas, Producción (pesca y acuicultura; MYPE e Industria), MIDAGRI (desarrollo agrario y riego) entre otros. 

 

Nuestros gobernantes enfrentan el reto de ponerse de acuerdo para llegar a consensos mínimos para que nuestro país no se convierta en un Estado fallido.

 

La falta de derrotero en la economía es la dolencia que padecemos, carecemos de planificación estratégica, prevención y visión de futuro.


 

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page