top of page
  • Germán Lench

Germán Lench / Crecer 2.0% el 2024 no ayudará (1 de 2) 

Crecer 2.0% el 2024 no ayudará a salir del estancamiento

 

La incertidumbre por El Niño y la desconfianza limitan los efectos del rebote previsto por la recesión. El Gobierno debe “pasar del anuncio a la ejecución”. La economía peruana cerrará el año 2023 con un PBI de -0,5% o -0,6% su peor nivel en los últimos 25 años, sin contar la pandemia. El deterioro del PBI se explica: por protestas sociales, el Niño Costero, efectos del ciclón Yaku, inflación, la tensión política y el mal manejo de la política económica.

 

Entidades como el IPE o Macroconsult, BCR coinciden en terminar el 2023 por debajo del 0%. (- 0.6% y -0.5% El inexorable rebote estadístico tras la recesión no será suficiente para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, ya que se prevé un bajo crecimiento del PBI de 2% o menos para el 2024, seguiremos estancados y 27,8% de la población seguirá siendo pobre en el mismo nivel que en 2011.

 

En un país bien gobernado la pobreza es motivo de vergüenza. Pero en un país mal gobernado, el motivo de vergüenza es la riqueza. (Confucio)

 

Sin embargo, lo más probable es que el FEN sea moderado o fuerte, y ello limita el potencial del crecimiento de la economía, el cual, para revertir el avance de la pobreza y caída de los ingresos salariales, debe anualmente crecer 4.5%.  El efecto más tangible de la desaceleración económica se percibe en el retroceso del salario real promedio, que está -7,1% por debajo del 2019; mientras que en Colombia ya la superaron en 2,0%.

 

La inversión privada acumula cinco trimestres en negativo en minería la caída es cercana al 20% y las expectativas empresariales, siguen negativas. En 2022, la inversión privada se contrajo 0,4% a pesar del crecimiento acotado del país. Un año después, tras el viraje político del actual Gobierno la inversión privada caerá - 7,3%, según el BCR.

 

Por otro lado, la inversión minera bajará -14,1% ante la ausencia de megaproyectos del calibre de Quellaveco. La tasa de -7,3% prevista para la inversión privada representa la cuarta peor caída desde 1999 (-15,2%) o la mayor desde 2009 (-8,8%) sin contar la pandemia (-16,5%).

 

No es que siempre estemos en fase contractiva, debemos de ir recuperándonos gradualmente para llegar a la reactivación, pero será insuficiente si el Gobierno no es capaz de pasar de simple anuncios y promesas a la ejecución concreta de proyectos y acciones.

 

Es probable que la inversión privada entre en positivo el 2024 siempre y cuando se calmen los atorrantes ruidos políticos, que desde el bicentenario nos ha costado aproximadamente US$21.000 millones.

 

Los factores que podrían empujar a un rebote económico el 2024 son el precio favorable del cobre, que superaría los US$3,85 por libra, en un escenario optimista a pesar de la desaceleración de la China; sumado a la reactivación de la pesca, este último afectado por pasarse la temporada de captura de anchoveta a mediados de año.

 

También explican el rebote, los proyectos de inversión como el Megapuerto de Chancay y la menor inflación, lo cual ayudaría a mejorar la capacidad adquisitiva.

 

Pero el precio del petróleo sube a escala mundial y esto incide en el costo del transporte y abastecimiento de los alimentos. Y de allí una larga cadena productiva. Los acontecimientos internacionales pueden hacer variar el precio de un día al otro. La guerra sin fin que hoy se libra en Gaza puede determinar un cambio radical y esta variante esta de la mano de la OPEP.

 

El 2024 si no se toman las medidas necesarias, podría ser un año sin crecimiento del PBI y sin creación de empleo, es decir, otro año perdido qué se traduce en mayor empobrecimiento.

 

Sin embargo, el todavía ministro de economía Alex Contreras anuncia que el PBI 2024 será de 3%, lo que no es creíble por su criticable e inefectiva, gestión en especial en hacer proyecciones inexactas y mal manejo del MEF.

 

Personalmente califico al ministro de economía como un bufón, transcribo lo que dijo: “Te doy una primicia off the récord: estoy presentando mi renuncia en este momento. Petroperú y falta de transparencia en algunas decisiones. Ayer fue un CdM (Consejo de ministros) complicado”, rezó el mensaje de WhatsApp enviado por el ministro Alex Contreras. Después dijo me siento cómodo en el cargo, la reunión de ayer ha generado algunos rumores.

 

Señor Contreras al Perú se le ve como un país tóxico. Hay problemas políticos con un nivel de descomposición: siete presidentes en cinco años. Hay desconfianza en las instituciones del Estado, porque están corroídas de corrupción, pues la tasa de inversión que genera empleo se ha contraído y parece que va a seguir contraída.


 

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page