top of page
  • Germán Lench

Germán Lench / Crecer con calidad (1 de 2) 

Para crecer necesitamos capital humano de calidad

 

La educación es la palanca principal del progreso. Un factor clave para que el Perú logre crecer, en el mediano y largo plazo, es tener capital humano de calidad; personas preparadas y capaces de producir más bienes y servicios con los mismos recursos disponibles.

 

El Estado y la ciudadanía no han logrado crear una visión del país que quieren construir y, al no tenerla, tampoco tenemos una estrategia para el futuro. Por eso las pocas reformas que en su momento fueron aprobadas son desmanteladas por los distintos grupos de poder (mercantilista, informal o ilegal) que han capturado las instituciones públicas.

 

Para lograr mejorar la calidad de vida, el crecimiento de la economía es clave. Y para que la economía crezca, requerimos de inversión privada. Un estudio del FMI donde se explica el rezago del desarrollo de América Latina en comparación con los países asiáticos y los países comunistas, encontró que en el caso de América Latina la falta de capital humano y productividad frena el crecimiento de sus países.

 

Unicef advierte que el Perú vive una crisis educativa sin precedentes y hace un llamado a priorizar a nuestras niñas, niños y adolescentes. La educación es un factor fundamental para impulsar el desarrollo de una sociedad. Sus efectos positivos sobre la prosperidad de las personas y sus familias incluyen mejores oportunidades en el mercado laboral y mayores ingresos que se ven reflejados en una mejora de las condiciones económicas, lo que permite escapar de la pobreza.

 

El Nobel de economía 1979 Theodore Schultz dice “La educación es una inversión”. Sus trabajos demostraron, que la educación conduce a las personas a mejorar su nivel de ingresos y su bienestar. Los resultados de las pruebas PISA 2022 que se unen a los resultados de las EME 2022 nos dicen que: nuestros jóvenes no entienden lo que leen ni pueden resolver problemas matemáticos.

 

A menor educación, menores las posibilidades de obtener un trabajo bien remunerado en el sector formal que permita salir de la pobreza. Lo que tiene impacto en el crecimiento económico, ya que la productividad es menor porque la población económicamente activa (los trabajadores) no tendrá las habilidades necesarias para ser país más competitivo. El 76% de la PEA trabaja en el sector informal.

 

La importancia de la educación parece no estar entre las prioridades del Gobierno ni del Congreso de la Republica. Hace unos meses el actual Congreso, rechazó la reconsideración para debatir el proyecto de ley de nombramiento de docentes, con lo que quedaba aprobado el ingreso de más de 14,000 docentes interinos a la carrera magisterial.

 

Los maestros cesados en el 2014 porque se negaron a tomar la evaluación para entrar a la Carrera Pública Magisterial o porque la desaprobaron. Solo 5,315 se inscribieron para la evaluación y 546 ingresaron a la carrera pública. Así, 4,767 no aprobaron la evaluación, mientras que el resto se negó a rendir el examen. La reposición de estos maestros supone un duro revés a la reforma educativa. Porque un maestro que no puede resolver problemas matemáticos y que no tiene aptitudes pedagógicas no puede enseñar.

 

Una vez más, el Congreso atento contra las pocas reformas que estaban encaminadas a marcar una diferencia. Y, en la medida en que no construyamos una visión de país y no sepamos dónde queremos llevar al Perú, las mafias seguirán imponiéndose. Estamos por debajo de los países que sí tienen las competencias mínimas, donde los exámenes pasan sobre mil puntos y el Perú tiene resultados por debajo de los de los 400 o sea no tenemos competencias o estamos a las justas, En resumen, podemos decir que nuestra educación es básica y frágil.


 

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page