top of page
  • Germán Lench

Germán Lench / ¿Creceremos 3.1%? (2 de 3) 

Fitch Ratings: dice el déficit fiscal del Perú pone en peligro su calificación crediticia, Aunque reconoce desafíos como la incertidumbre política y cuestiona medidas del Congreso, Fitch Ratings ve una perspectiva de crecimiento para 2024 y señala la disciplina fiscal como esencial para futuras evaluaciones económicas del país, pronostica un crecimiento del PBI de 2.6%

 

Se necesita un crecimiento del 2,5% solo para mantener estable el desempleo.

Ben Bernanke, premio Nobel de Economía de 2022.

 

PROYECCIONES DEL INSTITUTO DE ECONOMÍA

 Y DESARROLLO EMPRESARIAL (IEDEP)

 

Debo precisar que el presente año, hay una recuperación débil del PBI por efecto rebote, pero hay proyecciones que esperan que la economía crezca solo 2% o 2.6% las que son tasas anémicas de crecimiento. Salir de la recesión no es reactivación ni crecimiento sostenido. Solo se trata de evitar el quiebre de negocios, caída del empleo y el riesgo de que la disminución del PBI impacte en el sector financiero y desencadene una morosidad en los créditos.

 

Lo que requerimos es un shock de inversiones ya que la inversión privada y la pública han caído en cinco de los últimos diez años. Así mismo se deben adoptar acciones estratégicas urgentes para reducir la pobreza, la que aumento de 27.5% el 2022 ha 33% el 2023, y de acuerdo a la proyección de la Mesa de Concertación para Lucha contra la Pobreza entre 30% a 33%.


Fuente: Chart Infobae Perú Source: INEI / Mesa de Concertación para Lucha contra la Pobreza

 

 

El ministro Arista dice: “Si uno no está controlado o podando rápidamente los gastos que no son relevantes para el servicio público, comienzan a aumentar y ‘se comen todo el espacio financiero’. Esto siempre hay que podarlo”. En pasado días no sé si de forma irresponsable “declaro que tenemos un Gobierno débil” que no tiene la fuerza suficiente para generar un balance en la parte política y desnuda un manejo gubernamental precario. ¿Qué? y luego se retractó.

 

El ruido político genera una sensación de precariedad de las autoridades. Esto hace creer que las reglas de juego pueden cambiar rápidamente dependiendo de lo que estamos viendo afectando a la gran y mediana inversión privada, complementariamente la corrupción es una variable no económica que genera temor en los inversionistas por el riesgo que es mayor. 

 

Señor Arista, inicio su gestión dando una imagen en que sabía lo que decía, que regresaríamos a estar dentro del límite de la regla fiscal. Afirmó que “nuestro déficit fiscal del 2024 seria 2% según la regla”. Y aprobó un Plan de Austeridad para disminuir gastos innecesarios. El 2023, no cumplimos la meta de déficit fiscal. El “tope” era de 2.4% del PBI, pero el resultado fue 2.8%. Sin embargo, en la semana en la Comisión de Fiscalización del Congreso de la República, cambio de opinión y reconoció que no logrará cumplir con el límite de la regla fiscal. Y hace 3 días dijo que el déficit será 2.5% el 2024 desconoció su compromiso.

 

El Premio Nobel 2004, economista Finn Kydland, ha asegurado hoy que lo "más importante" en los momentos actuales es "tener una buena política fiscal" porque es lo que hace que "la economía crezca a mediano o largo plazo".

 

El señor Arista cuestiono al Congreso, señalando que es “es un mal ejemplo cuando, tratamos de reducir el gasto lo que más se puede, sin embargo, el Congreso con la potestad y libertad que le da la Constitución, entrega bonos a los parlamentarios y sus trabajadores, siendo un muy mal ejemplo que genera expectativas negativas de derroche”. 

 

El Congreso otorga bonificaciones muy por encima del resto del sector público afirmo. Pero luego retrocede: el ministro trata de sanear las cuentas fiscales critica al Congreso por los bonos y publico un decreto para limitar los gastos públicos; sin embargo, luego, apruebo un crédito suplementario de más de S/50 millones al Parlamento.

 

Sus acciones son enredadas, inicia su gestión resaltando el respeto a la regla fiscal, pero aumenta la capacidad de endeudamiento de la Municipalidad de Lima a pesar que la comuna se está sobre endeudando y añadido a este hecho, el déficit fiscal acumulado en los últimos 12 meses a marzo resultó en 3.3% según el BCR.

 

Preocupa que especialistas económicos digan que el señor Arista, es un ministro Mantequilla, da pase a todo. Cede a Petroperú, Cede a beneficios de ciertos gobiernos regionales. Hasta ahora no ha propuesto ni hecho nada trascendente de impacto. El ministro Arista aparentaba tener una mayor preocupación con respecto a no generar gastos o cambios en el sistema previsional. Su posición era contraria al retiro de los fondos administrados por las AFPs y luego no la observo por ser una la Ley aprobada por el Congreso y se promulgo.

 

El ministro tiene la obligación de sanear las cuentas públicas. Sin embargo, en lo que respecta a la regla fiscal, las señales no son favorables. “el FMI, que hace la evaluación de la economía peruana y las finanzas públicas, advierten que tenemos solvencia y que podríamos darnos el lujo de aspirar a un déficit fiscal más alto para no atentar contra la recuperación económica”. Creo que están viendo difícil el cumplimiento de la regla como ya lo anuncio el señor Arista.


 

0 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page