top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Herberth Cuba / Heladas y friajes ¿y el Plan?

Otra vez víctimas por heladas y friajes ¿y el Plan?


Ya hay más de 3,000 casos de neumonía de niños y adultos mayores

El Gobierno ha promulgado el 6 de mayo del 2022 el Decreto Supremo 047-2022-PCM que aprueba el “Plan multisectorial ante heladas y friaje 2022-2024”. El Decreto Supremo también ha asignado más de S/ 524 millones para el 2022, que corresponden para las heladas, casi S/ 474 millones y para los friajes un poco más de S/ 50 millones. La bolsa presupuestal está compuesta por una serie de programas presupuestales a cargo de diversos sectores; sin embargo, el programa presupuestal 068 “Reducción de la vulnerabilidad y atención de emergencias por desastres” aporta el monto mayor.


En ese contexto, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC-Perú) del Ministerio de Salud (Minsa) ha informado que hasta la semana 19 de este año, que finalizó el 14 de mayo, habían fallecido por neumonía en las zonas afectadas por bajas temperatura 125 personas, entre las cuales quince eran niños menores de cinco años y 110 adultos mayores de 60 años. También señala que han cursado con episodios de neumonía 1,832 niños menores de cinco años y 1,401 adultos mayores de 60 años. Con solo contrastar las fechas se evidencia que el 6 de mayo ya ha había víctimas mortales; por tanto, existía retraso en la decisión del gobierno de promulgar el Decreto Supremo que aprueba el “Plan multisectorial”.


Es necesario resaltar que desde el año 2012 en que se inició la implementación del “Plan ante las heladas y friajes”, ha recibido actualizaciones y cambios con relación al financiamiento y al tipo de intervenciones, con la participación de más de diez sectores e instituciones públicas. Sin embargo, a partir del 2020, debido a la pandemia de covid-19, el proceso de implementación del Plan Multisectorial ha tenido dificultades, con grave perjuicio en las poblaciones altoandinas que han sido afectadas por las heladas y de las comunidades de la selva, debido al friaje. Por tanto, la demora en la aprobación del nuevo “Plan multisectorial 2022-2024” es cuestionable.


Los últimos 10 años han demostrado las dificultades en la comprensión del fenómeno de las heladas y del friaje. En el 2012 hubo enormes protestas debido al número recurrente de muertes cada año. Sin embargo las respuestas eran aisladas, sector por sector y con los recursos presupuestales de cada uno. Además, las intervenciones eran paliativas. Luego, se introdujeron en los planes anuales presupuestados, y se ampliaron algunas intervenciones ligadas a la vivienda, a los colegios y a las actividades económicas de cada sector. Recién en los últimos años se plantearon actividades sostenibles, pero que fueron frenadas en su aplicación por la pandemia Covid-19.


En ese sentido, ha sido muy importante el trabajo articulado de cada uno de los sectores e instituciones del Estado, y también que se señalen objetivos bajo la modalidad de presupuestos por resultados, para darle eficacia y sostenibilidad en el tiempo. Según el plan multisectorial aprobado, el objeto de la intervención por las heladas son 6,787 centros poblados en 436 distritos de 96 provincias. Además, las intervenciones ante el fenómeno del friaje están distribuidas en 117 distritos que corresponden a 36 provincias. Asimismo señala que “la finalidad es contribuir a la construcción de la resiliencia de la población expuesta, así como de sus actividades económicas y medios de vida, a los efectos adversos de las heladas y el friaje, en todas las etapas de vida y en los ámbitos territoriales priorizados”.


Hay que tomar en cuenta que la Presidencia del Consejo de Ministros es el ente rector del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres (Sinagerd), por tanto el plan multisectorial es de obligatorio cumplimiento para los ministerios e instituciones que forman parte del Sinagerd.


Las intervenciones del Plan Multisectorial son 34 y están subdivididas por tipos, denominados aceleradoras de sostenibilidad y de entrega directa. Por ejemplo las aceleradoras son cinco y están asignadas en su ejecución a sectores o instituciones de la siguiente manera: a la adecuación de las viviendas rurales (Ministerio de Vivienda), acondicionamiento térmico de los locales educativos y los módulos educativos prefabricados (Pronied, del Ministerio de Educación), así como los cobertizos y pastos cultivados (Agrorural). En el caso del Ministerio de Salud, participa en las intervenciones de sostenibilidad como, por ejemplo, en la vacunación contra la neumonía a menores de cinco años y a los mayores de 60 años; también en las intervenciones de entrega directa mediante campañas de “procedimientos médicos, campañas de vacunación, charlas demostrativas y sesiones educativas”. Por último, existen otras intervenciones, como la que realiza el Minsa en la organización de la atención de salud, que implica capacitaciones del personal de salud y de agentes comunitarios, así como la supervisión de las actividades sanitarias.


A pesar del intento de cambio de la percepción del gobierno frente al fenómeno de las heladas y del friaje, del presupuesto asignado, y de la declaración de la aplicación del enfoque de derechos humanos e interculturalidad, entre otros, aún no se construyen las capacidades de respuesta para enfrentar estos fenómenos climáticos. La aplicación del Plan Multisectorial, aunque tardía, podría ser un avance siempre y cuando se comprenda que no se trata de otorgar desde el Estado, como dádivas, los servicios y “prestaciones” que necesita la población. Lo que se quiere es que los ciudadanos logren fortalecer sus propias capacidades de tal manera que tengan “poder de acceso” a los servicios por sí mismos, o con la solidaridad de la sociedad, mediante mecanismos de transferencias directas condicionadas a los pobladores y a los operadores comunitarios de los servicios.


La demostración de que eso no ocurre es el retraso de la vacunación contra el covid-19 en las poblaciones altoandinas, dispersas, nativas u originarias. En ese sentido, el desplazamiento de brigadas y la realización de campañas “es más de lo mismo”. ¡Urge corregir!


3 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page