top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Herberth Cuba / Respuesta sanitaria ante gripe aviar

Existe un potencial riesgo de transmisión a las personas

El 29 de noviembre del 2022, mediante Resolución Jefatural 0180-2022 Midagri-Senasa, ha sido declarada “la emergencia sanitaria en todo el territorio nacional ante la presencia de influenza aviar de alta patogenicidad en aves domésticas, por el periodo de 90 días calendario”. El informe de la Unidad del Centro de Diagnóstico de Salud Animal del Senasa da cuenta del resultado positivo a influenza aviar de alta patogenicidad en muestras traqueales de un gallo y un pato domésticos hallados en la localidad Gallito, distrito de San José, provincia y departamento de Lambayeque.


Recalca “que la influenza aviar es una enfermedad viral altamente contagiosa, que puede matar hasta el 90%-100% de la parvada y causar epidemias que pueden propagarse rápidamente, devastar la industria avícola y dar lugar a pérdidas económicas y restricciones comerciales”. En consecuencia, la declaratoria de emergencia sanitaria es por 90 días calendario prorrogables de acuerdo con la evaluación epidemiológica. También “se deben adoptar medidas sanitarias e intensificar las acciones de vigilancia y control con la finalidad de eliminar el foco y evitar su diseminación a otras áreas geográficas del país”.


Las medidas sanitarias incluyen la prohibición de movilizar aves domésticas vivas y productos de riesgo –desde las zonas consideradas como foco, perifoco y de vigilancia– sin autorización de Senasa, de trasladar aves domésticas vivas y sus productos de riesgo sin el certificado de Senasa, de ingresar aves a los predios positivos a influenza aviar, de visitar predios agrícolas en los que se haya dispuesto alguna medida sanitaria, de arrojar aves muertas a los canales de riego, drenaje o ríos, así como, la prohibición de llevar a cabo ferias o exposiciones o eventos gallísticos y demás concentraciones de aves y manipular, sin equipo de protección personal, aves con síntomas o sospecha de influenza aviar.


Por otro lado, las personas o empresas avícolas deberán utilizar soluciones a base de amonio cuaternario o glutaraldehído en lugares de ingreso y salida y desinfectar todos los equipos, herramientas, materiales, indumentaria, calzado, vehículos, entre otros. En los predios que han dado positivo deberán colocar letreros con la frase: “prohibido el ingreso por medidas de control cuarentenario”.


En los lugares en donde se ha detectado influenza aviar se debe coordinar con el personal de Senasa para el sacrificio y eliminación de todas las aves domésticas, así como sus productos, camas, plumas, estiércol, entre otros, y su entierro a una profundidad de 2 metros como mínimo. Asimismo, limpiar y desinfectar las instalaciones, equipos, utensilios y las herramientas utilizadas para el entierro. Por último, antes de repoblar las granjas con aves se deberá efectuar su monitoreo serológico a los 15, 30 y 45 días calendario, con resultados negativos.


Sin embargo, la Alerta Epidemiológica 028-2022 del CDC-Perú (del Minsa) señala que “en el mes de abril Estados Unidos reporta el primer caso en humanos de influenza A H5N1, en una persona que participó del sacrificio de aves de corral”. Este hecho, según el CDC-Perú obliga a “vigilar la situación en el territorio nacional y tomar las medidas preventivas, por si el virus mutara para convertirse en un riesgo más alto para la salud humana”. La AE 028-2022 señala que el CDC-Perú ha tomado conocimiento que la influenza aviar es altamente patógena en pelícanos, encontrados en las playas (Cangrejos, Paita, San José y Pimentel en Lambayeque, Puerto Viejo en la Región Lima, Punta San Juan en Ica).


En ese sentido, existe un potencial riesgo de transmisión de influenza aviar a personas que tengan contacto directo con aves silvestres infectadas vivas o muertas en el litoral del país. Nótese que la AE 028-2022 del Minsa no da cuenta aún de los hallazgos de influenza aviar en aves de corral o domésticas, como si lo ha hecho Senasa. El contagio de las aves silvestres a las aves domésticas ya ha ocurrido, por tanto, es necesario extremar las medidas sanitarias, para que no ocurra el contagio hacia los humanos, con la más amplia cooperación entre diversas instituciones públicas y la comunidad.


Por lo ocurrido hasta la fecha en otros países afectados por la influenza A H5N1, que es la que se encuentra ahora en el Perú, el contagio entre humanos aún no existe evidencia. Por ejemplo, según la página del CDC de EE. UU. del 5 de mayo del 2022, “desde el 2003 hasta la fecha, los países notificaron a la OMS más de 860 infecciones en humanos” por influenza A H5N1, y de los virus que ahora circulan, solo se han reportados dos casos: uno en Reino Unido, que fue un criador de aves, asintomático y otro en Estados Unidos, ya referido.


A pesar de esa constatación, es necesario tomar precauciones muy estrictas para los humanos, aunque sin causar alarma ni pánico, como el cierre de playas o las cuarentenas. Es necesario fortalecer la vigilancia de las personas sintomáticas respiratorias, evaluar las áreas de riesgo por el alto flujo de aves migratorias o por la existencia de predios avícolas, la detección de casos sospechosos o graves y el uso de los hisopados (nasal y faríngeo), entre otros con un adecuado funcionamiento de los laboratorios de salud pública.


En ese sentido, es imprescindible implementar la estrategia sanitaria con enfoque comunitario para reducir o mitigar la transmisión del virus A H5N1, sea de las aves silvestres a las domésticas o a los humanos. El enfoque comunitario permitiría la articulación, por un lado, de las instituciones públicas y privadas, como los municipios, Minedu, Senasa y el Ministerio de Agricultura, el Instituto Nacional de Salud y los laboratorios de Salud pública, Minsa y los gobiernos regionales, así como, de los centros y puestos del Primer Nivel de Atención Salud en una acción de impacto y coherente. Por otro lado, la participación de la comunidad organizada, de los agentes sanitarios y líderes comunales, con altos niveles de compromiso y con adecuada información y educación sanitaria, bajo lineamientos claros de las autoridades. ¡Alto a la desorganización gubernamental y al pánico!


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page