top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Herberth Cuba / Resultado de presupuesto por resultados

INEI y los resultados de los programas presupuestales, no son buenos, incluso en algunos casos son malos


El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) publicó, en marzo del 2023, el informe Perú: indicadores de resultados de los Programas Presupuestales 2022, en el que evalúa la gestión gubernamental del Presupuesto por Resultados (PpR) y el cumplimiento de sus indicadores en cada uno de los sectores o ministerios involucrados. La recolección de datos se hizo en la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar, realizada de enero a diciembre del 2022, que presenta estimaciones de los indicadores de resultados para el articulado nutricional, indicadores sobre resultado de desarrollo infantil temprano, salud materna neonatal, acceso de la población a la identidad e indicadores de resultados sobre reducción de la violencia contra la mujer.


En cuanto al Programa Nutricional, INEI ha evaluado el acceso de los hogares al agua tratada; es decir, aquella que ha recibido algún tratamiento antes de beberla, como haber sido hervida, clorificada, desinfectada o que se consume en forma embotellada. En ese sentido, en promedio el 97.7% de los hogares tienen acceso a agua tratada, aunque en las áreas urbanas alcanza el 99.1% y en las rurales el 92.8%. Como se puede apreciar, este indicador no evalúa la existencia o no de la red pública de agua potable. Asimismo, la brecha urbano rural es mayor con relación al saneamiento básico porque mientras que el promedio es de 95.5%, el área urbana posee 98.2% y la rural sólo el 85.4%. Este indicador es esencial debido a que la eliminación de excretas en servicios higiénicos adecuados evita las infecciones y los contagios en las familias y las comunidades. Otra vez, este indicador suma a los hogares que están conectados a la red pública, dentro o fuera de la vivienda, con aquellos que tienen letrina, pozo séptico, ciego o negro. Es obvio que la meta es que todos los hogares del país tengan saneamiento básico conectado a la red pública.


Con relación al Programa Presupuestal orientado al desarrollo infantil temprano, el INEI ha evaluado la desnutrición crónica en menores de cinco años. El promedio nacional es de 11.7%, con un leve descenso frente al 2021, en el que fue de 12.9%. Sin embargo, en el área urbana descendió hasta 7.1% y en el área rural es de 23.9%. Como se puede apreciar, la brecha de desnutrición entre las zonas urbanas y rurales es de más de tres veces. En cambio con relación a la evaluación de la lactancia materna, en la zona rural es mayor con 76.7% frente al área urbana con 61.4%. En el caso de la anemia en menores de 3 años, el promedio nacional es de 42.2%, y en la zona rural es mayor con 51.5% mientras que el área urbana alcanza 39.0%. Otro indicador que ha tenido un curso ascendente negativo es la infección respiratoria en menores de 5 años: en las dos últimas semanas previas a la encuesta que de 6.1% (2021) pasó a 13.7% en el 2022. En este caso también el área rural presenta 16.3% frente a 12.8% del área urbana. Sobre la enfermedad diarreica, que es una causa importante de mortalidad en los menores de 3 años, 15.1% de los menores tuvieron diarrea en las dos semanas previas al día de la encuesta, aunque en el área rural fue de 17.2% y en la urbana de 14.4%.


Las vacunas que se aplican para menores de 36 meses, según el Esquema Nacional de Inmunizaciones del Minsa, son contra la tuberculosis, difteria, tos convulsiva, tétanos, haemophilus influenzae tipo B y hepatitis B, así como, contra la polio, la diarrea por rotavirus, contra la neumonía por neumococo, sarampión, rubeola y paperas (parotiditis), con algunos refuerzos. Dadas las ventajas de la vacunación para prevenir estas enfermedades, las coberturas deberían ser superiores al 95%. Sin embargo, el año 2022, sólo el 55.9% de menores de 36 meses, recibieron vacunas de acuerdo con su edad, según el INEI, la diferencia entre rural y urbano es pequeña (55.7% y 56% respectivamente). En el caso de los niños menores de 12 meses, las vacunas que recibieron de acuerdo con su edad, según el Esquema Nacional de Inmunizaciones, las estimaciones han sido de 69.1%, similares al 2021, las zonas urbanas con 70.9% frente a 66.2% de las áreas rurales. Bajo el lema “ponte al día, cada vacuna cuenta”, el Minsa desde el 22 de abril del 2023, implementa la Semana de la Vacunación de las Américas. Debido a las bajas coberturas la tarea es imprescindible.


La vigilancia del desarrollo y la detección precoz de enfermedades o trastornos y discapacidades de los menores de 36 meses, conocida como Crecimiento y Desarrollo (CRED), han cubierto sólo al 11% de los controles para su edad, aunque el área urbana fue de 7.5% y la rural de 20.9%. El último componente que se evalúa en el Programa Presupuestal orientado al desarrollo infantil temprano es el consumo de suplemento de hierro, para evitar la anemia por su deficiencia, que produce alteraciones del desarrollo cognitivo durante el crecimiento con carácter irreversible. Los 7 días previos a la Encuesta solo en promedio el 33.4% de los menores de 6 a 35 meses consumieron hierro, en el área rural ha sido de 32.0% y 37.2% en la rural.


En cuanto al Programa Presupuestal de Salud Materna Neonatal, la cobertura en controles prenatales, que debería ser superior al 95%, es para el primer control de 81.8% en promedio, y con seis controles o más, en la sierra (86.3%), en la selva (85.1%) y en la costa (84.6%). La cobertura de partos en los establecimientos de salud ha sido en promedio de 93.3%, (97.1% en el área urbana y 81.3% en la rural). Con relación a los programas presupuestales acceso de la población a la identidad e indicadores de resultados sobre reducción de la violencia contra la mujer, el porcentaje de menores de 6 a 59 meses que no estuvieron inscritos en la municipalidad o Reniec, ha sido de 3.1% y según la Encuesta, la violencia ejercida alguna vez contra la mujer asciende a 55.7% y durante los últimos 12 meses ha sido de 8.6%.


Cómo se puede apreciar, los resultados no son buenos, incluso en algunos casos, malos, a pesar de que se asignan los dineros en función de los resultados. Existe deficiencia en el seguimiento de cada uno de los Programas Presupuestales. ¡Rediseñar y mejorar la gestión de los PpR!


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page