top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Inés Carazo / Propuestas para la educación en emergencia



En diciembre 2020 el Financial Times. Publicó un artículo titulado: “Cuatro pasos para lograr una educación equitativa” de David R. Malpass Presidente del Grupo Banco Mundial donde señalaba que la pandemia de COVID-19 (coronavirus) que aún vivimos, “está generando una interrupción sin precedentes de la educación que pone en peligro el aprendizaje actual y los ingresos futuros de millones de niños de todo el mundo”. También reconocía que hablando de equidad de género aún son las niñas las que corren el mayor riesgo.


Por lo tanto, propone la necesidad de nuevos enfoques para respaldar inversiones en educación e incluso reducciones o refinanciaciones de la deuda para que los países como Perú con grandes brechas de escolaridad y diferencias en su diversidad territorial y cultural “puedan financiar la escolarización básica que se requerirá en los próximos años.”


En Perú antes de la pandemia, ya era clara la prioridad de superar la brecha de la llamada “pobreza de aprendizajes”, que las pruebas PISA u otras median reflejando la incapacidad de niños y niñas peruanos de 10 años de poder leer y entender un texto sencillo; y por cierto, de resolver operaciones matemáticas.


Para el Banco Mundial, las estadísticas en los países de ingreso bajo y mediano, como Perú, cerca del 53 % de los niños carecían de dichas habilidades básicas, y estiman que la proporción podría aumentar al 63 % después de la crisis. Esta generación de estudiantes con esas brechas de educación podría significar perdidas de salario o más informalidad y empleos precarios que el BM estima “por valor de USD 10 billones como resultado de la educación que habrán dejado de recibir.” Y grandes dificultades para poder incorporar las tecnologías de esta revolución de la industria 4.0 en la que estamos inmersos. Se requiere más interacción entre los distintos niveles educativos y el uso de infraestructuras compartidas.


Las estadísticas coinciden en que en nuestro año bicentenario, el reciente 2021, las consecuencias económicas de la COVID-19 llevarían en el mundo a la pobreza extrema a 150 millones de personas más que se suman a los 689 millones de pobre que existen actualmente, Esto impacta en niños que dejan la escuela y para el BM. “el aumento de la pobreza, en combinación con el cierre de escuelas, constituye una amenaza específica para las niñas.” Las tasas de deserción de alumnos en distintos niveles educativos están aumentando, aunque las cifras no son muy claras en Perú y por regiones. Pero, la probabilidad de que las niñas no regresen es mayor aumentando la inequidad a futuro.


Es urgente que quienes postulen a la presidencia en abril de este año propongan planes de educación más creativos que los colgados en las redes, con medidas urgentes de corto plazo además de estrategias de más largo plazo. Si en todas las regiones de Perú no se evalúa críticamente el impacto del 2020 y no se adoptan iniciativas específicas a cada región, con participación de los representantes que sean elegidos al parlamento, el aumento de las desigualdades en los resultados educativos será crítico y esto impactará en las posibilidades de ingresos futuros para ellos y para sus familias. "La falta de medidas para abordar la deuda en la actualidad privará a una generación de niños de la educación y las oportunidades que les permitirían generar prosperidad para ellos y para sus familias", señala el artículo.


Hay que evitar que las cargas de la deuda y la disminución de los ingresos públicos lleven a reducir las inversiones más importantes y urgentes en capital humano en todos los niveles educativos y muy especialmente en la educación básica y la educación técnica. Por lo tanto es conveniente que los partidos políticos debatan sus propuestas para mejorar con énfasis en cada territorio los sistemas educativos más adecuados, “más resilientes y más equitativos”.


El Banco Mundial propone tener en cuenta cuatro áreas que merecen propuestas y discusión entre los candidatos:


1) Cerrar la brecha digital y promover el uso eficaz de las herramientas en línea para el aprendizaje híbrido.

2) Acelerar la inversión en docentes calificados, “proporcionándoles formación práctica para mejorar el aprendizaje y las habilidades”.

3) Tener en cuenta la importancia de las familias y la situación en el hogar y en la comunidad para “garantizar la continuidad del aprendizaje tanto en el aula como en la comunidad.”

4) Integrar la educación en políticas más amplias orientadas a invertir en los jóvenes y protegerlos, incluyendo medidas para abordar la explotación, el abuso y el acoso sexual y la equidad de género.


Para esto creo que se requiere en cada caso implementar nuevos enfoques e innovaciones que tengan en cuenta la heterogeneidad de nuestras regiones. Se requiere mejorar los contenidos digitales y televisivos, y asegurar no solamente que se llegue a un mayor número de niños en sus hogares o en espacios comunitarios seguros sino el nivel del aprendizaje.


En Perú es urgente mejorar las conexiones a internet en especial en las fronteras y en la amplia Amazonía y el material didáctico digital y en lenguas originarias.


También es esencial no solo el conocimiento sino en las habilidades básicas y en la actitud que necesitan los estudiantes y los docentes. es posible que se requiera la modificación de las evaluaciones a nivel de cada región sin dejar de tener en cuenta las necesidades de salud pública y el tiempo perdido.


Son las personas y sus capacidades el verdadero motor que impulsa el crecimiento y la productividad de cada país y sin aumentos en productividad no resolveremos de forma sostenible las brechas salariales existentes. El crecimiento y la estabilidad social también corren peligro.


La Educación está vinculada a inversiones y a economía, a la deuda pública y a la recaudación tributaria pero también a las prioridades y a la buena gestión del gasto público y a cero corrupción para destinar recursos a la educación y la recuperación con cambios de sus economías.


Se requieren políticas de largo plazo para el aprendizaje, pero también tener en cuenta que hay una crisis en la educación debemos encararla con URGENCIA Y CREATIVIDAD en este flamante y desafiante 2021 Bicentenario


7 visualizaciones0 comentarios

ความคิดเห็น


bottom of page