top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Inés Carazo / Reactivación con innovación y sin contagio (2 de 2)


Las inversiones públicas y la reingeniería de las empresas de todo tamaño y unidades de agricultura familiar requieren formación de nuevas capacidades locales con el soporte de IST, colegios técnicos y hasta CETPRO y de los programas de certificación laboral Necesitamos incorporar a la formulación y ejecución de los proyectos de inversión pública a nivel nacional regional y provincial a los mejores profesionales del país, que si los tenemos, para la construcción de hospitales, colegios y centros de acopio y transformación o de aprovechamiento de energías renovables para las cuales si existe una masa crítica de profesionales y empresas peruanas peruanos capaces de utilizar tecnologías como BIM (Building Inteligent Managment) que incorporan el VDC (Virtual Design and Construction) y permiten la pre-construcción virtual de la obra en 3D que facilita la interacción de obras civiles, eléctricas y sanitarias durante todo el ciclo del proyecto. Estos sistemas ya los han usado empresas peruanas que han incorporado a los mejores profesionales peruanos, algunos retornando de las más prestigiosas universidades del mundo, y que se han evidenciado en las obras para los Panamericanos.


El financiamiento para la reactivación requiere reordenar la Programación Multianual de Inversiones, el presupuesto del 2021 y la cartera de proyectos en el gobierno central y en cada región. Tenemos que hacer el mejor uso de los actuales saldos presupuestales de inversiones en ejecución e incorporar los proyectos de inversión que cierren las brechas evidenciadas por el COVID 19 de salud, educación y energía y contribuyan a la reforestación y la agroforestería y a la seguridad alimentaria y nutricional de los territorios a la vez que generan empleo temporal que contribuye a reactivar la demanda de bienes y servicios.


Creo que es urgente acompañar las etapas de reactivación de la oferta productiva con una revisión de presupuestos ante emergencia y un adecuado uso en las regiones que los tienen de los recursos de canon, sobre canon y regalías (del Gore y las universidades). A la vez ser muy dinámicos en el mejor uso de las asociaciones público privadas o las obras por impuestos o los proyectos Procompite a nivel provincial y distrital para permitir que las asociaciones de productores se adecuen a los protocolos sanitarios o el comercio on line, o puedan avanzar en el valor agregado local en la conservación de alimentos a nivel territorial.


Una oportunidad a tener en cuenta para la reactivación es la convocatoria de Innóvate Perú a Ecosistemas regionales de innovación y emprendimiento y a proyectos de investigación desarrollo e innovación que permitan una reingeniería de las empresas de todo tamaño incluyendo la robótica, la digitalización, la inteligencia artificial, la biotecnología y la trazabilidad blockchain. Para ello es importante aumentar el gasto en ciencia, tecnología e innovación para la formación de técnicos y profesionales y la infraestructura de investigación y de servicios descentralizada y para que las empresas pueden hacer uso de estímulos tributarios que ofrece CONCYTEC o a los Fondos concursables como Fondecyt, Innóvate Perú, PNIPA, o algunos fondos sectoriales del Minagri para riego por ejemplo,/ Ministerio del ambiente u otros, así como el soporte a las MYPES para poder participar eficientemente y con estándares de calidad en las compras estatales, accediendo a la oferta de servicios , asesoría y ensayos de verificación de los estándares de calidad que se exijan.


La reactivación con cambio y sin contagio es tarea de todos y todas, del estado, la academia, la empresa y la sociedad. Juntos si podremos festejar el Bicentenario en el camino a la recuperación sanitaria y económica del Perú.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page