top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Aliosha Casimiro / Innovación empresarial en Perú (2 de 4)

Dificultades y limitaciones para realizar esfuerzos de innovación empresarial en el Perú


Un estudio comparativo, realizado por García et al (2021) , nos puede aproximar a idear una respuesta en función de lo que denominaron “trayectoria de innovación”. Este estudio, a partir de los resultados de un modelo lineal, concluye que el nivel de la “trayectoria de innovación” de Corea del Sur está por encima de los 5 países latinoamericanos considerados para el análisis (según los resultados, de mayor a menor: Chile, México, Brasil, Colombia y Perú), asimismo, concluye que, durante el periodo de análisis, la “trayectoria de innovación” de Corea del Sur ha demostrado ser constante y estable, por lo que, se puede distinguir una diferencia de la capacidad innovadora de Corea del Sur con los países sudamericanos, la cual podría explicarse debido a mejores niveles de los factores considerados en este estudio. A decir, este estudio, basado en datos generados por el Foro Económico Mundial sobre competitividad e innovación en el periodo 2010-2017, colige que la “trayectoria de innovación” de un país puede estar determinada, en mayor medida, por más de un factor, entre ellos: la calidad de las instituciones de investigación, la inversión de las empresas en I+D, la colaboración academia-industria, la disponibilidad de científicos y la aplicación de patentes.


Continuando con la comparación con Corea del Sur, Almeida (2019) expone una comparación que resulta muy interesante traer a colación (más aún con los resultados de García et al (2021) que comentamos previamente). Según las gráficas expuestas por el primer autor, durante la década del 60 y la mitad de la década del 70, los PBI per cápita del Perú y Corea del Sur eran muy similares, incluso el PBI per cápita peruano superaba ligeramente al PBI per cápita del país asiático, sin embargo, a partir de 1976, la economía sur-coreana superó a la economía peruana y cada año esta diferencia se ha acrecentado, siendo así, según expone, al año 2017, el PBI per cápita surcoreano rondaba la cifra de $ 30 mil, muy por encima de la cifra peruana que apenas superaba los $ 5 mil; es decir, hace casi 50 años, Corea del Sur y Perú poseían niveles similares de PBI per cápita, sin embargo, en la actualidad, la economía asiática ha superado enormemente al Perú.


Entonces, podemos colegir que, con ánimos de comparación, países como Corea del Sur han demostrado contar con mayores (y mucho más sólidas) capacidades de innovación que otros países (por ejemplo, el Perú), lo cual, en línea con estudios y literatura del tema, les ha permitido obtener mejores desempeños en términos de desarrollo económico, productividad y competitividad. Pero, ¿qué factores no nos permitirían generar mayores niveles de innovación y alcanzar mejores estados de competitividad y productividad en nuestra economía? La respuesta requiere de análisis concienzudos del proceso de innovación; sin embargo, partiendo del hecho de que evaluar empíricamente la innovación resulta un trabajo complejo y difícil, en la práctica se suele emplear definiciones e índices de innovación elaborados por organismos internacionales y entidades nacionales, lo cual permite la realización de estudios que permiten aproximarnos a la innovación a partir de sus posibles factores.


Tal como se comentó, García et al (2021) postula que la capacidad innovadora de 5 países latinoamericanos podría explicarse por varios factores, entre ellos, la intensidad de inversión en I+D, la disponibilidad de capital humano y la utilización de patentes. En esa línea, investigaciones recientes configuran al proceso de innovación como una función de producción, cuyos factores o determinantes incluyen los aspectos ya señalados y agregan el capital físico, las publicaciones científicas, entre otros. Al respecto, un interesante estudio econométrico de Buesa et al (2002) respecto de la economía española propone un modelo agrupado de determinantes de la innovación regional (variable dependiente aproximada a partir del registro de patentes como referencia de la generación de innovación). El estudio concluye que, los factores determinantes de mayor relevancia de la innovación regional son: i) el número de empresas que realizan actividades de I+D de forma sistemática; ii) el gasto interno en I+D que realizan las empresas (incluyen los recursos públicos o de cooperación obtenidos); iii) el entorno económico y científico empresarial.


Entonces, ante lo recientemente mencionado, podemos estar en condiciones, al menos aceptables, de distinguir algunos factores que pueden determinar el nivel de innovación de una nación. Así, en este conjunto de factores se desprende la relevancia de la participación del empresariado como fuente principal de la innovación. Por ello, en el contexto peruano se podría sugerir la existencia de limitantes u obstáculos que impiden o restringen una mayor participación de las empresas en actividades de innovación.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page