top of page
  • Foto del escritorJackeline Castañeda

Jackeline Castañeda / Desafío y Oportunidad para Perú (1 de 3) 



Impacto de las Economías Emergentes en los Mercados Agrícolas Globales: Desafíos y Oportunidades para el Perú

 

1.     Introducción

En las últimas dos décadas, las economías emergentes han desempeñado un papel crucial en la reconfiguración de los mercados agrícolas a nivel mundial. Según el informe conjunto de la OCDE y la FAO, estas economías seguirán siendo actores determinantes en la próxima década, aunque con cambios significativos a nivel regional que influirán tanto en la oferta como en la demanda de productos agrícolas. Este artículo analiza el contexto actual, las implicaciones específicas para el Perú, las perspectivas futuras de las economías emergentes, las acciones urgentes necesarias y las políticas públicas requeridas, concluyendo con valiosas lecciones aprendidas.

 

2.     Perspectivas Agrícolas: Implicaciones y Proyecciones[1]

El informe de Perspectivas Agrícolas, colaboración entre la OCDE y la FAO, subraya la urgencia de estrategias específicas para cerrar las brechas de productividad en países de ingresos bajos y medianos, destinadas a incrementar la producción interna y mejorar los ingresos de los agricultores. El Director General de la FAO, QU Dongyu, enfatiza la importancia crítica de estas estrategias para el desarrollo agrícola sostenible.

 

2.1  Perspectivas de las Economías Emergentes

 

·       Crecimiento Demográfico y Económico: Las economías emergentes, especialmente en Asia y África, continuarán experimentando un significativo crecimiento demográfico y económico. Este aumento, junto con la urbanización y la mejora en los estándares de vida, impulsará una creciente demanda de alimentos, productos acuícolas y pesqueros. Según las proyecciones de la OCDE y la FAO, se espera que la demanda total de productos agrícolas, acuícolas y pesqueros aumente en un 1.1% anual durante la próxima década, siendo los países de ingresos bajos y medianos los principales impulsores de este crecimiento.

·       Cambio en los Patrones de Consumo: En los países de ingresos medios, se anticipa un incremento del 7% en la ingesta calórica, impulsado principalmente por un aumento en el consumo de alimentos básicos, productos de origen animal y grasas. Mientras tanto, en los países de ingresos bajos, se prevé un aumento del 4%, insuficiente para alcanzar el objetivo de erradicar el hambre para 2030 según los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos cambios en los patrones de consumo subrayan la urgencia de políticas que aborden tanto la seguridad alimentaria como la nutrición.

 

2.2 Productividad y Emisiones

El crecimiento de la producción agrícola se atribuirá principalmente a los aumentos de productividad de las tierras cultivadas, en lugar de la expansión de estas áreas. Este enfoque contribuirá a la reducción de la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la agricultura. Se estima que las emisiones directas de origen agrícola aumentarán solo un 5% durante la próxima década, lo cual es un avance significativo hacia una agricultura más sostenible.

 

2.3 Brechas de Productividad

A pesar de los avances, en regiones menos productivas de África y Asia, persistirán grandes brechas de productividad, afectando negativamente los ingresos agrícolas y la seguridad alimentaria, y aumentando la dependencia de las importaciones. Factores como las brechas tecnológicas, el bajo uso de insumos y las condiciones climáticas naturales son determinantes clave de estas disparidades.

 

2.4 Importancia del Comercio Internacional

El buen funcionamiento de los mercados internacionales de productos agrícolas seguirá siendo esencial para la seguridad alimentaria mundial. Actualmente, el 20% de las calorías se comercializan internacionalmente, permitiendo a las poblaciones rurales mejorar sus medios de subsistencia a través de su participación en estos mercados y en las cadenas de valor agroalimentarias globales.

 

2.5 Proyecciones de Precios y Reducción de Pérdidas

Se proyecta que los precios reales de referencia de los principales productos agrícolas regresen a una ligera tendencia a la baja en los próximos diez años, aunque esto podría no reflejarse necesariamente en los precios minoristas locales. Además, se contempla un escenario en el cual se reducen a la mitad las pérdidas de alimentos para 2030, con impactos significativos: una posible disminución del 4% en las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura, mejoras en las raciones alimentarias en países de ingresos bajos y medios, y una reducción en la subalimentación a nivel global.

 

En el informe "Las Perspectivas Agrícolas",[2] se simula cómo la reducción de pérdidas alimentarias podría contribuir a mitigar el cambio climático, dado que estos gases atrapan el calor en la atmósfera. Además, se anticipa un aumento del 10% en las raciones alimentarias en países de ingresos bajos y un 6% en los de ingresos medios, lo que podría significar que 153 millones de personas escapen de la subalimentación para 2030. No obstante, los productores podrían enfrentar desafíos debido a la posible disminución de precios y producción.

 

Las proyecciones a diez años para cereales, oleaginosas, aceites vegetales, azúcar, carne, productos pesqueros y acuícolas, lácteos, algodón, raíces y tubérculos, legumbres, bananos, otras frutas tropicales y biocombustibles destacan varios puntos clave:

 

·        Para 2033, se espera que el 41% de los cereales se destine al consumo humano directo, el 36% a la alimentación animal y el resto a biocombustibles u otros usos industriales.

·        El rendimiento de los cultivos oleaginosos seguirá siendo un desafío, con un crecimiento limitado en los principales productores.

·        La carne de ave representará aproximadamente el 43% del consumo total de proteínas cárnicas para 2033.

·        La producción mundial de leche aumentará un 1.6% anual en los próximos diez años, impulsada principalmente por India y Pakistán.

·        Más del 85% del crecimiento esperado en la producción pesquera y acuícola provendrá de la acuicultura, alcanzando el 55% de la producción mundial del sector para 2033.


 


[1] sitio web oficial en www.agri-outlook.org/fr/.

 

·        [2] Las Perspectivas Agrícolas, un informe conjunto de la OCDE y la FAO, puedes visitar el sitio web oficial en www.agri-outlook.org/fr/.

 

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page