top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Jorge Arévalo Y Víctor Vásquez / Ríos, memoria y corrupción (2 de 2)

El río tiene memoria, el corrupto… voracidad


Entre el ciclón YAKU y la Autoridad para la Reconstrucción ARCC


Un corto período de lluvias intensas en la quincena de marzo y se reportan pueblos inundados, viviendas afectadas, cortes de vías entre otros; la Autoridad para la Reconstrucción5, no nos mostró ni un cambio y contrariamente resultó siendo voraz glotona del presupuesto público ya habiéndose gastado 21 mil millones de soles y sin obras que la justifiquen y las que hicieron, se los llevó el ciclón Yaku y algunos bolsillos de sus burócratas.

Somos un país vulnerable por todos los lados, y lo primero que vemos es que a su turno cada quien busca salvar responsabilidades y culpar a otros, algunos al estilo Pilatos y otros imitando al avestruz. Lo único que falta, es que nos digan que los ríos y quebradas tienen la culpa. Existen responsables, y empezamos por las empresas políticas, mal llamadas partidos, porque presentan una oferta electoral de candidatos sin méritos, pero si con deseos de enriquecimiento, a costa de las arcas del Estado cuyos recursos son de todos los peruanos.


Somos responsables como población, porque elegimos a los peores. Somos responsables, porque ante la incapacidad de las autoridades para desarrollar planes de vivienda, seguimos a los traficantes de terrenos que son por lo general bandas delincuenciales y nos ubicamos en el cauce de las quebradas y muy próximos a los ríos.


Somos responsables, porque nos aprovechamos del interés de la autoridad elegida por tener popularidad, y presionamos para que nos extienda certificados de posesión en áreas declarada inhabitables. Cuando sucede algo como lo que estamos viviendo, exigimos que el Estado nos reubique, nos apoye con todo y algunos hasta se niegan a salir de la zona.


Somos responsables porque llenamos el cauce de ríos y quebradas de basura y desmonte sin importarnos lo que pueda venir más adelante. Y los ríos y las quebradas, como lo hacemos los humanos reclaman lo que es suyo y recuperan su cauce.

Las autoridades elegidas en todas las instancias del gobierno, no tienen ni idea, ni les importa las actividades de prevención, y si revisamos sus presupuestos, vamos a encontrar que para la prevención se destinan montos insignificantes y ni siquiera son capaces de invertirlos. Tiene que existir una norma, que penalice la inactividad de las autoridades en la actividad de prevención, que considere de inmediato su vacancia y luego el Poder Judicial se encargue de hacer lo suyo.

Esta vez el actuar de la naturaleza, nos golpeó desde Tumbes hasta Ica y no es poca cosa, porque estamos hablando de una extensión de más de la mitad de la costa peruana. Por decir un caso, les cuesta entender a los gobernantes, que el huayco que es la mezcla de agua, lodo y piedras, se genera porque en las partes altas no existe cobertura, los cerros están pelados, no existen ni árboles, no hay arbustos, ni se construyen acequias de infiltración, la lluvia cae libre y arrasa con todo. En otras palabras, tiene carta libre, para recuperar su cauce.

Les cuesta entender que, si construimos reservorios en diversos puntos del recorrido de los ríos y quebradas, bajamos el volumen y la velocidad del desplazamiento del agua. Pero la Autoridad de Reconstrucción con cambio, para el caso de Piura ha vendido el proyecto de encauzamiento del río Piura en su tramo final para que las aguas lleguen al mar. Ese proyecto cuesta miles de millones de soles. Lo trágico es que el gobernador de Piura ya lo hizo suyo, y hace pocos días la presidenta lo anuncio como un proyecto emblemático. Los piuranos, estamos jodidos. Con razón consideran, que los piuranos somos unos cojudos de primera.

Los piuranos estamos esperando que nos agenden la construcción de los reservorios en el Alto Piura. Que se priorice, la recuperación del reservorio Poechos, que ha perdido capacidad de almacenamiento. Que se extienda el programa de siembra y cosecha de agua en la sierra piurana, que incluye las actividades de forestación y reforestación, construcción de cochas, de acequias de infiltración. Nadie en su juicio se opone a las obras en el sector salud, y educación. Pero nos preguntamos no podemos hacer las obras de distintos sectores, en paralelo. O es que los funcionarios que tienen a cargo el proceso de reconstrucción no comieron bien cuando eran churres, o están buscando programar las obras donde existe la posibilidad de robar.

Háganse una y el pueblo peruano los va a reconocer. Pero tengan presente que ni los ríos, ni las quebradas, tienen la culpa, culpemos a los corruptos que llegan al poder en los tres niveles de gobierno y a la Contraloría y Fiscalía por su ceguera “convenida” y a nuestros Jueces por su benevolencia en sus sentencias. Los ríos tienen memoria y nosotros recuperémosla.



Referencias:

Los autores son Jorge Arévalo Acha; Víctor Vásquez Villanueva. Director Regional – Piura y Director Ejecutivo de la Defensoría del Productor Agraria. Marzo, 2023.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page