top of page
  • Jórge Arévalo

Jorge Arévalo y Victor Vásquez / Vanidad e incapacidad en su laberinto político 

“La vanidad es yuyo malo/ que envenena toda huerta/ es preciso estar alerta manejando el azadón/ pero no falta el varón/ que la riega hasta en su puerta”. El Payador perseguido. Atahualpa Yupanqui - Jorge Cafrune.

 

Hace pocos días, el Premier “Sancho” Adrianzén, acudió a una entrevista, en un programa político dominical. En su mejor versión de escudero, nos quiso convencer que existe una Dina Boluarte con sus temas personales, es decir su vida privada y, una Dina presidenta y que la población, se debería enfocar en el tema de Dina como mandataria.

 

Si seguimos su torcida línea de pensamiento, se colige que una persona puede ser muy buena en el trabajo, pero en la calle y en su casa tendría la libertad, para ser un tipo de la peor calaña. No creemos que, como sociedad, tengamos que tolerar o premiar, a quien se comporta como  un hombre de bien en el día, y por la noche, se transforma en un excremento humano.

 

Que el premier Sancho, nos diga indirectamente, que como la línea que divide al bien, del mal, es muy tenue, tengamos obligatoriamente que poner un pie, en ambos lados y caminar de esa forma por el mundo entero. Así no funcionan las cosas, don Sancho, jugar a la doble moral en política, es lo que más daño nos está costando como país y a la democracia. Y debe quedar muy claro don “Sancho Adrianzén”, que nadie se está metiendo en la vida privada de la presidenta. La culpa es de ella, al no entender que “la vanidad, es yuyo malo”. Fue su vanidad, y no el ciudadano de a pie, quien le colocó los relojes Rolex y brazaletes en su muñeca o las garantillas en su cuello.

 

En el preciso momento que, la presidenta, decidió usar pulseras y collares, cuyo precio suman cientos de miles de dólares, constituye una soberana cachetada y afrenta a los millones de peruanos que viven y sufren la mas espantosa miseria y, para aquellas madres que cobijan a sus hijos padeciendo anemia2 y desnutrición por no tener los ingresos que le aseguren los alimentos necesarios. Con sus frivolidades doña Dina, estaba permitiendo que el yuyo de la vanidad, envenenara su huerta y lo carga mas, cuando simplista y mentirosa a través de la prensa, declara “que los ha comprado de antaño, porque ha trabajado desde muy temprano”, actitud que lo muestra como un personaje frívolo, sin ningún ápice de conciencia y compromiso y lo único que estaba haciendo, es regar yuyo al interior de la casa suya, y la del palacio de gobierno. La mentira tiene patas cortas, recuerden el cuento de los millones de dólares, que quisieron justificar con la historia del holocausto (Toledo) o de las vacunas del genocida VIZCARRA.

 

Vamos por la pregunta del millón. ¿Qué necesidad, o apuro tiene doña Dina, de competir con el señor de Sipan, o con la dama de Cao?.  A lo mejor está creyendo, que los Rolex, las pulseras y collares, influyen y disparan hacía arriba el coeficiente intelectual. Si piensa de esa manera, está completamente equivocada, porque gobernadores, alcaldes y congresistas, lucen con alhajas y siguen siendo bien brutos, corruptos e impresentables.

 

El escudero “Sancho” Adrianzén, debe saber que si alguien gana poco y de la noche a la mañana, aparece comprando un carro al contado, o compra oficinas, y paga de un solo cocacho, las hipotecas de sus viviendas, algo no encaja y se prenden las alarmas. Para justificar un hecho, o decir que se es honrado, como al que nos referimos, no basta mostrar y decir que “se  tiene las manos limpias” o que “la honestidad está en su ADN” pero mientras tanto las cuentas están llenas sin saber quién las llena o, ustedes  creen que los relojes, los collares y pulseras, los heredó de la abuelita, de sus ahorros o de algún fan enamorado. Seguro que lo estas creyendo.

 

“Sancho” Adrianzén, se desatendió de su rol de premier y le dedicó tiempo a la defensa de la presidenta. Y lo hizo, porque tenía la seguridad, que el congreso le daría el voto de confianza. Porque ambos poderes necesitan sobrevivir hasta el año dos mil veintiséis, Amarrándose con algunas bancadas, a cambio de colocar un ministro de sus filas, destinar cincuenta millones de soles, para el gasto del congreso  y asunto resuelto; ambos se necesitan el Ejecutivo tapar sus corruptelas y seguir destruyendo al Perú y, los impresentables congresistas, no dejar escapar sus 800 mil soles de sueldo que esperan cobrar.  ¿Y el país?, y ¿la pobreza?, y ¿el desempleo?, y ¿la crisis económica? Les importa un carajo.

 

El victimizarse, es una de las viles tretas propia de los políticos, que deberíamos como población desterrar. Porque lo que está en juego, es la transparencia, el elemento esencial de la estabilidad y la gobernabilidad. El tema es muy simple, si todo lo que ahora luce, es producto del sudor de su frente, demuéstrelo, ante la población peruana, para que logre legitimidad; si se escuda ante el Ministerio Público y el Poder Judicial, por el formalismo de proceso, entonces no esperemos nada bueno porque sabido es que  estos poderes marcharan al ritmo de sus intereses personales y sepultaran los delitos, como hasta ahora sucede. Si Ud. está siguiendo esta ruta es que entonces tenemos que aceptar que estamos frente a una Dina vanidosa por los lujos y como presidenta, a una mala aprendiz de política.

 

Recuerdan aquella frase “…el Perú está en capacidad de exportar corruptos…3” ahora agreguemos, “si la estupidez se exportara”, seríamos un país sin problemas económicos, una lástima que no exista esa posibilidad. El recién cambiado ministro del Interior Víctor Torres, lo renuncian y se va argumentando barbaridades, “que la prensa no lo quería, porque es feo”, “que si sacan a doña Dina, el país se hunde”. Hay que ser bien caído del palto, para hablar tremendas barbaridades.

 

El ministro de la cartera del Interior, tenía que irse, porque resultó ser incapaz. Te tenías que ir si, o si, porque no dabas la talla, frente a una situación de inseguridad ciudadana incontrolable4. Y el país hace tiempo se hundió, cada día crece el sector de los pobres, y los de la extrema pobreza la pasan de lo peor. No es normal que un país, tenga en un período de siete años, seis presidentes. De que planeta, vino este fulano para regresarlo.

 

Finalmente debemos aceptar, que la mezcla de vanidad, con incapacidad política, puesta al fuego de la gobernabilidad es muy peligrosa; es lo que hoy se sigue viviendo.

El Perú y los 34 millones de peruanos, no lo merecemos.

 

Referencias:

Los autores. JORGE AREVALO ACHA & VICTOR VASQUEZ VILLANUEVA. Coordinador & Director Ejecutivo de la Defensoria del Productor Agrario. Abril, 2024. Esta publicación, forma parte de las actividades regulares de la Defensoria.


 


2 el Perú, según el INEI señala que el 2023 se registró que el 43,6 % de niños(as) sufren de anemia representando casi 800 mil; según la OMS la anemia afecta al 25 % de los niños(as) a nivel mundial.

3 Pedro Castillo Terrones (2021).

4 se dijo tener un Plan Bukele, luego cambiaron por el Plan Boluarte y ahora el Plan Perú Seguro. Lo seguro la tienen las autoridades, empezando por doña Dina cuyo domicilio es resguardado por casi 30 policías las 24 horas del día; mientras el 40 % de policías cumplen funciones ajenas a la seguridad. El único plan existente es “Perú se desangra”.

222 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page