top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Jorge Chávez / Castillo de naipes (1 de 2)


Resultado electoral: castillo de naipes


Pedro Castillo sacó ventaja frente a Keiko Fujimori en el conteo rápido al 100% del universo de votos (PC 50,2% versus KF 49,8%). Si bien el escrutinio de la ONPE al 42% de las actas, arroja un resultado distinto, con Keiko por encima (52,9% versus 47,1%), éste no tiene validez estadística, por ser producto de una simple sumatoria de las actas que han ido llegando, que son las más cercanas geográficamente.


Más precisión tiene el conteo rápido al 100%, pues se sustenta en una muestra estadísticamente representativa del universo de votos, con un margen de error de apenas +/- 1%.


Este conteo ya incluye los votos del extranjero (que al parecer favorecen a Keiko ampliamente), por lo cual conforme el escrutinio oficial avance y se incorporen los votos de provincias y sobre todo los rurales, es posible que la brecha entre Keiko y Castillo se acorte y eventualmente éste pueda desplazarla al segundo lugar.


Como se trata de una votación muy ajustada, igual hay que esperar con tranquilidad varios días hasta que la ONPE alcance el 100% del escrutinio, para saber fehacientemente quién será el nuevo presidente del Perú. Pese a episodios puntuales de cédulas electorales marcadas felizmente identificadas a tiempo, hasta ahora no existe evidencia de fraude, aunque vendría bien la vigilancia ciudadana hasta el final para evitarlo.


Mientras tanto ya se puede adelantar un balance y evaluación de la campaña electoral. Queda claro que Keiko pudo remontar en toda la costa norte, pasando por Lima hasta Ica (las zonas económicamente más beneficiadas con el modelo económico), no tanto debido a sus propuestas sino a la fuerte campaña “anti comunista”, que contó con la invalorable colaboración del persistente protagonismo mediático de Vladimir Cerrón.


En contraposición, había un voto indeciso que teóricamente pudo haber sido capturado por Castillo, pero lo perdió tanto en el debate de los equipos técnicos como en el debate final entre ambos candidatos, en los cuales quedó en evidencia su carencia de una propuesta sólida. El mismo hecho de haber presentado un ideario extremista como plan oficial, sucedido luego por un plan económico y luego el denominado “Plan Bicentenario”, elaborados por diversos equipos desconectados entre ellos, proyectó una imagen de falta de preparación para asumir las riendas del gobierno.


Todos estos traspiés mostraron la alta resiliencia de la candidatura de Castillo, pues no minaron la gran masa de seguidores anti fujimoristas que pudo arrastrar apenas pasó a la segunda vuelta. Apenas Castillo fue bajando los decibeles de la partitura radical que le puso Cerrón, pudo sumar a ese voto anti fujimorista los votantes de los segmentos C, D y E atraídos por su identidad étnica con el candidato, a lo cual ayudó su sencillez personal y familiar, en contraste con la altivez de Keiko y su entorno familiar.


6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page