top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Jorge Chávez / Crisis de legitimidad (2 de 2)


Crisis de legitimidad presidencial y vacancia

Es fundamental avanzar en tres frentes de acumulación de poder que se retroalimentan: político, social y económico. En el frente del poder político, se acumula poder a través del copamiento del aparato público, el control de la Fiscalía de la Nación y el Poder Judicial y el copamiento de los gobiernos regionales y locales con autoridades sumisas. Ganar las elecciones como sea, a través de diversos partidos, confundiendo al electorado haciéndoles creer de que están votando por una opción distinta.



En el frente de la acumulación de poder social es fundamental lograr la ‘partidarización’ del control represivo dándole al serenazgo capacidad de manejo de armas, e incorporando a los ronderos y a los reservistas de Antauro Humala en los nuevos serenazgos a crearse en todos los municipios de las provincias y distritos del Perú (para ello es clave la liberación de Antauro Humala a través de una amnistía).


La acumulación de poder social también requiere contar con una prensa provinciana sumisa, parasitaria del Estado, a la cual iría gran parte del presupuesto de publicidad del Estado. En contrapartida, se requiere ‘partidarizar’ los medios de comunicación del Estado y generar condiciones de inviabilidad de los principales medios.


En tercer lugar, Castillo pretendería acumular poder económico, a través de una priorización de proyectos anti-técnica y con una selección de postores a dedo, con participación de empresas de fachada, con participación de una red de testaferros, en proyectos millonarios vinculados con obras de transportes, concesiones en telecomunicaciones y minería.


Por mucho menos de lo que estamos viviendo hoy los peruanos vacaron a PPK, Vizcarra y Merino. La incapacidad moral de Pedro Castillo es directamente proporcional a su capacidad para mentir flagrantemente, para persistir en colocar en puestos claves a la gente más despreciable, para usurpar funciones a través de sobrinos y amigotes, para reunirse clandestinamente con traficantes de influencias y coludirse con empresarios prontuariados y, encima, para victimizarse cínicamente ante los ojos del “pueblo”.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page