top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Perú: la tierra prometida (1 de 3)

Actualizado: 5 jul 2020


Hay que preocuparse por el agro, y bastante. Casi el 30% de la PEA (Población económicamente activa) trabaja para este sector y aporta sólo alrededor del 5 al 6 % al PBI peruano. Una productividad bajísima. Y son más de 4 millones de peruanos que acá se emplean, y casi la tercera parte del territorio nacional se dedica al desarrollo de la actividad agropecuaria.


Según nivel tecnológico, capacidad de acceso a servicios y articulación al mercado, hay cuatro tipos diferenciados de agricultura que desarrolla el productor: 1. agricultura con producción de subsistencia, 2. agricultura familiar de pequeños negocios rurales, 3. agricultura de producción comercial (pequeños y medianos productores) y la 4. agricultura intensiva y de agro exportación: producción agraria empresarial.


Nuestra agricultura, se caracteriza principalmente por tener una economía de subsistencia, con una estructura productiva desarticulada, con una población rural carente de los servicios básicos e infraestructura de apoyo. Predomina un bajo nivel de educación en los productores agropecuarios: 1 millón 164 mil 800 cuenta con educación primaria; 581 mil 300 tienen educación secundaria y 161 mil 500 logran educación superior (INEI, 2013).


Según el último Censo Nacional Agropecuario (CENAGRO), se estima que el 30,1% del territorio nacional está dedicado al desarrollo de la actividad agropecuaria; el mayor porcentaje de superficie agropecuaria lo tiene la sierra con 57,5 % (22,3 millones de ha), seguida de la selva con 31,1 % (12,0 millones de ha) y, en menor proporción, la costa con 11,5 % (4,4 millones de ha).


La superficie agrícola nacional alcanza, según el CENAGRO, los 7,125 miles de Has, distribuidas en tierras de labranza (4,882,32 miles de Has), tierras con cultivo permanentes (2,012,69 miles de Has) y tierras con cultivos asociados (229,99 miles de ha).


De estas, se encuentran productivas 4´155,678 Has (58%), destacando las dedicadas a cultivos industriales y para el consumo humano directo, entre los cuales está el café que constituye el 10,2% del total de superficie, papa (8,8%), maíz amarillo (6,3%), maíz amiláceo (5,8%), arroz (4,3%), plátano (3,5%), cacao (3,5%), caña de azúcar (3,4%), yuca (2,3%) y maíz choclo (1,6%).


Por otro lado, el IV censo agropecuario reportó otros 18,2 millones de Has, las cuales, por lo general, sirven para el pastoreo del ganado vacuno, camélidos y ovinos en la sierra; o cabras y otras especies menores en la costa; e incluso vacunos en la selva siendo la sierra con mayor población de ganado vacuno representando un 73.2% de la producción nacional.


Resumiendo, el panorama, sólo unas 100,000 Has, son parte de la agricultura moderna de exportación. Esto quiere decir que tienen tierras tituladas, con asistencia técnica, riego tecnificado, acceso a la banca comercial y producción orientada a la exportación.


1´700,00 Has son cultivos y pequeña agricultura de exportación con problemas de titulación, riego por gravedad, sin acceso a la banca privada, producción orientada a café, arroz, azúcar, algodón, papa y maíz y cultivos de pan llevar zapallo, tomate, choclo. 2´000,000 Has son agricultura de subsistencia y extrema pobreza. Fuera del mercado dedicado al autoconsumo. Riego de lluvia y secano. Tierras marginales y pastos naturales. Concentrada en sierra y selva.


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page