top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Agricultura Familiar (2 de 3)


Sigamos viendo, las regiones que cuentan con la mayor superficie agrícola son: la Sierra y la Selva, que representan el 46 % y 30% del total nacional, respectivamente. El piso altitudinal quechua tiene la mayor superficie agrícola con 22 %, seguido del piso Chala o Costa con el 19% de la superficie agrícola nacional. Según departamento, los de mayor superficie agrícola son San Martín que tiene 1 323 243 hectáreas, seguido de Cajamarca con 1 233 967 hectáreas y Puno con 985 833 hectáreas. Mucho por hacerse, para estar perdiendo el tiempo con esta polarización tan poco democrática, en que no gana nadie.


En el Perú, la agricultura familiar representa el 97% del total de las unidades agropecuarias de un total de 2.2 millones de unidades agropecuarias. Del mismo modo, más del 83% de los trabajadores agrícolas realizan agricultura familiar y es la base de la seguridad alimentaria de la población. El 99.4% son personas naturales, el 63.9% se ubica en la sierra, el 83.7% posee menos de 5 hectáreas, el agro representa más del 57% de la actividad económica rural, la informalidad es de 81%, la Población Económicamente Activa supera los 4 millones de personas, y la agricultura exportadora la ha convertido en el segundo sector exportador del país, después de la minería, y el 13er país más importante del mundo agroexportador de frutas y hortalizas.


Así mismo, existen pocos productores con certificación orgánica, pocos productores agropecuarios asociados, pocos productores agropecuarios con títulos, pocos que utilizan tractores, pocos con buen uso de los fertilizantes, pocos con cultivo bajo riego y menos con riego tecnificado, muy pocos usan semilla y/o plantones certificados, y dentro de otros, poquísimos los que acceden a crédito


Mientras tanto, a nivel mundial, la agricultura familiar provee el 70% de los alimentos y constituye la base de la seguridad alimentaria. La agricultura familiar ofrece una oportunidad única para garantizar la seguridad alimentaria, mejorar los medios de vida, gestionar mejor los recursos naturales, proteger el medio ambiente y lograr un desarrollo sostenible, en especial en las zonas rurales. La agricultura familiar aporta entre el 57% y el 77% del empleo agrícola en América Latina y el Caribe. Por lo tanto, hay que consensuar un planteamiento de políticas que tengan como base la agricultura familiar y que estas consideren los aspectos de género, cultura, conocimientos y prácticas las cuales son vitales en el propio desarrollo de los productores.


Desde 2011, cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) definió que el 2014 sería el Año Internacional de la Agricultura Familiar, dicha noción pasó a ser fortalecida en algunos países y difundida e incorporada en muchos otros, escalando hasta que la ONU declaró el periodo 2019 a 2028 como la Década Internacional de la Agricultura Familiar (ONU 2018), por la importancia de la misma en el alcance de diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible, debido a su papel en la promoción y conservación de la cultura de los territorios, en la preservación de la biodiversidad y del medio ambiente, en la producción de alimentos y en la generación de la producción sostenible de alimentos y la seguridad alimentaria y nutricional, como para la erradicación de la pobreza, contribuyendo en gran medida a las Metas del Milenio


La oportunidad está, aprovechémosla. Ejerciendo una política de desarrollo territorial de la agricultura familiar, debe haber una reorientación estratégica del sector, para apoyar a la reactivación económica, desarrollando la infraestructura productiva para la agricultura familiar, aprovechando las oportunidades de mercado para la pequeña agricultura familiar, con mucha innovación, haciendo una agricultura sostenible para el mundo. Lograr Alianzas Universidad-Empresa, Pública-Privada, para brindar asistencia técnica y capacitación.



3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page