top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Así no se puede seguir (2 de 2)


No nos hemos dado cuenta que estamos en la economía del conocimiento, en dónde existe la meritocracia de la educación. Seguimos viviendo de los héroes e ideologías del pasado y no de los innovadores del futuro, los héroes del mañana, los que se adelantan a lo que se viene, ya que lo que no haces ahora, lo pagarás mañana. Debemos mejorar nuestra conectividad, en todo el país, en cuanto su alcance a nivel nacional y su velocidad, estamos en el siglo XXI. La diferencia es notable, mientras que el internet más veloz en el mundo, logra una velocidad media de 274,27 Mbps, acá en el Perú, la velocidad promedio de descarga es de 24,8 Mbps (megabits por segundo). Tenemos que ser conscientes de las ventajas peruanas, tales como la mano de obra debido a salarios menores con respecto a USA -82% y China -38%, acceso a mercados por acuerdos comerciales con 57 países, bono demográfico por la alta proporción de jóvenes entre 15 y 24 años que crecerá 7.8% hasta el 2040. Potencial para insertarse en las cadenas de valor globales en agroindustria, textil, pesca, servicios profesionales. Gran ventaja agrícola, por nuestra afortunada biodiversidad, por el profesionalismo del sector privado, que, en unas 300 mil hectáreas, ha demostrado poder gestionar y desarrollar una agricultura moderna, contando con el apoyo del sector público, mediante: tratados de libre comercio, proyectos de irrigación y normativas de promoción agraria.


Se tienen que cerrar brechas, de desigualdad de ingresos y de género, lo que significaría un gran crecimiento del mercado nacional, incorporando a millones de compatriotas, y para ello se necesita políticas con enfoque y desarrollo territorial, mejorar la coordinación de las entidades públicas para elevar la eficiencia del gasto público sectorial, mejorar productividad, con mayor intervención estatal, y una mejor comprensión de los consumidores y de los mercados. Facilitar acceso al financiamiento, es muy bajo el ahorro y la intermediación financiera. Se debe capacitar a las Pymes y mejorar su productividad. Con una cada vez, mayor inclusión de género. Hay que ampliar la base tributaria, adaptarse a la descarbonización urgentemente, por el cambio climático. Y reiteradamente, hay que elevar la productividad del agro, ¿cuantas personas se dedican al agro y cuanta es lo representa el PIB agrícola en el Perú? Existe un enorme potencial.


Se deben reducir las inequidades y resolver los problemas en el funcionamiento de los mercados laborales. Muy elevada informalidad y ausencia de generación de empleos de alta calidad. Hay que procurar fortalecer las instituciones para un gobierno más eficiente. Existe una baja efectividad gubernamental, por escasa capacidad de implementación y ejecución de políticas y de provisión adecuada de servicios públicos, que impide brindar una vida digna a todos los peruanos sin excepción. Se debe postular por una economía verde que tenga como objetivo reducir los riesgos ambientales y la escasez ecológica, para lograr un desarrollo sostenible sin degradar el medio ambiente.


Todo ello, entendiendo y aprovechando el complejo e incierto entorno internacional, que mantiene proyecciones por un lado, que apoyan la demanda de bienes y servicios peruanos, contando con el apoyo de un ciclo de precios de materias primas altas, en especial el cobre, y por el otro, con presiones inflacionarias en el mundo, ante la fuerte subida mundial de los precios del petróleo, trigo, maíz, soya, lo que ha obligado en USA a la Reserva Federal a elevar sus tasas de interés, lo que representará un costo de financiamiento externo más alto, con la gran incertidumbre por la posible desaceleración de China y la continuidad de la pandemia. El BCR ha subido igualmente las tasas para controlar este hipo inflacionario encima del rango meta, proyectando que la inflación se ubique en 4,9 % a fines de 2021 por el incremento de los precios de los bienes importados, mientras que en 2022 se posicionaría en 2,6 % y regresaría así al rango meta (entre 1 % y 3 %).


A pesar de todos estos embates la economía peruana sigue fuerte, por una solidez macroeconómica que se refleja con una posición fiscal en mejoría, deuda pública baja, altas reservas internacionales, una balanza comercial superavitaria, un spread por debajo del promedio latinoamericano, y por la certeza de que habrá un buen manejo de la política monetaria, que da confianza, debido a la composición actual del directorio del BCR integrado por muy buenos profesionales. Nuestro problema, es una debilidad estructural, que nos lleva a tan alta informalidad, que hay que corregir y no agravar, y a una fuerte inestabilidad política, que genera incertidumbre, desaliento de las inversiones, una fuerte salida de capitales, con la consiguiente depreciación del sol, y unas perspectivas bajas de crecimiento económico. La inestabilidad política ha logrado el peor deterioro en la percepción económica; la más negativa de Latinoamérica.


Esto significará un crecimiento económico menor de lo que nos es posible, y por lo tanto menores posibilidades de cerrar las brechas y mayores posibilidades de conflictos sociales, menor prosperidad para todos, mayor polarización, con un ambiente negativo, tóxico, desagradable, que no es bueno para nadie. Tienen que reaccionar y mejorar, -siempre es posible la resiliencia-, que ojalá por el bien de todos se logre, porque así no se puede seguir.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page