top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Capital humano (2 de 2)


Hacer comprender, que el reto es cómo enfrentarnos al mundo y no como enfrentarnos entre nosotros. Asumir, por tanto, que debemos ser competitivos, para enfrentar esta competencia global, y crecer hacia afuera. Llenar el mundo de banderitas peruanas. No podemos, ni debemos aislarnos. Somos parte de una comunidad de naciones.


Conocer del Perú, su Constitución, qué es la democracia, cómo estamos organizados, qué es una asamblea constituyente, cuáles son nuestros derechos, y cuáles nuestros deberes, sus fortalezas, oportunidades, retos y desafíos, nuestro actual mapa de comunicaciones con su ubicación geopolítica, los acuerdos de libre comercio e integración, la aspiración y logros a obtener para ser miembro de la OCDE, y en general el escenario que nos corresponderá interactuar en este próximo lustro, para reflexionar sobre los obstáculos a superar, los roles a cumplir, la innovación a desarrollar, el conocimiento a adquirir, entre otras decisiones que se deberán tomar de la mejor manera, para procurar la competitividad, que es urgente lograr.


Entender que las habilidades que tradicionalmente han sido demandadas, hoy han pasado a ser obsoletas. Hay que enseñar a aprender lo que se necesita para enfrentar con éxito el siglo XXI, que según los expertos las habilidades básicas a desarrollar son: el dominio de la aritmética, las ciencias, las tecnologías de información en comunicación (TIC´S), las finanzas y la cultura cívica. Las competencias a lograr son: el pensamiento crítico y la resolución de problemas, la creatividad, la comunicación y la colaboración. Y las cualidades del carácter a desarrollar son: la curiosidad, la iniciativa, la persistencia, la adaptabilidad, el liderazgo, la conciencia social y cultural.


Creatividad, competitividad, liderazgo, autoestima, análisis de problemas y toma de decisiones, emprendimiento, empoderamiento, trabajo en requipo, globalización, motivación, delegación, interés por los demás, comunicación, solidaridad, sinergia, estrategia, actitud positiva, gestión, transformación digital, reconocimiento, saber escuchar, equilibrio, armonía, inteligencia emocional, responsabilidad social, conciencia ambiental, derechos humanos, singularidad, objetivos claros, visión de futuro, son dentro de otros, conceptos, que hoy se repiten cotidianamente y que son necesarios adoptar para enfrentar con éxito los desafíos del siglo XXI.


“Si no aprendemos de la historia podríamos vernos obligados a vivirla de nuevo. Pero si no planeamos el futuro, nos veremos obligados a soportarlo. Y eso podría ser mucho peor” Alvin Toffler.


Si no preparamos a nuestro capital más valioso, que es nuestra gente, vamos a seguir enfrentando problemas cada vez mayores. Es necesario hacer un plan estratégico de desarrollo de nuestro Capital Humano. Con los métodos educativos, desarrollo en las comunicaciones y los avances tecnológicos, plataformas digitales, se debería emprender una campaña masiva de alfabetización, “para el logro de un peruano competitivo”. Hagamos un ABC mínimo común de conocimientos básicos, de cultura cívica, para el buen vivir y convivir. Tengamos el deseo de trabajar el desarrollo de nuestro principal activo, que es, nuestra gente.


Gremios empresariales, universidades, colegios profesionales, como representativos de la acción y el conocimiento, deben juntar esfuerzos, para la elaboración de una propuesta que sea sostenible. Es urgente. Lo necesitamos. Nos hemos preocupado mucho por el crecimiento económico, es hora que nos preocupemos por el crecimiento humano.


Sería como un proceso civilizatorio de modernidad, de actualidad, que nos ayudaría a procurar mejores niveles de entendimiento, de mutuo respeto, con una mejor comprensión de nuestra problemática que permitirá, por tanto, plantear mejores soluciones factibles y asumir un mayor compromiso consigo mismo y con los demás.


Reflexionar sobre habilidades a desarrollar, a nivel personal, para poder crecer en la capacidad de crear valor, y así iniciar el camino a la competitividad, es la vía para hacer frente a esta nueva economía global, de competencia internacional del conocimiento, que nos corresponde enfrentar, e incluso pensando en ganar. Miremos hacia futuro, sin capital humano formado, no lograremos nada.


Hagamos el intento. Una buena campaña educativa homogenizará a la población, estandarizará conceptos básicos, y con seguridad la acercará, la integrará. Un shock de reflexión, sobre: dónde estamos, adónde vamos y cómo lo hacemos, será muy importante compartir. Preocupémonos de nuestra gente. Invirtamos en capital humano.


“Valorar lo mejor que tenemos. Tener la Visión de lo que podría ser. Conversar sobre lo que debería ser. Innovar en lo que pueda ser”.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page