top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / La vida sigue igual (2 de 2)


Seamos conscientes de lo que estamos viviendo, el sector agropecuario, el cual emplea a 1 de cada 4 trabajadores del país, nos dice que el 86% de los productores agropecuarios familiares son de subsistencia, por lo que cualquier reducción a sus escasos ingresos, es eliminar la posibilidad que cubran una canasta básica de alimentos, y menos aún que logren el desarrollo de un buen cultivo, porque los agricultores de subsistencia son los más afectados por el fuerte incremento del precio de los fertilizantes. Estos son problemas reales a que debemos estar abocados los peruanos para trabajar conjuntamente, por un sentido de solidaridad y por un sentido práctico para los opositores. Se imaginan el caos social que se puede venir.


Pensemos seriamente, cual es la salida a esta crisis, mayoritariamente rechazada por la población. ¿Ustedes creen que, si se dieran nuevas elecciones, van a aparecer unos “ángeles salvadores”? No creen que serán más de lo mismo y aún peor incluso, más dispersos por las redes sociales, lo que nos daría un congreso más fragmentado aún.


La desaparición de auténticos partidos políticos, nos ha llevado a esta situación, que hace más compleja nuestra incipiente democracia que contra viento y marea, se mantiene por más de 20 años. Queremos cambiar de presidente a cada rato, y en el proceso de cambio, paralizar el país sin importarnos esta crisis alimentaria global, luego de la cruel pandemia por el COVID-19, que nos ha dejado más de un cuarto de millón de víctimas mortales, familias rotas, pérdidas de empleos, quiebra de empresas y demás calamidades que nos ha tocado ser testigos de vida.


Ante la imposibilidad de salidas viables, porque no vayan a creer los que quieren vacar y vacar, que en caso lo lograran, y que seguro festejarán, los vacados se van a quedar tranquilos. Es sólo ser prudentes y pensar bien, por lo que sería bueno pensar en la alternativa, de que ambos poderes logren una agenda común, hasta el 2026, fecha de vencimiento de su elección, que aliente lo que está bien, mejorar lo que haya que mejorar, y hacer lo que no está hecho, que es bastante, para ir cerrando estas brechas, que he escuchado decir “que ya no son brechas, sino grietas”.


Hay que ser peruano, y dejar ese fanatismo de lado, que no nos conduce a nada bueno, a no querer darse cuenta que hay cambios que hay que realizar, y no por pensar así, eres caviar, comunista, terruco. Es sentido común, ser orgulloso de tu país, que tu país sea ganador, en todo orden de cosas.


Que su progreso sea armónico para todos, porque todos somos felices con las medallas de oro en el mundial de atletismo por Kimberly García, y para ello hay que trabajar, perseverar, por alcanzar sueños posibles, que sirvan para construir, no para destruir, sin darse cuenta de lo que están sufriendo los peruanos, y lo mucho más que van a sufrir, por un camino sin sentido alternativo. Es un “sal de ahí, que no te quiero”, sin pensar en las consecuencias. Es un “que el dólar suba a seis soles, para que los pobres se den cuenta, que sin nosotros, no son nada”.


Hagamos un esfuerzo conjunto por solucionar la inseguridad alimentaria aguda, brindemos la asistencia alimentaria necesaria, que está afectando a la mitad de la población, cifra que se está incrementando por lo que debemos priorizar su atención tanto por un sentido humano de solidaridad, cómo por un sentido de paz social, que, si no se controla, resulta difícil predecir sus consecuencias.


Prioricemos el desarrollo del agro, uno de cada 4 peruanos ahí trabaja. En el sector agropecuario, hay mucho por hacer, mucho por ganar y existen profesionales calificados para lograr el cambio. Apoyen al sector, denle facilidades, presupuestos, cooperación internacional, estabilidad, convocatoria a la Academia, al sector privado y público, y con seguridad pronto se verán resultados palpables. Hagan una reforma del estado, para que sea eficiente y eficaz. Hagan una reforma política, para que, en las próximas elecciones, se pueda elegir entre verdaderos partidos políticos con personas idóneas y calificadas. Pensemos en el Perú.


Hay tanto por hacer, querido Perú. Felices 201 años. Felices Fiestas Patrias


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page