top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / “No hay revolución, sin educación” (2 de 2)


Las estadísticas apuntan al éxito de la fórmula de aliar políticas educativas con políticas sociales, dice Sahberg. “Las sociedades igualitarias tienen ciudadanos con el grado de educación más elevado, raros casos de evasión escolar, menores tasas de obesidad, mejores indicadores de salud mental e índices más reducidos de embarazos adolescentes, en relación con los países en los que la brecha entre ricos y pobres es mayor”, enfatiza el educador finlandés.


Innovar, siempre, es importante, enseñan los finlandeses.


Por eso, ahora Finlandia posee una economía altamente industrializada, y es uno de los países más competitivos en las estadísticas internacionales, con producción per cápita mayor que la del Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. El patrón de vida finlandés es elevado. El sector clave de su economía es la industria – principalmente maderera, metalúrgica, ingeniería, telecomunicaciones (se destaca Nokia) y productos electrónicos. Su comercio exterior es importante, representando cerca del 1/3 del PBI. Con excepción de la madera y de varios minerales, Finlandia depende de importaciones de materias primas, energía, y algunos componentes de bienes manufacturados.


El sistema educativo finlandés es un sistema igualitario: la escolaridad es obligatoria de los 7 a los 16 años (los alumnos acuden a la escuela local). Es gratuita a tiempo completo para los estudiantes y esta gratuidad incluye la asistencia sanitaria y el comedor (con una comida diaria que debe cubrir alrededor de un tercio de las necesidades nutricionales diarias del alumno) para las escuelas primaria y secundaria. Durante toda la escuela elemental (peruskoulu) de 7 a 16 años, todos los libros y materiales escolares son gratuitos y dados por el mismo centro. Los alumnos que viven lejos de la escuela – a más de 5 km – pueden pedir el reembolso del coste del transporte. Los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje pueden también beneficiarse, en el mismo centro, de la ayuda de un profesor especialista (eritysopettaja), que puede ir a clase para guiarlo o bien trabajar con él de manera separada


Las principales razones del éxito del sistema educativo finlandés son: Los docentes son profesionales valorados. La educación es gratuita y, por lo tanto, accesible a todos. El reparto del dinero público se hace de forma equitativa. El currículo es común pero los centros se organizan. La educación se personaliza. Los alumnos tienen tiempo para todo. La educación se toma en serio, pero también se da importancia al juego y al descanso. Preparar la clase es parte de la jornada laboral. Se evita la competencia y las cifras. Los estudiantes no hacen exámenes ni reciben calificaciones hasta 5. º Curso (11 años) y los informes que el profesor elabora para los padres son descriptivos, no numéricos. Se premia la curiosidad y la participación. La imaginación y la capacidad de emprendimiento son muy apreciadas en la sociedad finlandesa, abundan los profesionales de campos artísticos y creativos y también los de tecnología e ingeniería. Esto también se fomenta en la educación, donde se valora la creatividad, la experimentación y la colaboración por encima de la memorización y las lecciones magistrales. Los padres se implican. La sociedad y las familias consideran que la educación es fundamental y la complementan con actividades culturales. A esto contribuyen las ayudas que reciben los padres para la conciliación de la vida laboral y familiar, para que dispongan de más tiempo con sus hijos.


Muchas experiencias exitosas del exterior que debemos aprender, para lo cual debemos internacionalizarnos. Ser parte del mundo, apreciar lo que es bueno, y adaptarlo a nuestra realidad nacional. Aprendamos de las autoridades finlandesas, que ante la pregunta de porque son la sociedad más feliz del mundo, durante 5 años consecutivos, respondieron, “Por tres razones: La primera, por la educación. La segunda, por la educación y la tercera, por la educación”


Que pensamiento tan opuesto al que han tenido nuestras autoridades a lo largo de nuestra historia, “el de cuanto más ignorante sea el pueblo, más van a perdurar ellos y más enriquecimientos ilícitos habrá” La corrupción siempre estará presente porque es el negocio de los sinvergüenzas. Y hay que erradicarla, con educación. “No hay revolución, sin educación”


13 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page