top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Por un Perú mejor II (3 de 3)


Pensemos, como hacemos para lograr el cambio necesario, que requerimos para superar taras, que hemos venido cultivando en el tiempo. Hemos perdido mucho tiempo, en estos 200 años de independencia. No hemos logrado construir una sociedad integrada con una visión común, de que es lo que queremos lograr cómo Estado-nación. Pareciera que el lastre del colonialismo, no lo podemos superar, y por esas faltas, nos interesó más dar las condiciones adecuadas para las inversiones de capital, que las inversiones por los derechos universales, de todos los que aquí viven. Los servicios de salud, educación, seguridad, justicia, logística, entre otros servicios necesarios para la vida moderna, en todo el ámbito del país son precarios, generando insatisfacción generalizada en la sociedad. Cuando ambas tareas, de dar condiciones al libre mercado, para la creación de la riqueza, y por otro, un Estado eficiente, competitivo en servicio de la sociedad, debían que darse a la vez.


“..Comprender que el desarrollo no equivale a la expansión del mercado. Pero el discurso dominante se niega sistemáticamente a hacer esa distinción, presuponiendo que la expansión del mercado “lleva” necesariamente al progreso social y a la democracia, así como que las “dificultades” (las bolsas de pobreza, desempleo y marginación social, como las denominan) son meramente “transitorias”. Naturalmente, ninguno de quienes así opinan dedica mucho tiempo a pensar si la transición durará unos pocos años o varios siglos” Samir Amín.


Entiendo, por tanto, que para acelerar esa “transición”, hay que compartir una visión de futuro, adonde queremos ir, para que haya una motivación colectiva que rompa la inercia, el desánimo de la población, y que más bien esta se torne como una fuerza incontenible, de creación de riqueza, de querer ser, de querer hacer y de lograr poder serlo para el beneficio propio y de esta gran colectividad histórica llamada Perú.


Por eso, hacia futuro, creo que sería mejor, elegir primero, sólo a los 2 candidatos para segunda vuelta, y en la elección final, elegir al presidente y a los congresistas, de esta manera se tendrá un ganador con un apoyo más sólido de respaldo y más clara oposición. Así mismo, por qué no somos más innovadores, acordes al mundo actual y al mundo que se nos viene, y hacemos un plan estratégico de desarrollo, de dónde estamos y adónde queremos llegar en el corto, mediano y largo plazo, a lo largo y ancho del país con sus relaciones con el exterior, en sus 25 regiones, 196 provincias y más de 1800 distritos. El Perú está bastante estudiado, falta hacerlo, y para ello, se necesita definir objetivos claros, organizarse para lograrlos, recursos de capital y humanos en especial para hacerlos realidad y control para enmendar si es necesario, evolucionando continuamente.


Perú es un país muy rico, lo cual todos deben saberlo, para empezar a hacerlo, y lograr la paz, el bienestar, la felicidad, que todos queremos alcanzar. Es hora de decidirse hacerlo. Por eso hacer un plan a futuro, con el uso del conocimiento, activo que nos pertenece, con el CEPLAN, CONCYTEC, las universidades, gremios empresariales, laborales y las asociaciones correspondientes, para presentarlo para su aprobación ciudadana, en el 2024, a los doscientos años de nuestra definitiva independencia de España, sería un regalo que nos podemos hacer en el Año del Bicentenario, para así iniciar con buen pie el camino al Tricentenario, sabiendo adónde vamos.


Así, con ese plan aprobado y refrendado por la ciudadanía, las próximas elecciones, serían para escoger al mejor equipo gestor que se presente. Y los debates serán para que nos presenten cómo van a lograr los objetivos del plan y con qué cuadros y recursos lo van hacer. Sería cómo un concurso público, y el que gane será controlado por la sociedad civil, que ya sabe adónde se está yendo, porque así lo decidió.


Pensemos en Perú, y logremos un gran acuerdo, rescatemos las buenas ideas planteadas, y todos a pensar y querer al Perú y no sigamos perdiendo el rumbo, con esta clase de elecciones, que son más de lo mismo, con los resultados de siempre. No sigamos perdiendo el tiempo. Hagamos una democracia participativa. Una sociedad unida hacia objetivos comunes, en libertad, paz y armonía. Somos libres, seamos imaginativos, alcancemos un gran acuerdo hacia el futuro del Perú. Suerte para el Perú. Elijamos bien, por un Perú mejor.


“Dejemos que nuestra preocupación por anticipado se convierta en reflexión y en planificación”. Winston Churchill.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page