top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / ¿Qué más podemos hacer? (2 de 2)


La falta de formación educativa para ser empresarios competitivos, ha significado una elevada falta de trabajo a pleno empleo en empresas privadas solventes o instituciones gubernamentales y, por ende, cada vez son menores las oportunidades laborales para la enorme cantidad de jóvenes que cada año se incorporan a la PEA. Alta tasa de subempleo en empresas privadas y estatales. Elevado empleo y subempleo en el sector de la pequeña empresa, pero en condiciones de informalidad y abuso laboral.


Existe un nicho de mercado no atendido y con una gran demanda actual y a futuro, por aprender a exportar; ello, en razón directa a las posibilidades del país dados los tratados de libre comercio firmados con más de 50 países (que nos permite acceder con ventajas arancelarias a más de 2 mil 700 millones de personas), a nuestra posición geopolítica central en el Pacífico Sur, a los ejes de integración física con el norte, sur, este y oeste del Perú y a nuestra gran biodiversidad. Además, existe, un amplio mercado de personas que buscan realizarse a sí mismas. Resulta vital para nuestra sociedad, transmitir a la conciencia de los jóvenes y demás trabajadores que laboran en condiciones de sub-empleo, la necesidad de generar su propio trabajo, a ser proactivos, a construir su propio futuro, a convertir sus sueños en realidad, a ser dueños de su propio destino.


Debemos enfrentar competitivamente los desafíos que el Perú enfrenta en este siglo XXI. Lo que significa una obligatoria internacionalización de las actividades productivas promoviendo un verdadero liderazgo, el crecimiento de las personas en la organización y la obtención de rentabilidad económica con responsabilidad social y conciencia ambiental. Y para su logro, tenemos que brindar capacitación orientada a crear empresarios. Dirigido a esa gran masa laboral (actual y a la que se incorpora anualmente) que pugna por realizarse en forma independiente. El potencial de mercado es grande: Universitarios (Ad Hoc), jóvenes emprendedores. Dueños de negocios y a quienes quieren y desean mejorar su propia formación gerencial. Quienes quieren formar una empresa hasta convertirla en realidad. Quienes desean desarrollar su potencial empresarial para el éxito.


Siendo conscientes, que para eliminar la pobreza, hay que generar riqueza, ¿qué esperamos, para hacer una campaña masiva de promoción de la cultura empresarial, desarrollando y promoviendo, método educativo de creación y desarrollo de empresas para cobertura masiva a nivel nacional usando los medios tecnológicos pedagógicos permisibles, poniendo a disposición líneas de crédito de fomento empresarial y asistencia técnica, en alianzas universidad-empresa?, ¿qué esperamos para hacer un campeonato interuniversitario de planes de negocios en las 196 provincias del País?


Todos los peruanos unidos trabajando para llenar de empresarios competitivos el Perú, para el Perú y el Mundo. Sectores públicos, privados, grandes, medianos, y pequeños empresarios, con todos los gremios empresariales, trabajando por este propósito común de crear valor. Y para ello, pasada la quinta parte del siglo XXI, la transformación digital es más que necesaria y beneficiosa por su capacidad inclusiva en forma masiva, democratizando la información y el conocimiento.


Hay tanto por hacer, tanto por encontrar soluciones a tanto compatriota que lo necesita, que trabajar en forma conjunta y decidida, es lo más práctico y sensato. “No importa el color del gato, lo importante es que cace ratones” Pensemos, y en consecuencia actuemos. No hay tiempo que perder, para la gran mayoría de la población, en que cada día es una creación heroica, para seguir en la lucha. Gobiernen, legislen y comuniquen bien, para lograr ese cambio positivo que anhela la mayoría de la población, ajena a extremismos de derecha e izquierda.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page