top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / ¡Qué se vayan todos! (2 de 4)


Hoy luego de 25 años, ex Comandos Chavín de Huántar no se pusieron de pie al ingreso del presidente y otros se retiraron de la ceremonia de aniversario, antes del discurso del Jefe Supremo de las FFAA, Pedro Castillo. “Da señales de que se podría dar un golpe de Estado”, ante el desaire de las FFAA, afirmó la politóloga Alexandra Ames. Sostuvo que postura de las Fuerzas Armadas es preocupante, ya que Perú, en comparación a otros 12 países de América Latina, según informes, es el país que está más dispuesto a tolerar un golpe de Estado por las FF. AA. por corrupción.


Del Fiscal Sánchez depende la continuidad de las investigaciones al presidente, por los casos “del chotano y su ballet”. Preocupante. Por su parte el congresista de Renovación Popular y almirante en retiro José Cueto se refirió al incidente “no es novedad”, pues afirmó: “nunca ha tenido el respaldo de nosotros”. Demasiado claro.


Sin embargo, Castillo con su falta de lectura política lanzó desde el Cuzco su propuesta de referéndum para Asamblea Constituyente y nueva constitución. No sé si se logre realizar, pero sería democrático que se realice, para que se lleven una categórica respuesta de la ciudadanía. Y como plantea Sinesio López, un referéndum para acabar con el mal. “Si toda la política está pervertida, pienso que el pueblo soberano tiene la última palabra y debe pronunciarla en un referéndum que Castillo debe plantear ante el Congreso. En ese referéndum la ciudadanía tiene que responder tres preguntas sencillas:


- ¿Está de acuerdo con que haya elecciones generales adelantadas? Sí o No.

- ¿Está de acuerdo con darle facultades extraordinarias al JNE para que con especialistas en la materia hagan una reforma electoral y una reforma de partidos? Sí o No.

- ¿Está de acuerdo en convocar a una asamblea constituyente para que elabore una nueva Constitución? Sí o No”.


Para haber precavido todo este caos, hubiera sido bueno entender ciertas cifras básicas, el Perú lo habitan unos 33 millones, de ellos, por la pandemia, de un 22% de población pobre, se ha subido a 32% de pobres, con tendencia al alza. Eso significa unos 10 y medio millones de peruanos, sufriendo esta condición de pobreza, con todas las limitaciones que ello implica, esparcidos y focalizados, por nuestro extenso territorio, y es necesario atenderlos prioritariamente. Atender sus urgencias.


Ahora, que se viene el invierno, cuanto niño muere de frío, cada vez crece más la anemia infantil, y tantas carencias por superar, con los escasos recursos del Tesoro, para la enorme tarea a desarrollar y no perder tiempo, para lo cual se debe saber qué hacer, y no ingresar a los puestos públicos, a ganar los sueldos que nunca tuvieron y encima, sin saber qué hacer. Cuanto por hacer. Pero acá es lo importante, los otros 22 y medio de millones de personas, poco más del doble de los que están en pobreza, también son peruanos, y también tienen sus derechos, sus expectativas, sus ilusiones, y no quieren volver a la pobreza dónde han emergido a costa de su esfuerzo, o no quieren conocerla.


Entonces, cuando se es Presidente del Perú, se gobierna para los 33 millones sin excepción. Y para ello, se necesita, liderazgo con equipos, que sepan que hacer, para que todo el país se desarrolle en forma equilibrada y armónica. Y sobre todo, se tenga claro una lectura sobre la realidad nacional. Pero nada de eso están haciendo. Están más bien haciendo un papelón, que van a condenar a la izquierda por muchos años alejada del poder.


5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page