top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Sin solución daño continúa (4 de 4)


Si no hay solución…el daño continúa


La sociedad quiere la unión de los peruanos hacia objetivos comunes. Y la única manera es moderación por ambas partes. No es coherente que los que han ganado ajustadamente las elecciones, nombren un gabinete de confrontación, en vez de uno de conciliación. Ni tampoco es dable que los que han perdido las elecciones busquen la vacancia del presidente. En esa confrontación, nadie va a ganar. Ya culminaron las elecciones, hay un pacto democrático suscrito a cumplir, y en el primer lustro del Tricentenario, se debe tener una gestión de gobierno eficiente y eficaz, en paz y armonía. Basta de esta violencia política. No se puede seguir perdiendo el tiempo


El gabinete también presenta un claro retroceso en cuanto a la participación femenina. No hay paridad, sólo 2 ministros, mujeres. Y otros ministros que no muestran ser los mejores cuadros profesionales que la situación amerita. También la satanización del virreinato es errónea y es producto de una ideología caduca que hay que superar. ¿Imaginamos a los españoles lamentándose de la invasión árabe y la dominación por 700 años de Al-Ándalus? ¿O a todos los europeos quejándose de los romanos? ¿Negar los aportes del mestizaje cultural, la evangelización, la formación de la nación, la creación de los pueblos (obra en gran medida de Santo Toribio), la síntesis mestiza que produjo la iglesia, en particular los jesuitas, durante más de 200 años, es decir nuestra cultura, el valor de la religiosidad, las tradiciones, la culinaria, el arte barroco, la artesanía?


El mundo prehispánico no fue idílico precisamente; los niños sacrificados, los pueblos esclavizados, los mitimaes, grupos de familias separadas de sus comunidades trasladadas a otros territorios para trabajar como esclavos. Es inadecuado llamar colonia al virreinato, El Perú fue un virreinato tan importante para España, como Nápoles para los griegos. Lima fue la segunda ciudad del imperio español. Imperfectas, pero hubo leyes de indias, se respetaron las castas autóctonas; todo eso desapareció en la república, que más bien tuvo una mentalidad colonial. No es conveniente que el Presidente excluya e ignore ofensivamente a millones de peruanos. Bien o mal, el Presidente habla en español, y se apellida Castillo; su propio sombrero no es precisamente incaico. Las fiestas taurinas en Chota tampoco lo son. Como muchos peruanos, el Presidente no existiría si, como ocurrió en el norte del continente, los españoles no se hubieran casado con indígenas. Eran expertos en mestizaje precisamente y allí reside la enorme riqueza de nuestra cultura mestiza y cristiana.


Como muchos peruanos, en lo personal, no reniego de mis antepasados, de mi tatarabuelo alemán, que tantas investigaciones científicas aportó al Perú, ni de mi abuelo español que tanto empleo generó con el desarrollo químico industrial que trajo al Perú. Es hora de sumar, y de aprovechar nuestra conexión histórica que tenemos con el mundo. Con España, dónde estudié mis postgrados, viví y trabajé, tanto se pudiera construir, aprovechando del idioma y de sus notorios desarrollos comparativos con los nuestros, cómo relaciones con la Unión Europea. Ser Presidente del Perú, es ser Presidente de todas las sangres, y no sólo de algunas


Recordar que 4 de cada 5 peruanos, no votaron por las dos opciones de la segunda vuelta, deben tenerlo bien presente, los ganadores y los perdedores de estas elecciones, para que así se den cuenta de que es necesario convocar a la unión de todos los peruanos, de lo contrario la gobernabilidad no será viable, y para la izquierda será su gran oportunidad perdida, y para el Perú, un fracaso más, que sí importa.


Para concluir, estamos viendo, al inicio de este nuevo gobierno, que una cosa es con guitarra y otra con cajón. Por ello, la sociedad debe reaccionar y participar en la formación de partidos políticos, serios, honestos, que tengan un real conocimiento del Perú, conozcan sus problemas, y tengan las propuestas de solución con los equipos, recursos necesarios, para lograrlos en plazos estipulados. Si así fuera, qué distintas serían las elecciones. Uno tendría que elegir, y no habría la incertidumbre de qué va a suceder. Pero bueno, estamos en el Perú, y esperemos que cambiemos, por nuestro propio bien


5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page