top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan Risi Carbone / Reorganizando MIDAGRI (3 de 7)


Urge una inmediata reorganización total


En Perú hubo un gremio también que consiguió un asiento en Agrobanco y formó parte del directorio, que en un momento prestó más de 500 millones, de los cuales no sé si todos han sido devueltos, prestando no a pequeños agricultores a una tasa de interés donde el agricultor se vea favorecido, sino a agricultores que realmente no necesitaban. Y agricultores grandes que finalmente no han pagado. Ese es el gran problema, porque, analizando el tema de Agrobanco, porque no soy un experto en el tema, pero en PRODIGIO Perú trabajo con Carlos Ginocchio, que fue Gerente General de Agrobanco y Richard Hale, que fue Presidente de Agrobanco, y que asumieron esos cargos después de todo este problema. Yo creo que se desnaturalizó el propósito de Agrobanco, porque debió prestar siempre a pequeños y a medianos, que siempre han honrado los créditos. Y eso le ha creado un problema enorme a Agrobanco. Esa deuda, debe ser escindida y debe procederse judicialmente a cobrar lo que se debe.


Lo segundo que hay en Agrobanco es que el fondo Agroperú, que opera dentro, pero que no es parte de Agrobanco, en algún momento también prestó dinero en el Plan Nacional de Rehabilitación de Cafetales y ahí se creó otro forado, de alrededor de 400 millones de soles. Cuando entregaron los kits para combatir la broca del café. Cuando entregaron no solo kits, entregaron préstamos también. Cuando volví en el año 2017, como Jefe del Gabinete de Asesores, sugerí que todo este tema del Plan Nacional de Rehabilitación de Cafetales fuera revisado por Contraloría. Siempre digo el Perú es un país privilegiado porque el café no es originario y sin embargo además de darse muy bien, se produce de muy buena calidad, tenemos combinaciones para producir muy buen café porque tenemos los cafés arábigos, que si bien son susceptibles a la roya amarilla, con buen manejo y buena fertilización podría superarse ese problema, pero además tenemos sembríos de altura y producción en sombra, y esa combinación de altura, sombra y cafés arábigos te da cafés de una excelente calidad de taza con aromas y combinaciones que en el rubro de cafés especiales alcanzan muy buenos precios.


Acá en el Perú se ha creado toda una cultura y hay que reconocer el apoyo que hubo de varios proyectos, entre ellos del INCAGRO, en capacitar a productores de café en todo el tema de cata y de excelencia en taza, que es algo que no aprovechamos y es algo que debemos seguir avanzando. Ahora, así como hay ese tema de café y de este antecedente oscuro del Plan Nacional de Rehabilitación de Cafetales, también hay una historia de éxito en café en el norte, que es Norandino. Que ha diversificado a sus productores, ha diversificado su accionar. Norandino ya no solo trabaja en café y además organiza de una manera a sus productores cooperativamente, pero manteniendo la individualidad de estos, es una organización que creo que tiene mucho éxito y que esto debería ser replicado en gran parte del país con productores de café.


Las cooperativas bien manejadas son un éxito, el problema es que el cooperativismo, en el cual todo se mete en un saco y el productor no distingue qué cosa es lo suyo, va condenado a un fracaso. Ese fue el fracaso de las cooperativas de la Reforma Agraria, y sobre el tema hay un estudio muy bien hecho de Giovanni Bonfiglio, que se llama “Las Empresas de la Reforma Agraria Peruana 40 años después”, que analiza distintas cooperativas y cómo terminaron. La conclusión es que no se puede forzar modelos cooperativos a personas que no han andado juntas, pero tampoco se debe forzar modelos cooperativos al campesino peruano, que por naturaleza tiene apego a la tierra y tiene apego a mantener cierta individualidad. Siempre he insistido que mucha gente que trabaja en agricultura debe leer muy bien los “Siete ensayos de la Realidad Peruana” de José Carlos Mariátegui, esto yo lo leí en el colegio y luego en la universidad y me ha servido de mucho. Entonces si uno quiere formar una cooperativa y fuerza al productor, que tiene un apego a la tierra y una naturaleza individual, a juntar todo en un mismo saco, esa cooperativa va destinada al fracaso. Pero si la cooperativa se crea con fines, por ejemplo, de aprovechar economía de escala para la compra y distribución de insumos, y para la comercialización, pero respetando la individualidad del productor, esa cooperativa va destinada al éxito. Ese tipo de cooperativa ha capacitado a los agricultores de las zonas donde trabaja y tiene mercados sumamente exigentes, como son Alemania, Japón.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page