top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Bernales / Amazonía (4 de 4)


Una Amazonía con pasado, presente y futuro

Una valoración política de nuestro patrimonio natural amazónico


16) En 1945 el gobierno del Presidente Bustamante y Rivero albergó en Iquitos la “Conferencia Internacional para la Protección de la Hylea Amazónica”, convocada por la UNESCO, el Estado huésped y otros. También aprobó el Decreto Supremo de las 200 millas marítimas en el marco de consenso con Chile y Ecuador. Esto continuó. Lo primero no, porque el Brasil se desentendió y el Perú no logró “acción multilateral” para dar continuidad a los acuerdos. Lo multilateral público sí tuvo efecto con la Conferencia y Convención Mundial de Rio de 1992 a escala internacional, mientras que el aporte de la OTCA, muy importante en ese período, fue desvaneciéndose. A la par fueron creciendo formas empresariales y de poblamiento INSOSTENIBLES vinculadas a la crisis del Estado y desbordamientos populares, sigo a Matos Mar y generalizo, disparados por desigualdades, crecimiento desigual y combinado, se dio un “vaciamiento del Ande”, migraciones disparadas por el terrorismo subversivo y el contraterrorismo del Estado.


17) La Amazonía hereda precariedad agravada por la crisis de la economía del petróleo que se ve continuaría. Es inocultable el poder de empresas ilegales y grupos armados para el control territorial y de carácter político en Estados vecinos. Desde los años 2000 recrudecen presiones dominantes brasileñas cada vez más transnacionales, no solo desde los Estados Unidos de América sino de Eurasia y China, recordemos el grupo BRICS y las proyecciones mundiales de los nuevos megos inversionistas en industrias extractivas esenciales como la República Popular China. Por estas megas tendencias mundiales es que hay grandes proyectos buenos o corruptos para energía, transporte multimodal, monocultivo y manejo de reserva de agua y otros recursos de biodiversidad, necesarios hoy, imprescindibles mañanas.


18) Si no vemos los signos del “hegemón”, nuestro vecino, evidente porque para el Brasil una gran parte del Amazonas es su rio Solimoes, la dinámica de sus mega inversiones que van destruyendo la biodiversidad y el equilibrio ecosistémico, es improbable que se detengan, porque aun con cambio de gobierno no van descontinuar las existentes y aparecer inversiones sostenibles para conservación y manejo racional de la hylea amazónica. Evidentemente la prioridad de prioridades es detener la degradación de tala y cambio de uso del suelo. Es evidente que las inversiones inter o transo territoriales del Brasil se han dado con todos sus gobiernos. Finalmente.


19) Si, como lo enseña la historia del Perú y su circunstancia real, no imaginada no ideologizada, no realizamos una convergencia de políticas de largo y mediano plazos de sostenibilidad integral, internas e internacionales, a escalas mundial, continental y regional, seguiremos asistiendo a una suerte de yatrogenia política que empeora los males con más de las mismas medidas cortoplacistas y desinformadas. Podemos repensar y construir nuestra Amazonía solo como parte de un genuino Proyecto Nacional, no solo como un espacio mega diverso para proyectos de sobrevivencia sino de seguridad y desarrollo humanos en democracia.


Esto es no evadir la transición energética, la protección ambiental, la adaptación y planificada mitigación del cambio climático solo o casi solo con normas legales, administrativas y proyectos demostrativos de menor escala, sino con inversiones sostenibles en recursos energéticos aun necesarios por dos generaciones con sistemas sostenibles para su empleo, a la par que inversiones crecientes en nuevas energías, materiales capacidades industriales de valor agregado y compartido e investigación básica selectiva amarrada a las palancas de desarrollo no solo crecimiento.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page