top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Bernales / Educación y sociedad (1 de 3)


Filosofía, educación y sociedad global


La UNESCO tiene una antigua tradición de promoción de la filosofía, el filosofar, el aprendizaje y la enseñanza de ella especialmente en diálogo con las ciencias sociales y humanas, a través de temas clave para la humanidad, así como para regiones y grupos sociales priorizados por las políticas de la Organización.


Estos antecedentes se remontan al período de la Primera Postguerra Mundial, años de la Sociedad de las Naciones, en cuyo marco se creó la Comisión Internacional de Cooperación Intelectual, el 4 de enero de 1922, como Órgano Consultivo del Consejo de la Sociedad de las Naciones, la misma que en su primera reunión en noviembre de 1920, discutió la necesidad de fomentar la cooperación intelectual junto a la política entre los Estados Parte. El 24 de setiembre de 1924 el gobierno de Francia plantea la creación del Instituto Internacional de Cooperación Intelectual. La Sociedad de las Naciones, Roma diciembre de 1924, estableció la creación del Instituto y su sede en París. Éste fue inaugurado el 16 de enero de 1926.


Se instituyeron acciones en lo que hoy son los cinco dominios de acción de la UNESCO y se crearon las Comisiones Nacionales de Cooperación Intelectual a partir de enero de 1923. Las Comisiones Nacionales eran 30 en 1928 y llegaron a 49 en 1938. En 1927 la Comisión Internacional de Cooperación Intelectual sugirió que las Comisiones Nacionales deberían representar “todas las actividades intelectuales notables de sus países” y “enviar uno o varios delegados a reuniones que pudieran asegurar una mejor coordinación de los esfuerzos”.


“Cuando la UNESCO heredó la obra realizada encontró un avance considerable en esta tarea de carácter internacional, que sirvió de base muy cimentada para su programa inicial” (tomado de “Historia de la UNESCO”. Fernando Valderrama. 2ª Edición revisada. Obras de referencia de la UNESCO. Ediciones UNESCO. 1995, París). Desde aquel entonces se asume que la filosofía sintetiza los procesos históricos sociales que caracterizan un período o bien momentos de transición entre ellos o lo que se denomina cambios de época en una perspectiva de larga duración.


También la filosofía está incorporada explícita o implícitamente en el razonamiento anticipatorio o prospectivo. Algunas veces, se han sistematizado los parámetros axiológicos y éticos que permiten completar los conocimientos o saberes sobre determinados objetos de estudio acerca de los cuales, en dichas perspectivas de futuro, se formulan juicios de valor que a su vez son inseparables de las vigencias sociales o criterios de época así como, a veces, de prenotandos o de la ideología, es decir, del conjunto de ideas y creencias que expresa la conciencia social de un grupo (en el sentido que Calvez y Cuvillier dan a estos términos y expresiones).


Desde 1999 la contribución de la filosofía, junto con el Programa de Ética, ha sido esencial para la comprensión, aplicación y reflexión del Programa de Cultura de Paz y del Programa sobre Seguridad, denominado Seguridad Humana o Seguridad en Democracia. También está relacionada con los fundamentos epistemológicos del Programa Gestión de las Transformaciones Sociales (MOST, por sus siglas en inglés), que es el único programa de ciencias sociales aplicadas de la UNESCO.


Desde que se estableció como eje transversal la Superación de la Pobreza y de la desigualdad multifacética creciente, no sólo su alivio, la filosofía cumple un papel fundamental en la conceptuación de la problemática y en la formulación de criterios para superarla. Es más, la concepción de que la pobreza constituye una violación de los derechos humanos y que demanda una acción no sólo ética sino política, económica, social, científica, educativa y cultural, tiene un fundamento filosófico en las distintas disciplinas que conforman la filosofía.


Al mismo tiempo, al haberse establecido como prioridad principal de la gestión del sector de ciencias sociales y humanas, la Ética de la Ciencia y la Tecnología con énfasis en Bioética, la filosofía también resultó necesaria, pertinente y relevante para la reflexión y propuestas de decisión en estos temas, así como, en los distintos capítulos mediante los cuales va a continuar el desarrollo de esta prioridad principal: Ética del Ambiente, Ética del Agua, Ética de Uso del Espacio Exterior, Ética de la Economía, e inclusive Ética de la Política, que no hace mucho justificó la expresión “Polética”.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page