top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Bernales / Factores divisivos y cohesivos (2 de 2)


Soberanía, independencia y autonomía

Claves mínimas post electorales.


Factores divisivos

Lo dicho es suficiente para pasar tratar el resultado de las elecciones como resultados que refuerzan no factores cohesivos sino divisivos, como resultantes de la dinámica del desarrollo desigual y combinado del capitalismo dependiente no moderno ni con base en derechos y deberes ciudadanos ni tampoco en ciencia y tecnología que den mayor valor agregado y compartido.


Primera vuelta y segunda vuelta.

Los resultados pusieron en evidencia que, para la segunda vuelta, si se sumaban los votos obtenidos por las candidaturas de derecha y un par de centro derecha u otra con sus alas, como Acción Popular, alguna de esas candidaturas hubiese ganado, matemáticamente eso ha sido expuesto en conferencias públicas como las de la Facultad e Derecho y Ciencia Política de San Marcos y en otros webinares.


Pero, pasó a segunda vuelta la candidata que mucho antes y en víspera de la primera vuelta, era la persona con mayor rechazo político y electoral según todas las encuestas y estudios no públicos pero que circularon en el Perú y en el extranjero. Pero, otro pero más, no logró el apoyo de todas las derechas con lo que entraba disminuida. Sus voceros aun los nuevos fueron y son personas muy cuestionadas, unos con razones y otras con solo el anti acérrimo que no cesa ni probablemente cesará.


Peor aún: hizo una "campaña dinástica" que ya no cuenta con el atractivo del quinquenio y décadas pasados, es decir, con base en un supuesto negado comprobable. Mientras que el candidato vencedor por mínima diferencia, es (evidente tambien, (lo que muchos soslayan, como si hubiera sido una victoria “por goleada”), hacía una campaña en base a lemas y promesas electorales evitando debates y confrontaciones que no iban a ser necesariamente ventajosas y convocando a un rechazo múltiple al fujimontesinismo histórico y sus aliados como el APRA, con lenguaje popular cargado de frases históricas de diversas izquierdas.


Resultado de una magra votación y ventaja de la primera vuelta, logró una victoria estrecha, que se da por hecha dentro y fuera del Perú salvo por los acérrimos contrarios. Nada de lo expresado es un aval al sistema político, de partidos y de elecciones, ni me he ocupado del papel de los titulares de los Poderes del Estado, ni de la prensa ni de las redes.


Con la Proclamación y Acreditación vendrá la Juramentación ante el nuevo Congreso. Tampoco me ocupo del hecho jurídico de que la condición de congresista cesa al instalarse la Junta Preparatoria para elegir la Directiva del NUEVO Congreso y por ende cesa el encargo de la Presidencia al actual Presidente del Congreso encargado de la Primera Magistratura. Aquí en el Perú de hoy eso sería un “legalismo”, sobre todo para quienes en el hiper realismo político, el poder y la fuerza, lo que vale es el hecho consumado y el peso del poco tiempo disponible, el hartazgo ya existente, así como la necesidad de “calmar las aguas”, criterios que como politólogo no puedo sino tener en cuenta.


Un hecho innegable es que en estas elecciones no ha tenido relevancia los Planes y Programas de Gobierno. La candidata los modifico en su campaña. Perú Libre simplemente lo presentó con hojas en blanco. El ciudadano Castillo de acuerdo a la exitosa estrategia de campaña no se metió, sino en lo que como dirigente sindical del SUTEP y de su provincia tiene hábito, talante y talento: mensajes movilizadores, apeladores de deseos, ideales, imágenes y cohesionadores frente a lo nefando. La prueba es que, hoy por hoy, existen versiones según apoyadores y voceros, no hay unidad de mensajes en el plano de medidas y decisiones de programa. Se anuncia que habrá.


El Perú y el mundo interesado en nosotros, aguarda el Mensaje a la Nación y el equipo inicial de gobierno. Hay distintas esperanzas según quienes pugnan por un "programa máximo": cambio constitucional ya! Mientras otros pretenden un programa realista con variaciones según voceros. Hay material para ello. Hay voluntarios por doquier. El nuevo Presidente verá si gobierna con Perú Libre principalmente o con otros actores. Verá que secuencia de medidas acompañan al anuncio reiterado de nueva constitución. Aquilatará que si bien un movimiento social homogeneizado en el anti al pasado y presente derechista le dio estrecha victoria, hay como en otros Estados y elecciones, Estados Unidos sin ir muy lejos, un sector que pierde aunque con abultada votación, y que, (es mi opinión), va a deshacerse o reducirse muchísimo como parte del proceso de liquidación o declinio del fujimontesinismo, pero hay otro sector, que llamo autoexcluido, prescindente, que es casi el tercio tradicional del electorado.


Estas tres mitades del Perú deben ser amalgamadas por la acción conductora, directiva, del nuevo Ejecutivo, apoyándose no solo en factores y actores internos incluidos los otros Poderes del Estado, GORES y municipalidades provinciales y distritales, que volverán a elecciones dentro de muy poco tiempo, sino en Estados, sistema multilateral, empresas y entidades que juegan papel decisivo en la globalización y mundialización, o que son de nuestro interés como Estados vecinos, otros de nuestra América, inversionistas como la República Popular China, la Unión Europea y otras entidades estatales de Eurasia, Asia Pacífico e Indo Pacífico con quienes hay relaciones comerciales auspiciosas en agroindustria, energía, minería, ciencia y tecnología y seguridad y defensa que urge ser repensada y revalorada.


Una coda

Los Estados, se reitera, no tienen amigos, sino intereses y objetivos y por esa causa tienen aproximaciones en favor de los mismos con otros actores internacionales y de otro lado problemas, divergencias, conflictos que pueden llegar a amenazar su existencia o por medios militares y ahora, sobre todo, no militares, por su poca o nula estatura estratégica y su condición subordinada y sin aliados fuertes en la estructura y proceso mundial del poder.


Tremendo reto de los peruanos y del nuevo Ejecutivo y Congreso. Pronto de nuevos gobiernos sub nacionales. Cada vez más éstos deben aportar desde fuera del centro nacional, desde sus nichos descentralizados al diseños y ejecución de las Políticas Nacionales de Seguridad y Defensa, de Bienestar y Desarrollo y su integración en la Política Exterior, y en la olvidada de interior del único, indivisible e irrenunciable Territorio del Estado, sin modas oenegistas o de mega tendencias globales que se auspician desde la ONU, la UE, “influencers”, líderes de opinión, influyentes, y otros actores de nueva era, que minen o pongan en riesgo a la sociedad y al Estado peruanos, que desde el Primer Año de su Tercer Centenario como República Independiente y Soberana deber ser:


FIRME Y FELIZ POR LA UNIÓN.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page