top of page
  • Marilú Cerpa Moral

Marilú Cerpa Moral / ¿Una mujer bonita puede ser escultora? 

“Cuando iba a ver las esculturas de esta mujer menuda y armoniosa, locuaz y parlanchina, dudaba de su arte. Esta mujer no puede ser artista y mucho menos escultora, jamás. Eso no es posible. Y es que yo no concibo que una mujer bonita pueda ser escultora ni violinista. Puede tocar el piano, puede pintar, puede escribir versos. Si escribe prosa, de la buena prosa de los grandes, ha de ser fea. Fea como Jorge Sand, como la Pardo Bazán, como Gabriela Mistral, que, aunque tiene ojos y alma de poetisa, tiene indudablemente cara de prosador.”

 


Así escribía el poeta Enrique Bustamante y Ballivián de la escultora Carolina de Chávez, al visitar su taller. Al final cede y reconoce…” tengo que declararme vencido, una mujer bonita puede ser escultora. Pero, os juro, que nunca podrá tocar violín”

 

De Bustamante y Ballivián decía Luis Alberto Sánchez que fue uno de los poetas más finos e intelectuales del Perú.

 

La escultora de Chávez no ha trascendido, al menos creo, tampoco ha pasado muchas fronteras el citado poeta y las “feas” nombradas por él están entre las grandes escritoras y hasta un premio Nobel como la Mistral.

 

Qué machismo tan horroroso, qué injuria y qué prepotencia. Ahora nos parece increíble. Cuántos intelectos, cuántas artistas y cuántos talentos truncados por esa cobardía de ningunear a las mujeres.

 

Foto de la escultora Chávez y texto condensado de la revista Variedades del 12 de diciembre de 1925.

 

1 visualización0 comentarios

コメント


bottom of page