top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Martín González / La generación de cristal (2 de 2)


Subrayó que la selección del ejemplo no fue nada fácil debido principalmente a la existencia de momentos frustrantes, aterradoras escenas de conducta laboral que llevaron incluso a ver cómo se arruinaban los sueños de los inversionistas, quienes tomaron decisiones con un deficiente diagnóstico preconcebido con respecto al recurso humano y sus capacidades en el desempeño laboral. Incluso en el caso más grave atestiguamos y documentamos la bancarrota media por no aceptar que un trabajo vivencial de I+D (como el que realizamos), puede ser un instrumento tan potente en la toma de decisiones estratégicas dentro del área empresarial nacional e internacional que se pagan altos costos materiales, temporales y económicos al no considerarlos.


En estos dos años de trabajo en investigación + desarrollo + vivencia (I+D+V) nos hemos encontrado que tristemente en algunas unidades económicas en las cuales los emprendedores del negocio o los propios creadores de la idea o los accionistas corporativos no lograron advertir o al menos conceder la duda razonable en favor de las argumentaciones que día a día se les presentan por el equipo de trabajo con respecto a la Generación de Cristal y su relación con el trabajo, resultado: Se fueron a la bancarrota o no lograron trascender la temporalidad de los primeros 24 meses.


Estimado lector le dejo en compañía de la composición musical de Wilson Fernández donde podríamos darnos una idea de lo sucedido: (Se recomienda entonar la canción a un ritmo de rap lento para lograr melodía y armonía).


Hey. . . Hey . . . Generación de Cristal. . . Hey. . . Hey . . . Hey . . . Generación de Cristal . . . Hablan de calle y no saben contar, ya no te digo ni hablar, parece como Porky después de ver en el futuro una guerra mundial. Vamos a hacerlo real . . . Vamos a hacerlo real . . . Hey. . . Hey . . . Hey . . .


Mira como yo lo rimo, lo rompo, lo aniquiló, tranquilo lo sigo, al tono término. Lo hago normal porque yo tengo el maldito estilo, no sigo moda porque la moda en el futuro me llamara a mí. Y diré que sí, porque yo tengo el patrón. Mira cómo lo hago yo.


Ahora cópiame, porque eres la copia de la copia de la copia de la copia del patrón.


Eres como el gato que quiso ser león y salió ratón. Eres como el tonto que quiso jugar a ser ladrón y salió mal parado. Mira cómo voy bien quillao. El respeto ya no se siente es mejor estar bien callado . . .


Sigo tranquilo porque el estilo en mi fluye. Dios mirándome desde el cielo bendiciendo lo que yo tuve. No le paro a cualquiera. Ando pa’ lo mío y dejo de lado el maldito problema, cualquiera fardea de plata y de puta. Hasta de armas y de alguna prostituta. Pero el respeto no se paga, se gana . . . Y no le paro a cualquiera. Mi mente se apaga cuando hay una disputa y sale mi arma entera como pantera.


Hey. . . Hey . . .


P.D: Buenas noches Europa: El invierno viene y hay que pagar la factura del gas.



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page